ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Por qué los responsables del ajuste fondomonetarista matan (y por qué habrá que iniciarles juicios por delitos de lesa humanidad)

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
FMI, reforma previsional, ajuste, jubilados, neoliberalismo, Macri, legisladores, tasa de mortalidad, suicidios, mortalidad por suicidios, programas de ajuste, juicios de lesa humanidad



14-12-2017 | A través de dos informes sucesivos publicados en octubre del corriente (ver bibliografía), señalábamos que con la reforma energética macrista -diseñada y gestionada por el FMI- los subsidios al sector no desaparecen, sino que se transforman. Ahora, es el pueblo argentino el que, en paralelo a verse obligado a reducir su consumo y acceso a la energía, subsidia vía tarifazo a un conjunto selecto de empresas energéticas socias o amigas del presidente de la Nación, por un lado, y al endeudamiento macrista, odioso, ilegal e insostenible, por el otro. Y a subsidiar el mismo endeudamiento, el dinero de millones de jubilados de aprobarse la reforma previsional del oficialismo. Los jubilados y pensionados vivirán peor, se degradarán su salud y calidad de vida; aumentarán, asimismo, sus enfermedades y su tasa de mortalidad. Pero la aprobación de este tradicional y fundamental pilar de todo ajuste fondomonetarista trasciende la afectación de los adultos mayores. En este breve trabajo -en línea con anteriores del estilo (ver bibliografía)- apenas un recordatorio de la relación directa y probada entre los planes de ajuste del referido organismo y el incremento de la mortalidad poblacional por un aumento en la tasa de suicidios. Tales funestas consecuencias están científicamente demostradas. Y las pruebas, como la que aquí aportamos, no paran de recopilarse y ampliarse.

Con Macri, el Fondo Monetario Internacional volvió a digitar la política económica argentina, y al hacerlo, poner en juego la salud (la esperanza de vida) de 42 millones de ciudadanos.

Cuando llegue la hora de denunciar a los funcionarios y legisladores responsables de la aprobación de la reforma previsional exigida por el letal organismo -y a los archi consabidos fines de sostener y promover la ruina del país y de su pueblo- la mortalidad atribuida al ajustazo neoliberal no sólo no podrá ser soslayada, sino que ameritará se les inicie sin excepciones juicios por delitos de lesa humanidad.




Portada del estudio científico "Programas de préstamos del FMI y mortalidad por suicidios", publicado en la revista Social Science & Medicine en marzo de 2016. Luego de analizar unos 30 países (1) que habían aplicado políticas de ajuste a cambio de préstamos del organismo, los autores hallaron una relación significativa y positiva entre el incremento en la tasa de suicidios y los programas del FMI. "Para el grupo entre 25 a 44 años de edad, las muertes por suicidios cada 100.000 habitantes aumentan 2,64 veces, mientras que para el grupo entre 45 a 64 años el aumento es de 4,37 veces", afirman los investigadores. Y agregan: "Trasladados estos valores a la mortalidad por suicidios en el largo plazo, el aumento es del 14,6% (25 a 44 años) y del 18,6% (45 a 64 años)".

El FMI enferma y mata: la relación entre sus "préstamos" y la tasa de suicidios
Los autores del trabajo "Programas de préstamos del FMI y mortalidad por suicidios" (ver bibliografía), comienzan afirmando que "A lo largo de los años, los programas de préstamos del FMI fueron dura y doblemente criticados, tanto por fracasar en la resolución de los problemas económicos de los países participantes como por generar consecuencias sociales adversas. Recientemente, ha habido un renovado interés en las consecuencias sociales de los programas del Fondo como resultado de la crisis financiera entre 2007 y 2009 y de la crisis de la deuda europea a partir de entonces, la cual condujo a recesiones y forzó a muchos países a recurrir a salvatajes del FMI".

Prosiguen los autores: "Motivados por esta problemática, un número de estudios científicos hizo hincapié en los aspectos negativos de los efectos secundarios de los programas de austeridad, como los del FMI, incluyendo una mayor desigualdad, mayor empobrecimiento y disminución en la provisión de servicios de salud. En este trabajo, nos centramos en un aspecto de las consecuencias sociales de los programas del FMI que aún no ha sido examinado sistemáticamente en el contexto inter-países, su efecto sobre los suicidios. Con respecto a los suicidios, un caso emblemático de los últimos años lo constituye Grecia, el primer Estado miembro de la Eurozona en recurrir al FMI para ayuda financiera".

