ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Medios de Comunicación y Estructura de la Información

| Artículos de opinión

Sobre los "desconocidos" problemas procesales en la causa del GNL (y sus muchas irregularidades) - Segunda parte

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor es asesor del Diputado nacional Julio De Vido


Palabras Claves
causa del GNL, sobreprecios, David Cohen, Julio De Vido, Claudio Bonadio, Henry Hub, costos del GNL, ENARSA, EE.UU., Federico Mansbach, irregularidades



27-11-2017 | En el presente trabajo abordamos la segunda parte de nuestro informe "Sobre los "desconocidos" problemas procesales en la causa del GNL (y sus muchas irregularidades)". En esta oportunidad, se analizará la irregularidad pericial vinculada a la utilización del Henry Hub para el cálculo del "precio" del GNL y por qué creemos que el perito David Cohen primero rechazó utilizarlo y luego terminó utilizándolo, obviamente bajo presión del señor Claudio Bonadio. ¿Qué importancia tiene el indicador del Henry Hub? La única pericia que, en opinión del juez, sustenta la hipótesis delictual es la del señor Cohen. El perito de oficio a la hora de calcular los precios a los que se deberían haber abonado los cargamentos de GNL entre 2008 y 2015 utilizó como referencia del costo del gas antes de licuar el determinado por el precio del Henry Hub (HH). Hallamos insalvables contradicciones periciales al respecto, así como errores técnicos más que groseros. El HH es el indicador más bajo de todas las referencias internacionales de precios para el upstream en la cadena de valor del GNL. A menores costos, menor precio de mercado al que se debería haber pagado el gas y, por tanto, mayores sobreprecios. La estafa judicial al rojo vivo…


La declaración testimonial de Cohen y la cuestión del Henry Hub
El 22 de agosto de 2017, prestó declaración testimonial ante el juez Bonadio el Ing. David Cohen.

Citamos los pasajes más importantes: "El objetivo de mi informe fue cumplir a lo estrictamente solicitado con los elementos suministrados por el Tribunal. El informe se estructuró del siguiente modo: Un primer anexo con una descripción del negocio del GNL a partir de información suministrada por el Instituto Argentino de Petróleo y Gas. Luego de ello se incorporó la información suministrada por el Tribunal. A partir de ahí se elaboró el anexo III donde, con los estándares internacionales reconocidos por la Comisión Europea de Energía, se elaboró el precio que debería haber sido pagado de acuerdo a dichos estándares". Las garrafales mentiras y los errores técnicos de este párrafo fueron abordadas en la primera parte de este informe (ver bibliografía). Sigamos…

"A partir de ello [la elaboración del precio al que debería haberse pagado el GNL según Cohen, claro está], tomando el valor de referencia (Henry Hub), el cual surge de la fs. 2143 y agregando el costo de seguro aplicado (0,20% del valor de carga) se calculó el precio que se debería haber abonado por carga, cuyas conclusiones surgen el cuadro (sic) del anexo III… En este mismo cuadro se comparan estos valores con los precios efectivamente abonados, surgiendo la diferencia en el mismo anexo. El criterio utilizado se observa en el cuadro n°7 (costo cadena de valor). Posteriormente, se realizó el cálculo de diferencias entre lo abonado y lo calculado que se observa en el cuadro n°8. Finalmente, se confecciona el cuadro n°9 en que se obtienen las relaciones que hay entre el precio abonado y el Henry Hub, y la otra relación es la que hay entre el precio calculado y el Henry Hub".


Fuente: "Expediente N° 10.456/2011. Presenta Informe Pericial". Cuadro 9.

Primera consideración: Según hemos visto, Cohen no calculó precios pues al excluir el premio o ganancia en realidad calculó costos.

Segunda consideración: El cuadro 7 (ver primera parte de este informe) contiene los costos de la cadena de valor. Recordemos: 1) Son costos de 2012 y para importaciones de GNL de EE.UU. en materia de transporte y licuefacción, y por tanto, inaplicables a la Argentina; 2) No son costos estandarizados; es decir, no se pueden aplicar a cualquier país (error que Cohen arrastra del trabajo práctico de los alumnos chilenos sobre los cuales se copió, y mal, porque siquiera agregó la ganancia en el cálculo de precios como sí hicieron los hermanos trasandinos); 3) No se trata de una cadena de valor elaborada por la Comisión Europea de la Energía (porque no puede elaborar algo una entidad inexistente); y 4) No se trata de una cadena de valor reconocida internacionalmente.

