ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Medios de Comunicación y Estructura de la Información

| Artículos Periodísticos

Causa del GNL: lo que tendría que haber hecho Bonadio y nunca hizo…

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
causa del GNL, sobreprecios, gas natural licuado, Bonadio, De Vido, David Cohen, Michelle Foss, CEE, Andy Flowers, estafa judicial, opereta, derechos humanos, Roberto Baratta, diario El Cronista, Henry Hub, cadena de costos del GNL



13-03-2018 | En tiempos de verdades que salen a la luz y desmoronan operetas mediático-judiciales ordenadas por el oficialismo, un nuevo aporte en la causa del GNL...

El citado juez siempre supo que el peritaje acusatorio en esta causa carecía de toda veracidad y sustento técnico. La orden recibida era una y había que cumplirla a rajatabla: meter preso al ex ministro de Planificación Federal, Arq. Julio De Vido, indiscutible referente de los gobiernos kirchneristas y responsable de la ejecución del mayor plan de infraestructura realizado desde 1810 a la fecha. Preso De Vido, las inversiones en infraestructura y sus obras derivadas que el macrismo llevará a cabo hasta fines de 2019, pilar de su plan de perpetuación en el poder, adquieren el vuelo y la trascendencia que Durán Barba necesita.

A tales efectos, fue que se construyó la vergonzosa pericia de Cohen, que incluso llegó a ser rechazada por el otro perito de parte en la misma causa. David Cohen, su autor, está imputado por falso testimonio. Para llegar a los supuestos sobreprecios, inventó una cadena de costos de adquisición del GNL repleta de errores, disparates y omisiones. Inventó fuentes y plagió un informe de dos estudiantes chilenos. Sumó esos costos y concluyó que entre 2008 y 2015 se pagó muy por encima de lo que él había encontrado y que era, precisamente, el precio de mercado al que debería haberse adquirido el gas licuado. El desembolso extra y que aparentemente tienen escondidos en algún lado los presos y procesados en la causa: más de 7.000 millones de dólares. Este Observatorio publicó sendos informes examinando en detalle la estafa judicial (ver bibliografía). Sigue a continuación una entrevista a dos personas muy particulares. La primera, se trata de una de las especialistas plagiadas por Cohen; la segunda, uno de los referentes mundiales en GNL e investigador clave del centro de estudios tomado por el aludido perito, sin saberlo, como su fuente primordial. Qué lástima que Bonadio no empezó por algo tan básico como chequear las fuentes citadas y recurrir a los autores originales de los numerillos empleados en la pericia acusatoria. Acá lo que el juez debería haber hecho apenas recibido el informe de Cohen; acá información contundente para dar por cerrada la opereta judicial del GNL; acá, finalmente, más pruebas para que los responsables de esta estafa tengan el juicio y el castigo que se merecen.




Dado la trascendencia de la tabla de costos empleada por Cohen, el juez debería haber recurrido a sus autores originales, previamente identificada la fuente verdadera a la que pertenecen dichos especialistas. Le ahorramos el trabajo… En este informe, las entrevistas que este Observatorio formuló a Michelle Foss (izquierda), Jefa de Economía en Energía del CEE y una de sus referentes. Es, además, la autora de la tabla de costos que copió Cohen y que afirmó haber tomado de la inexistente Comisión Europea de Energía; y Andy Flowers (derecha), uno de los primeros consultores privados en GNL en aparecer en el mundo. Es también uno de los principales investigadores del CEE y tal vez el más requerido por las principales compañías y países en la actualidad para este mercado.