En Grecia, (2) señalan los investigadores "La actividad económica se desplomó [luego del rescate del FMI] mientras las medidas de austeridad y las reformas estructurales se implementaban, conduciendo a una severa depresión económica que duró seis años, borrando más de un 25% del PBI griego y elevando el desempleo por encima del 27%. Pero el impacto más severo se dio en la población… En uno de los países con una de las tasas más bajas de mortalidad por suicidio en todo el mundo, el número de personas que recurrieron al suicidio aumentó dramáticamente después de la crisis de 2009-2011, llevando a un aumento en los suicidios totales de casi un 40%". (3)

Luego de brindar datos similares sobre Indonesia, Corea del Sur y Tailandia, los autores se preguntan: "¿En qué medida los países experimentan sistemáticamente el mismo patrón [aumento de suicidios en presencia de ajustes del Fondo]? ¿Existe una relación positiva subyacente entre los programas del FMI y las tasas de mortalidad por suicidio en países y en el tiempo? Este trabajo pretende investigar si existe una asociación causal entre suicidios y los programas del FMI en los países estudiados, utilizando los datos de 30 países en desarrollo que recibieron auxilio del FMI bajo las modalidades SBA (Acuerdos Stand-By) y EFF (Extended Fund) durante 1991-2008". (4)

Hallazgos (FMI e impacto en los suicidios por grupo etarios y género)
Los resultados a los que arriban los autores indican, habiendo previamente controlado las influencias socioeconómicas estándares en conductas suicidas, "una fuerte relación positiva entre las tasas de mortalidad por suicidio y los programas del FMI. Nuestras estimaciones implican, como consecuencia de la participación de un país en acuerdos con el FMI, una agregación positiva a la mortalidad por suicidio entre 4 a 14 puntos porcentuales [sobre los valores normales], siendo la población etaria más afectada la de 45 a 64 años con una diferencia de 18 puntos porcentuales".

Ajustando la lupa sobre los distintos grupos etarios, los investigadores encontraron que "para las edades entre 25 a 44 y 45 a 64 años, la participación en programas del FMI es una variable positiva y altamente significativa, confirmando nuestra hipótesis que por vía de las condicionalidades [exigidas por el organismo], cualquier efecto adverso derivado de los préstamos del Fondo tiende a ser más pronunciado en los grupos de edades de mayor vinculación con la economía".

¿El impacto? Para el grupo entre 25 a 44 años de edad, las muertes por suicidios cada 100.000 habitantes aumentan 2,64 veces, mientras que para el grupo entre 45 a 64 años el aumento es de 4,37 veces. Y agregan: "Trasladados estos valores a la mortalidad por suicidios en el largo plazo, el aumento es del 14,6% (25 a 44 años) y del 18,6% (45 a 64 años)".

Discriminando por género, "los programas del FMI contribuyen significativamente a los suicidios en hombres que son quienes tienen los mayores vínculos con la economía… En el largo plazo, los grupos entre 25 a 44 años y 45 a 64 años incrementan la tasa de suicidios en 15,74% y 17,74%, respectivamente". Encontraron, asimismo, que no son significativas las relaciones estudiadas para los grupos masculinos entre 65 a 89 años y 10 a 24, desde que otras variables son más contundentes en estos casos (aislamiento social, desempleo, divorcio, etc.). No obstante, cuando los ajustes avanzan sobre los sistemas de jubilaciones y pensiones, la franja 65 a 89 se pueden ver particularmente afectados.

En relación a las mujeres, el grupo 25 a 44 es menos afectado que el de los hombres. Los autores sugieren que esto puede deberse a que las "mujeres promedio acceden a un ingreso propio y establecen vínculos con la economía en edades más tardías que los hombres". El grupo más afectado en este género es el que va entre 45 y 64 años, "incrementándose en 1,33 veces los suicidios por encima de los valores normales cada 100.000 habitantes. En el largo plazo, esto es equivalente a un aumento en la mortalidad por suicidio del 16% en mujeres" para dicho grupo etario.

Conclusiones del estudio
Cierran los autores su trabajo afirmando que "Utilizando datos de 30 países en desarrollo que recibieron préstamos no concesionarios del FMI durante 1991-2008 [Acuerdos de Derecho de Giro (acuerdos stand-by), Línea de Crédito Flexible (LCF), entre otros], nuestros resultados confirman la hipótesis de una subyacente asociación positiva entre las tasas de mortalidad por suicidio y la participación de estos países en programas del FMI. El efecto es más pronunciado en los hombres. Comparando los grupos de edad, nuestros resultados sugieren que el efecto de aumento de suicidio por participación en programas del Fondo es mayor entre los grupos de edad media".