Tercera consideración: El Henry Hub (HH) es, de los costos a los que echó mano Cohen, el más estratégico de todos de acuerdo al cálculo efectuado por el perito en la determinación de los "precios" a los que supuestamente se deberían haber abonado los embarques. En realidad, no es el HH en sí mismo, sino el costo de producción y exploración (upstream), esto es, el gas natural producido por el país de origen y del cual se sirve la empresa comercializadora de GNL.

Antes de proseguir ahondando sobre la cuestión técnica de este costo, una nueva y "desconocida" irregularidad pericial vinculada precisamente a la elección del HH.

Sobre un "desconocido" cambio (¿deliberado?) en el indicador Henry Hub
El 15 de junio de 2017, los seis peritos de la causa presentan al juez un pedido de aclaración de puntos de pericia por él emitidos el 23 de diciembre de 2016 (fs. 1932). Las consultas fueron dos:

1) En función del pedido del juez "El valor de todos aquellos costos fijos (fletes, seguros, gastos portuarios, de licuefacción, etc.) … relacionados a todo el proceso de gas natural licuado respecto de los buques que arribaron con dicho fluido al país".

2) En función del pedido del juez "En base al valor de costos fijos, se determine a qué precio por millón de BTU (U$S/MMBTU) debió abonarse cada cargamento de GNL que arribó a la República Argentina, debiendo utilizarse para dichos períodos los marcadores de referencia Henry Hub y Brent (esta última únicamente a partir de 2014)".

A propósito del primer punto, los peritos explican que "Al respecto, cabe hacer saber a V.S. que el colegio pericial, se encuentra trabajando sobre la contabilidad de ENARSA desde el 12 de abril del corriente, obteniendo las evidencias contables para determinar los costos totales contabilizados".

Cuarta consideración: Se confirma, como demostramos en la primera parte de este informe, que el análisis de la contabilidad de ENARSA al que Cohen había suscripto fue el procedimiento elegido por el colegio pericial para determinar los costos fijos. Como ya fuera visto, en algún momento de los meses de junio/julio Cohen decide abrirse por su cuenta y recurrir exclusivamente a la documentación suministrada por el Juzgado (con los problemas que ello implicaba, según críticas del segundo perito oficial).

En relación al punto número 2, los peritos advierten en su comunicado al juez del 15 de junio de 2017 que (subrayado nuestro): "… de las deliberaciones llevadas a cabo hasta la fecha, los peritos ingenieros [Cohen, de oficio; O´Donell, de parte] informaron que el Henry Hub, es el precio del gas natural seco en Earth Lousiana hasta Port Arthur en Estados Unidos, por lo cual no es indicador del precio del GNL (gas natural licuado). Dicha información ha sido verificada por los peritos contadores actuantes mediante la observación de publicaciones en las distintas páginas web. Cabe agregar que la referida opinión fue plasmada en acta del 7 de junio de 2017, una vez más, firmada por Cohen.

Y agregan dos fundamentales consideraciones: 1) "En función de lo expuesto en el párrafo anterior, sin perjuicio de cumplir con lo ordenado y hacer la comparación solicitada, todos los peritos manifiestan que comparar el precio del GNL (producto comprado e importado por la República Argentina) con el Henry Hub, sería comparar el precio de dos productos distintos"; y 2) "En tal inteligencia, se solicita aclaración respecto de la modalidad de comparación del precio obtenido por millón de BTU de los cargamentos descargados con los marcadores de referencia Henry Hub y Brent, ya que en este caso, se reitera que, si se toma el valor de referencia Henry Hub contra el precio del GNL, se estaría comparando dos productos distintos, es decir, el valor de referencia del gas natural licuado (GNL), siendo este producto resultado del proceso industrial que tiene como materia prima el gas natural. En consecuencia, el GNL posee precios en base a las condiciones de oferta y demanda propias del mercado del GNL, diferente al del gas natural. Adicionalmente, si se comparan los valores de referencia del crudo Brent con los del GNL, la comparación también sería en base a dos productos distintos con diferente mercado".