Repaso clave
1) Cohen armó una cadena de valor del GNL, piedra angular de sus "precios de mercado", cuyos costos sumados dieron muy por encima de los precios efectivamente pagados entre 2008 y 2015. Los costos/indicadores que carecen del más mínimo sustento técnico son: LICUEFACCION, TRANSPORTE y HENRY HUB (los demás, todos cuestionables como oportunamente explicamos en nuestros informes). (1)

2) En su declaración testimonial, Cohen afirmó que en base a "estándares internacionales reconocidos por la Comisión Europea de Energía, se elaboró el precio que debería haber sido pagado de acuerdo a dichos estándares". (2)

3) Los supuestos sobreprecios surgen, por tanto, de la diferencia entre el "precio" al que arriba Cohen tomando dichos "estándares", entre otros costos, y el precio que figura como el efectivamente abonado por el Estado argentino de acuerdo a la información provista por el Juzgado y que, según el otro perito oficial (Contador), adolecía de serios defectos contables y cuantitativos (faltaban facturas).

4) Más adelante en la misma declaración testimonial, y consultado en relación a las procedencias de los "estándares internacionales reconocidos por la Comisión Europea de Energía", Cohen explicó: "Respecto del costo de licuefacción y transporte marítimo surge de información de la Comisión Europea de Energía y en la fs. 2113 surge de donde se obtuvo…". Debajo, la imagen que figura en su pericia de la cual surgen los costos utilizados:


Fuente: Expediente N° 10.456/2011. Presenta Informe Pericial. Cuadro 5 "Costos Cadena de Valor". El círculo en rojo (nuestro) señala la fuente. Las flechas en rojo indican los "costos" que tomó Cohen para su cálculo, por tratarse, según él, de "estándares internacionales reconocidos por la Comisión Europea de Energía" (sic).

5) Pero la Comisión Europea de Energía no existe. ¿Qué fue lo que, aparentemente, hizo Cohen? Extrajo de cualquier trabajo -seguramente el primero que encontró al buscar en Internet- una de las cientos de tablas de costos de la cadena de valor del GNL y se la atribuyó a la Comisión Europea de Energía, agregando se trata de costos estandarizados y reconocidos internacionalmente por dicha Comisión. (3)

6) ¿Cuál es la fuente original de esa tabla? De un trabajo del CEE, siglas del Center for Energy Economics de la Universidad de Texas, EE.UU. El informe original es: "INTRODUCTION TO LNG. An overview on liquefied natural gas (LNG), its properties, the LNG industry, and safety considerations June 2012". (4)

7) Se trata de un informe del año… ¡2012! En consecuencia, debemos asumir que: 1) Cohen aplica estos costos para los cuatro años anteriores (2008 a 2012) como para los tres siguientes (2012-2015); y 2) Como los costos están en función de compras de GNL por parte de EE.UU., Cohen aplica costos estadounidenses para la compra de GNL por parte de la Argentina.

Lo que debería haber hecho Bonadio y no hizo…
Dado la trascendencia de la tabla de costos empleada por Cohen, el juez debería haber recurrido a sus autores originales, previamente identificada la fuente verdadera a la que pertenecen dichos especialistas. Pues bien, le ahorramos el trabajo…

Siguen debajo las preguntas que este Observatorio formuló (y sus respuestas) a: 1) Michelle Foss, Jefa de Economía en Energía del CEE y una de sus referentes. Es, además, la autora de la tabla de costos que copió Cohen y que afirmó haber tomado de la inexistente Comisión Europea de Energía; y 2) Andy Flowers, uno de los primeros consultores privados en GNL en aparecer en el mundo. Es también uno de los principales investigadores del CEE y tal vez el más requerido por las principales compañías y países en la actualidad para este mercado.

Michel Foss
OETEC: Relacionado con la tabla de costos del GNL de 2012, ¿en base a que países productores la elaboró y de cuáles de ellos tomó los costos de exploración y producción?

MF: Los datos son externos, y fueron tomados de consultoras como Wood Mackenzie. Reflejan promedios para los típicos países oferentes de GNL como Nigeria, Qatar, etc., así como costos a nivel del upstream de nuevas instalaciones.