"En suma, nuestros resultados indican que el impacto de la participación en programas del FMI es género y etariamente específico. La población masculina entre 25 y 64 años de edad y la femenina entre 45 y 64 años de edad incurren en el costo de los efectos secundarios adversos derivados de los acuerdos de préstamos del FMI". Por último, señalan que "cuando los países están expuestos a los programas del FMI en un intento de resolver sus problemas económicos, deben diseñarse redes de seguridad social para proteger a la población afectada".

No puede haber pueblo sano sin un Estado económicamente saludable
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la Salud como "un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de las afecciones o enfermedades. La salud debe ser entendida como... la calidad de la existencia del hombre determinada por su relación armónica con el medio natural - social que le corresponde". En otras palabras y más allá del sesgo de género, la salud de una comunidad depende en gran medida de sus condiciones económicas y sociales, y trasciende lo estrictamente "médico".

En igual dirección, la OMS en su "Informe Final de la Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud" (2008) afirma: 1) "La justicia social es una cuestión de vida o muerte. Afecta al modo en que vive la gente, a la probabilidad de enfermar y al riesgo de morir de forma prematura"; y 2) "La injusticia social está matando gente a gran escala".

El bienestar social, la justicia social y la calidad de vida son condiciones imprescindibles para que una sociedad sea "sana". Y para que ello ocurra, el Estado debe ser económicamente sano, esto es, contar con ingentes recursos para proteger y ampliar las condiciones referidas.

Cuando el presupuesto del Estado se ve afectado por las tradicionales políticas neoliberales, la salud de la población se ve proporcionalmente afectada. Son miles los trabajos científicos que demuestran una relación significativa, estrecha y proporcional entre las políticas neoliberales y una población progresivamente enferma. Debajo, apenas un ejemplo de la relación entre la tasa de suicidios y el desempleo. Aclaración: no se trata de Etiopia ni Bolivia. Es Gran Bretaña:


Reporte de la prestigiosa revista médica BMJ, publicado en 2012 (ver bibliografía). Se lee: "Entre 2008 y 2010, encontramos 846 y 155 suicidios adicionales a los esperados en función de las tendencias históricas entre hombres y mujeres, respectivamente. Históricamente, fluctuaciones anuales a corto plazo en el desempleo se han asociado con variaciones anuales de suicidios entre los hombres pero no entre las mujeres. Se estima que cada aumento de 10% en el número de desempleados se asocia significativamente con un aumento de 1,4% (0,5% a 2,3%) suicidios masculinos. Estos resultados sugieren que aproximadamente dos quintas partes del reciente aumento de suicidios entre los hombres durante la recesión de 2008-10 puede atribuirse al aumento del desempleo".

Mortalidad por ajuste y juicios de lesa humanidad contra los responsables
La comprobación de una relación significativa y positiva entre las políticas neoliberales y un incremento en las enfermedades y las muertes de la población ajustada (por encima de los valores normales) está científicamente demostrada. Este Observatorio viene brindando sendos ejemplos incluso con anterioridad a la asunción de Mauricio Macri.

El estudio aquí revisado es uno más entre cientos de nuevos informes publicados en los últimos años, respuesta a un mundo que lamentablemente retornó a la triste, letal (para los pueblos) y larga noche neoliberal. Vale la pena recordar los hallazgos: sobre 30 países estudiados todos los cuales aplicaron las políticas de ajuste del FMI, las muertes por suicidios entre personas de 25 a 44 años de edad aumentan 2,6 veces cada 100.000 habitantes y hasta 4,37 veces para el grupo entre 45 a 64 años.

Con Macri, el Fondo Monetario Internacional volvió a digitar la política económica argentina, y al hacerlo, poner en juego la salud (la esperanza de vida) de 42 millones de ciudadanos.

Cuando llegue la hora de denunciar a los funcionarios y legisladores responsables de la aprobación de la reforma previsional exigida por el letal organismo -y a los archi consabidos fines de sostener y promover la ruina del país y de su pueblo- la mortalidad atribuida al ajustazo neoliberal no sólo no podrá ser soslayada, sino que ameritará se les inicie sin excepciones juicios por delitos de lesa humanidad.

---

(1) Albania; Armenia; Azerbaiyán; Bielorrusia; Bulgaria; Costa Rica; Croacia; República Checa; Egipto; Estonia; Georgia; Guatemala; Hungría; Kazajistán; Letonia; Lituania; Macedonia; México; Moldavia; Panamá; Perú; Polonia; Rumania; Rusia; Eslovenia; Tayikistán; Turquía; Ucrania y Uruguay.