Quinta consideración: El 15 de junio de 2017, casi dos meses antes de que Cohen presente en soledad y de forma unilateral su estudio pericial, fue el mismo Cohen quien rechazó utilizar el Henry Hub como indicador para la determinación del costo de producción del gas, esto es, uno de los eslabones de la cadena de costos del GNL. Cohen, en escrito firmado por el colegio pericial en su totalidad afirmó que "comparar el precio del GNL (producto comprado e importado por la República Argentina) con el Henry Hub, sería comparar el precio de dos productos distintos". Pues bien, Cohen terminó comparando dos productos distintos.

Sexta consideración: En cuanto a la utilización del Brent como indicador, debe recordarse que Bonadio había ordenado utilizarlo a partir de 2014. Sin embargo, Cohen no lo hizo ya que siempre tomó al HH. ¿Por qué? El Brent siempre tuvo un valor muy superior en todo el período en estudio. Ello hubiera reducido los resultados de los supuestos "sobreprecios".

Séptima consideración: El juez Bonadio jamás hizo mención a las incongruencias vinculadas a la utilización del HH. Según consta en fs. 1945, simplemente se limitó a responder la inquietud de los peritos, afirmando "Asimismo hágase saber que para determinar el precio del GNL, deberá ser utilizado el valor del Henry Hub o Brent o los indicadores que correspondan". La ambigüedad es absoluta, como puede apreciarse, aunque en absoluto para Cohen que se basó en exclusividad en el primero. ¿Por qué descartó los otros dos?

Octava consideración: Más interrogantes. En primer lugar, ¿por qué Bonadio no le consultó a Cohen en su declaración testimonial en qué basó su cambio de opinión respecto del HH y por qué terminó utilizándolo cuando meses antes había rechazado hacerlo? En segundo lugar, ¿por qué no consultó al otro perito oficial, Federico Mansbach, con qué indicador el colegio pericial determinó seguir trabajando?

Sobre la utilización del Henry Hub
Cuando hablamos del HH nos estamos refiriendo a uno de los 70 índices de precios existentes para el gas natural en Estados Unidos. Cabe agregar que es el más utilizado en las negociaciones de compra y venta de gas por gasoducto en aquel país. En cuanto a su empleo para calcular el componente "costo" vinculado a la producción y exploración (upstream) en la cadena de valor del GNL, comenzaría a tomárselo a partir del primer embarque estadounidense de gas licuado, esto es, a partir de febrero de 2016.

Vale recordar aquí la tabla n°7 sobre la que se basó el perito Cohen para la determinación de los "precios" de mercado, esto es, los precios a los que se deberían haber abonado los embarques (pero que, según determinó su pericia, terminó haciéndose a un precio muy superior):


Fuente: "Expediente N° 10.456/2011. Presenta Informe Pericial". Cuadro 7. Subrayado es nuestro. La flecha indica el componente costo de producción y exploración. Cohen sumó los seis componentes para arribar al "valor de mercado", olvidando adicionar el componente "premio" o ganancia. En la imagen precedente publicada en este informe se observan los valores del HH para cada uno de los años examinados, según Cohen.

Novena consideración: La utilización del HH tuvo como objetivo deliberado partir del menor precio de "producción y exploración" en el mundo para los años bajo estudio (2008 a 2015), aunque dicho precio no tenga nada que ver con la cadena de costos del GNL importado por la República Argentina. Menores precios lógicamente tienden a reducir el aporte de este componente a la suma total de costos. A costos totales más bajos, menor precio de mercado y, por ende, mayor sobreprecio. Los siguientes gráficos permiten darse una idea de lo anterior:


Fuente: Strategic analysis on establishing a natural gas trading hub in China. Natural Gas Industry B Volume 1, Issue 2, December 2014, Pages 210-220. Se observan los distintos indicadores de precios. En China, el GNL importado está ligado al JCC (Japón). En Europa, al precio del crudo (Brent). En Reino Unido, es el NBP; en Holanda el TTF; el NCG y Gaspool para Alemania y el Zeebrugge en Bélgica.

Como se advierte, entre 2010 y 2013 (la diferencia se mantuvo hasta 2014) el Henry Hub fue significativamente inferior a los indicadores NBP, Brent, etc. También se desprende que no existe un único precio del upstream. Otro gráfico, en este caso de la International Gas Union, cubriendo hasta 2017:


Fuente: IGU World LNG Report - 2017 Edition. Figure 3.15: Monthly Average Regional Gas Prices, 2010 - January 2017. Más indicadores de precios.

Un tercer y último ejemplo, esta vez del Instituto de Estudios en Energía, Universidad de Oxford, cubriendo el período 2001 a 2017:


Fuente: Does the Portfolio Business Model Spell the End of Long Term Oil Indexed LNG Contracts? Universidad de Oxford. Abril de 2017.

Décima consideración: Pero la utilización del HH para la Argentina entre 2008 y 2015 es errónea no solamente por el hecho de comparar dos cosas distintas (gas estadounidense por gasoducto contra GNL), sino porque nuestro país adquiría el GNL en los mercados spot y de corto plazo, mercados que se basan en el NBP del Reino Unido y en el precio asiático, a su vez ligado a la cotización internacional del JCC (precio de importación de petróleo por parte de Japón). ¿Y por qué dichos indicadores? Porque los mercados spot y de corto plazo estaban a su vez determinados por la demanda europea y, sobre todo, la japonesa y la coreana como consecuencia de la fuerte disminución del aporte nuclear en la generación eléctrica (Japón se vuelva masivamente al mercado spot a partir del accidente de Fukushima, en 2011).

Décimo primera consideración: A propósito, es importante mencionar el precio de GNL sobre el que el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas basó su informe "Cadenas de Valor -Hidrocarburos" de julio de 2016:


Fuente: Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas. Subrayados nuestros.

Obsérvese las referencias que dio la administración de Macri para los precios del GNL adquiridos por la Argentina (gráfico). En todo el período entre 2010 y 2015 no bajaron de los 10 dólares por MMBTU. Ahora, compárese dichos valores a los precios calculados por Cohen a los que deberían haberse pagado los cargamentos. Para facilitar el recordatorio, volvemos a publicar el cuadro n°9 de la pericia de Cohen, indicando en rojo sus cálculos (que además estaban mal pues olvidó agregar la ganancia de, según él mencionó en su escrito, 2 dólares por MMBTU):


Fuente: "Expediente N° 10.456/2011. Presenta Informe Pericial". Cuadro 9.

Cohen y el ignoto autor de El Cronista
El Henry Hub recién pasaría a ser una referencia de las muchas existentes, como se dijo al comienzo de este apartado, a partir de febrero de 2016. Sin embargo, siquiera es el HH solo. Es decir, las empresas comercializadoras de GNL que se abastecen del gas estadounidense le agregan un adicional de 1,15 veces el HH por costos de uso de gas en el proceso de licuefacción y por el traslado del gas a la planta. Son costos, insistimos, propios de EE.UU. A esto agregan luego un adicional por licuefacción y otro por transporte.

Décimo segunda consideración: ¿Agregó Cohen siquiera aquel factor de 1,15? Obviamente no.

Incluso, el perito llegó a basarse en un artículo de El Cronista en el que se comparaban precios de GNL comprados por la Argentina, Europa y Brasil. El autor es un tal Ricardo Falabella, consultor independiente, que escribió varias notas en el mismo diario criticando la política gasífera del gobierno kirchnerista. Pues bien, Cohen se basa en la nota del referido consultor en el que menciona lo siguiente: "Durante 2011 pagamos precios de GNL del orden de u$s 12 por millón de BTU (unidad térmica) lo que representó unos u$s 5 por encima de los de Brasil o sea u$s 770 millones. Si comparamos con Europa el sobreprecio pagado es de u$s 211 millones. En los años 2012 y 2013 compramos mucho más GNL y además pagamos precios altos del orden de u$s 16 MMBTU. La comparación con los precios pagados por Brasil en los mismos años resulta en montos de u$s 1.700 millones en 2012 y de u$s 1.800 en 2013. Comparados con Europa el sobreprecio pagado es de u$s 700 millones en 2012 y u$s 1.000 millones en 2013. Resumiendo, hemos importado GNL con sobreprecio entre u$s 2.300 millones y u$s 4.700 millones".

Décimo tercera consideración: En la crítica de Falabella brilla por su ausencia, además de las fuentes, la procedencia de los embarques (las empresas involucradas) para Brasil, la Argentina y Europa. Tampoco se tuvo en cuenta el costo del gas del cual se abastecían dichas empresas (los hubs involucrados); mucho menos el poder de negociación de Brasil, Europa y la Argentina en función de sus volúmenes, necesidades y alternativas de provisión de gas.