(2) El 18 de abril de 2013, la prestigiosa revista científica estadounidense American Journal of Public Health publicaba un notable artículo titulado "Crisis económica, políticas restrictivas y la asistencia médica y salud poblacional: el caso griego" (Kondilis & Giannakopoulos). Sus autores comenzaban explicando el avance del terrorismo financiero y especulador sobre el país helénico en estos términos: "En medio de la crisis (noviembre de 2009 a mayo de 2010), los mercados financieros internacionales comenzaron a centrarse en el creciente déficit del gobierno griego (15,4% del PIB en 2009, en comparación con el 9,8% en 2008 y 6,5% en 2007). Abruptamente, el déficit público fue visto como la causa más que el síntoma de la crisis griega, lo cual condujo a una paulatina degradación del ranking crediticio del país y a un aumento inasequible en el costo de nuevo endeudamiento y pago de la deuda pública. En este contexto y para financiar la deuda, el gobierno griego acordó con el FMI y la Eurozona [Banco Central Europeo] un préstamo de 110.000 millones de euros en mayo de 2010, más un adicional de 130.000 millones en febrero de 2012. Históricamente y en contra del discurso oficial del FMI, sus préstamos vienen con las conocidas condicionalidades, las cuales incluyen la privatización de empresas estatales, la liberalización de los mercados y la imposición de límites al gasto público (salud y educación incluidas), asumiendo que tales políticas activarán el crecimiento económico y eventualmente mejorarán la capacidad de pago de los préstamos solicitados".

(3) Datos actualizados del austeridazo griego y su impacto en la salud, provistas en 2016 nada más ni nada menos que por el Banco Central de Grecia, en su Reporte de la Política Monetaria 2015-2016, capítulo "Reformas en salud, crisis económica e impacto en la salud de la población" (ver bibliografía):

1) Aumento de suicidios. "El riesgo de comportamiento suicida aumenta cuando hay factores de riesgo primarios (condiciones médico-psiquiátricas), mientras que los factores secundarios (situación económica) y factores terciarios (edad, género) afecta el riesgo de suicidio, pero sólo si previamente existen factores de riesgo primarios".

2) "La mortalidad infantil aumentó casi 50%, principalmente debido al aumento de muertes de niños menores de 1 año y la disminución de nacimientos en 22,1%. Aumento de la mortalidad infantil: 2,65% en 2008 y 3,75% en 2014".

3) "Aumento en la población de enfermedades mentales, especialmente depresión. Aumento: 3,3% en 2008 a 6,8% en 2009, al 8,2% en 2011 y a 12,3% en el 2013. En 2014, un 4,7% de la población mayor a 15 años declaró que sufrió "depresión" (2,6% había sido en 2009)".

4) "Incremento de las enfermedades crónicas en un 24% aproximadamente.

(4) Explican los investigadores que "Cuando un país firma un acuerdo con el FMI puede afectarse la tasa de suicidios a través de los recursos involucrados [tienden a disminuirlos] y los términos y las condiciones de los préstamos [tienden a incrementarlos]… Los términos y las condiciones pueden resultar en una mayor tasa de mortalidad de suicidio". Al respecto, enumeran una serie de canales a través de los cuales se genera la situación referida:

"Primero, los programas del FMI usualmente requieren medidas de restricción de la demanda, que, al menos en el corto plazo, pueden conducir a un mayor desempleo y menor crecimiento. Como sugiere la literatura sociológica del suicidio, el aumento del desempleo o la disminución del crecimiento [económico] puede aumentar la probabilidad de la conducta suicida por vía de una menor expectativa en la recepción de ingresos".

"Segundo, los acuerdos de préstamo con el FMI implican a menudo un gran número de condiciones estructurales, que requieren reformas en muchas áreas y que típicamente incluyen desregulación de la producción, flexibilización laboral y una caída en la protección del empleo, reestructuración o privatización de empresas públicas y otras medidas legislativas o institucionales para aumentar las fuerzas del mercado en la economía. Dado que el incumplimiento de las condicionalidades del FMI puede derivar en la suspensión o cancelación de programas, los gobiernos se ven obligados a realizar rápidamente las reformas estructurales requeridas a pesar de condiciones macroeconómicas domésticas adversas. Esto puede conducir a un brusco deterioro en la situación socioeconómica de determinados grupos sociales en los países involucrados, aumentar las desigualdades socioeconómicas y dar lugar a un aumento de la inseguridad y la pobreza. Los grupos más afectados, al tomar conciencia de que su situación ha cambiado repentinamente y que ya no son capaces de lograr lo que previamente esperaban puede entonces conducirlos a recurrir al suicidio".