En otro artículo de El Cronista, ya de 2017, se explica en buena medida por qué las diferencias aludidas por Falabella: "De ser un conglomerado de distintos hubs (nodos) geográficos con poca interrelación y distintos precios -por ejemplo, en los primeros meses de 2014, estaban en el orden de los 20 u$s/mbtu en el hub japonés, 10 u$s/mbtu en Europa y 5 u$s/mbtu en los Estados Unidos-…".

Décimo cuarta consideración: Como ya explicamos, el precio pagado por la Argentina
-y que confirmó la administración nacional en su informe Cadenas de Valor-, estuvo determinado básicamente por el hub asiático.

Conclusiones
Recordemos este párrafo clave del fallo de Bonadio (entre corchetes, nuestros comentarios en función de lo explicado en las partes 1 y 2 del presente informe): "… se advierte en la pericia a qué precios [1] debió haberse abonado -conforme los valores de mercado de la época- [2] cada cargamento con GNL que amarró en ambas terminales portuarias, análisis que permitió conocer el monto del perjuicio económico total aproximado producido a las arcas del Estado. La fórmula del precio del GNL está conformada por un indicador de referencia -el Henry Hub (cotiza en el New York Mercantile Change)- [3], al que se le debe adicionar lo que se denomina Premio que está conformado por el costo del flete (o transporte) [4], seguro, costo de licuefacción [5]…, costos portuarios (pago de impuestos y tasas) -cuyos valores de mercado [6] se encuentra establecidos en la pericia elaborada por Cohen- y la ganancia del vendedor del producto [7]".

1) Cohen no determinó "precios", sino costos, al olvidar agregar la ganancia. Asimismo, los costos fueron mal calculados. Su informe pericial, además, no fue compartido en su elaboración con los restantes peritos, basándose exclusivamente en documentación provista por el Juzgado en cuanto a los precios pagados por ENARSA entre 2008 y 2015, documentación por cierto que el restante perito de oficio criticó por estar incompleta y adolecer de errores básicos de contaduría.

2) En primer lugar, los valores de mercado de la época no se referenciaban en el HH, siquiera para el propio EE.UU., que recién se convirtió en exportador en 2016. Luego, ni el costo de licuefacción ni el de transporte pueden considerarse aplicables a la Argentina (como así tampoco al resto del mundo) ya que obedecen a importaciones de GNL de EE.UU. Por último, no son de la "época", si es que por "época" entendemos al período 2008 a 2015. Esto porque, como ya explicamos Cohen utiliza para los costos de licuefacción y transporte valores como mínimo correspondientes al 2012.

3) No puede estandarizarse ninguna fórmula para la cadena de valor del GNL, mucho menos para aquellos años; muchísimo menos tomar como indicador al HH como costo del upstream para la Argentina ya que el gas del país productor del cual la empresa comercializadora del GNL se abasteció fue cambiando. En igual dirección, el mercado spot al que recurría nuestro país se guiaba fundamentalmente por el precio asiático (JCC). Debe recordarse que, por esto mismo fue que Cohen rechazó, junto a los demás cinco peritos, la utilización del HH como indicador. Sin embargo, cambió de parecer de un mes a otro y basó su informe unilateral en dicho precio. Interrogante: ¿Por qué Bonadio no recurrió a las empresas comercializadoras de GNL para conocer efectivamente los precios pasados a ENARSA? De la imagen de abajo se aprecia cómo, para 2017, los precios fueron variando de acuerdo a la empresa y a la procedencia del gas:


Fuente: ENARSA. Listado de importación de GNL - Escobar 2017. Obsérvese en el recuadro naranja las distintas fórmulas de precio. Si el gas se trae de Qatar, se utiliza el Brent + un adicional. Si proviene de Guinea Ecuatorial, es HH + una adicional. Si es de Trinidad y Tobago es un valor fijo (no se aclara su composición).

4 y 5) Costos tomados para EE.UU., año 2012. ¿Revisó Cohen los orígenes del gas y las empresas que importaban a EE.UU. en comparación con la Argentina?

6) No son de mercado pues no pueden estandarizarse.

7) Más trágico que gracioso esta mención, desde que el juez la recordó pero Cohen olvidó incluirla en su suma. Total mamarracho.