"Tercero, la firma de acuerdos de préstamos con el FMI por lo general reduce la flexibilidad de los gobiernos para responder con políticas apropiadas a las consecuencias sociales negativas producto del cambio económico. Por ejemplo, las restricciones fiscales inducidas por el FMI pueden dificultar financiar servicios o programas que eviten el aislamiento social y así potencialmente reducir el riesgo de suicidio durante los períodos de transición económica. Los programas afectados pueden ser, por ejemplo, los sistemas de apoyo a la familia, políticas activas de fomento de empleo, programas educativos para la escolaridad temprana y programas de asistencia financiera para las pequeñas y medianas empresas. Los recortes presupuestarios inducidos por el FMI también pueden debilitar la capacidad de los gobiernos para proporcionar servicios de asistencia a personas especiales con propensión al suicidio más alto que el promedio, incluyendo aquellos que sufren trastornos mentales o enfermedades psíquicas crónicas.

"En cuarto lugar, ajustes estructurales rápidos inducidos por el FMI como pueden ser las privatizaciones de empresas estatales en sectores como energía y telecomunicaciones, la reducción de subsidios para los servicios públicos básicos, como salud y educación, pueden resultar en un menor acceso a estos servicios para un cierto segmento de la población, particularmente los grupos de bajos ingresos, elevando así la probabilidad de conducta suicida por haberse hecho más real la sensación de privación".

"Quinto, un menor nivel de protección del empleo o reducción de prestaciones por desempleo, típicos componentes de condicionalidad del FMI, pueden inducir comportamientos suicidas a través de una mayor inseguridad y ansiedad entre los trabajadores ante la posibilidad de perder sus puestos de trabajo. Reducción de las jubilaciones y pensiones o aumentos en el IVA en productos básicos también pueden provocar tendencias suicidas entre los grupos de mayor edad y en familias más vulnerables a través de un empobrecimiento creciente".

"Por último, el requerimiento de liberalizar el Comercio, típica condición del FMI, puede resultar en una reducción de la efectividad de un país en controlar el narcotráfico así como el uso doméstico de drogas o alcohol, factores de riesgo asociados a un aumento de los suicidios".

"En suma, una cantidad cada vez mayor de estudios demuestra las consecuencias sociales adversas de los programas del FMI, los cuales incluyen efectos negativos a niveles laboral, mayores inequidades, incremento de la pobreza, reducción de gastos en salud y mayor prevalencia de enfermedades, todo lo cual incrementa el riesgo de suicidios a través de estos cinco canales".



Bibliografia
OETEC (2/12/2017) El neoliberalismo, la peor de las epidemias de origen antropogénico (reflexiones sobre el Tercer Encuentro Nacional de Salud)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2225&area=1

OETEC (02/12/2016) El Tercer Encuentro Nacional de Salud. Entrevista a Daniel Gollán
http://www.oetec.org/nota.php?id=2224&area=14

OETEC (31/05/2016) La epidemia neoliberal y sus 40 muertes (o el ignorado "vector Macri" de la Gripe A y del Dengue)
http://www.oetec.org/nota.php?id=1854&area=14

OETEC (27/05/2015) Macri y Massa no pueden tener un programa de salud
http://www.oetec.org/nota.php?id=1202&area=16

"Programas de préstamos del FMI y mortalidad por suicidios", publicado en la revista Social Science & Medicine en marzo de 2016.
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0277953616300466#tbl4

Banco de Grecia y datos actualizados del genocidio neoliberal
http://www.globalresearch.ca/eu-austerity-killing-greece-report-shows-suicide-infant-death-and-mental-illness-on-the-rise/5531637

Prensa alternativa europea recogiendo las consecuencias del genocidio neoliberal en Grecia
http://theduran.com/austerity-literally-killing-greeks/
The Lancet (2011): Health effects of financial crisis: omens of a Greek tragedy
http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(11)61556-0/fulltext

Informe Final de la Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud - 2008
http://www.who.int/social_determinants/thecommission/finalreport/es/

BMJ (2012): Suicides associated with the 2008-10 economic recession in England: time trend analysis.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22893569/

International Journal of Equity Health (2014): The financial crisis, health and health inequities in Europe: the need for regulations, redistribution and social protection
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4222559/

The mental health risks of economic crisis in Spain: evidence from primary care centres, 2006 and 2010
http://eurpub.oxfordjournals.org/content/23/1/103

International Journal of Health Services, Volume 44, Number 1, Pages 53-71, 2014 THE IMPACT OF THATCHERISM ON HEALTH AND WELL-BEING IN BRITAIN
http://pcwww.liv.ac.uk/~alexss/thatcherism.pdf

El New York Times sobre la austeridad como factor de riesgo en Italia
http://www.nytimes.com/2013/05/13/opinion/how-austerity-kills.html