Para concluir y a modo de síntesis, obsérvese debajo un extracto de una de las muchas planillas del anexo III, ese que Cohen envió por mail a los cinco restantes peritos el mismo día que les hubo enviado (por correo postal) su estudio pericial. Es en el anexo III que efectúa la suma de costos para calcular el "precio" al que se debió haber pagado, precio que a su vez resta al que se pagó para así obtener los sobreprecios por embarque:


Fuente: "Expediente N° 10.456/2011. Presenta Informe Pericial".

Los números indican, para mejor comprensión dado lo borroso de la fotocopia: 1) Precio abonado (surge de la única documentación relevada y que fuera provista por el Juzgado); 2) Costo de licuefacción copiado del trabajo práctico de los alumnos chilenos (obedece a importaciones de GNL propias de EE.UU., como mínimo correspondiente al 2012); 3) Costo de transporte copiado del trabajo práctico de los chilenos (obedece a importaciones de GNL propias de EE.UU., como mínimo correspondiente al 2012); 4) Henry Hub (costo del upstream, basado en el indicador de gas natural estadounidense); 5) Suma de los ítems 2 al 4, más "gasto de puerto en origen", "seguro" y "gasto de puerto local". A propósito, ninguno de estos dos surge del relevamiento de la documentación de ENARSA que el colegio pericial realizó durante meses hasta que fuera frenado por Bonadio, indicándole se restrinjan a las fotocopias provistas por el propio Juzgado); y 6) Diferencia entre el valor obtenido en 5 menos el precio abonado en 1.

No nos cansaremos de remarcar que Cohen olvidó sumar la ganancia, la cual debería haber sido un campo más en la planilla Excel, con la cifra de 2 dólares por MMBTU según el mismo perito detalló en su estudio aplicable a todos los embarques.

Por donde se lo mire, una aberración técnica detrás de otra, sumadas a sorprendentes cambios en el abordaje técnico, irregularidades y problemas procesales varios y de cero tratamiento por parte de Bonadio, un juez intimando a los peritos abandonar el relevamiento de información de la empresa examinada para basarse únicamente en documentación incompleta y repleta de errores provista por el Juzgado, más un sumando omitido (la bendita ganancia) propio de la típica desatención de un infante de escuela primaria en un cálculo de 7 sumandos igualmente digno de las matemáticas enseñadas a infantes de escuela primaria.



Bibliografia
OETEC (17/11/2017) Sobre los "desconocidos" problemas procesales en la causa del GNL (y sus muchas irregularidades) - Primera parte
http://www.oetec.org/nota.php?id=2915&area=14

OETEC (10/11/2017) La pericia de Cohen y el atentado jurídico de Bonadio contra el Estado de derecho y los derechos humanos
http://www.oetec.org/nota.php?id=2908&area=21

OETEC (7/11/2017) Los argumentos técnicos que demuelen la pericia de David Cohen (imputado por supuesto falso testimonio)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2903&area=1

OETEC (20/10/2017) Bonadio y Stornelli: ¿Cómo hizo Shell para, entre 2016 y 2017, cuadruplicar su negocio en el GNL importado?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2877&area=1

Causa n° 10456/14 del registro de la Secretaría n° 21 del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 11

Declaraciones testimoniales de David Cohen y Federico Mansbach

Trabajo práctico de los estudiantes chilenos
http://hrudnick.sitios.ing.uc.cl/alumno13/precioGNL/Informe%20GNL%20mercados%20electricos%20(1).html#_ftnref15

Informe científico sobre los precios del upstream en la cadena de valor del GNL
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S235285401400031X

Oxford Energy (Universidad)
https://www.oxfordenergy.org/wpcms/wp-content/uploads/2017/04/Does-the-Portfolio-Business-Model-Spell-the-End-of-Long-Term-Oil-Indexed-LNG-Contracts-OIES-Energy-Insight.pdf

IGU - 2017
https://www.igu.org/sites/default/files/103419-World_IGU_Report_no%20crops.pdf

Informe Cadenas de Valor, Ministerio de Hacienda y Finanzas (2016)
https://www.economia.gob.ar/peconomica/docs/Complejo_Petroleo_y_Gas.pdf

El Cronista, 2017
https://www.cronista.com/especiales/GNL-cada-vez-mas-commodity-20170517-0011.html

El Cronista, nota sobre la que se fundamentó Cohen
https://www.cronista.com/columnistas/El-GNL-y-sus-precios-argentinos-20140811-0039.html