Reflexiones que debería haber hecho Bonadio y no hizo…: La tabla fue publicada en 2012 y aplicada para las importaciones de GNL a EEUU (según se lee del trabajo original de Foss). La autora nos responde que los costos los tomó de una consultora (Wood Mackenzie) para importaciones que hizo EE.UU. de GNL antes de 2012 de países como Nigeria y Qatar, entre otros. Estos costos fueron los que Cohen utilizó para la Argentina entre 2008 y 2015, diciendo (mintiendo) que eran costos estandarizados a nivel mundial (aplicables a todos los países compradores del mundo) y elaborados por la Comisión de Energía de Europa. Pues bien, fueron elaborados por Michelle Foss, tomados de Wood Mackensie, para importaciones de GNL de Nigeria y Qatar a EE.UU. con anterioridad a 2012.

OETEC: ¿Podría explicarnos los cambios ocurridos en la cadena de costos de GNL en la última década?

MF: Los costos cambian todo el tiempo. El mayor impacto entre 2006 y 2012 fue la escalada del costo derivada del pico de la demanda de materiales (acero y otros metales; y en particular, los combustibles de petróleo) y laborales como consecuencia de la puesta en marcha de grandes proyectos en todo el mundo. Incrementos de entre 30 a 40% o más eran frecuentes. Además del GNL, debemos agregar el auge de la construcción de instalaciones para el midstream del sector, más todo lo que tiene que ver con los productos petroquímicos. Ha sido realmente difícil para los desarrolladores de proyectos de GNL administrar los costos. Incluso, con algo de caída en los precios del petróleo y los metales, los costos han permanecido obstinadamente altos a causa de la demanda y los compromisos pactados en sendos proyectos.

Reflexiones que debería haber hecho Bonadio y no hizo…: Uno de los argumentos centrales del perito Cohen, fue que los costos que él utilizó para el cálculo de los supuestos precios a los que se debió haber pagado los cargamentos no soló no variaron entre 2008 y 2015, sino que si lo hicieron fue hacia abajo. Es decir, como afirmando que se quedó corto en sus cálculos. Nada más falso.

OETEC: ¿Cuándo fue que el Henry Hub (HH) comenzó a funcionar como indicador de referencia para el costo de producción y exploración (P&E) a nivel GNL?

MF: Henry Hub no es un índice de costos de P&E. Ha sido un punto de precio de la oferta y la demanda de gas natural por un tiempo muy largo. Se formalizó como referencia cuando en EE.UU. se reestructuró su sistema de la industria del gas natural en 1992. Rápidamente, se convirtió en un pool de liquidez enorme, el más grande del mundo. Se aplica a nuestro mercado interno y a los productores de gas domésticos que precisamente son tomadores de precio a partir del índice HH... La gente empezó a utilizer el HH como indicador aquí con la primera importación de gas desde México.

Reflexiones que debería haber hecho Bonadio y no hizo…: La autora de la tabla plagiada por Cohen y atribuida a la inexistente Comisión Europea de la Energía destroza la utilización del HH como indicador de costos de producción, incluso, para EE.UU. ¿Por qué entonces Cohen echó mano a este precio? Porque fue el indicador de "producción y exploración" de menor valor en todo el mundo para los años bajo estudio (2008 a 2015), aunque dicho precio no tuviera nada que ver con la cadena de costos del GNL importado por la República Argentina. Menores precios lógicamente tienden a reducir el aporte de este componente a la suma total de costos. A costos totales más bajos, menor precio de mercado y, por ende, mayor sobreprecio. (5)

Andy Flowers
Recordamos breve CV del entrevistado: se trata de uno de los primeros consultores privados en GNL en aparecer en el mundo. Es también uno de los principales investigadores del CEE y tal vez el más requerido por las principales compañías y países en la actualidad para este mercado.

OETEC: ¿Podría explicarnos los cambios en los costos de la cadena de valor del GNL en la última década?

AF: Los cambios en la cadena de valor del GNL entre la década de 2000 y 2012 fueron principalmente en exploración y producción, pero también en el segmento de la licuefacción. Durante ese período, el upstream de petróleo y el gas aumentaron sus costos de 2 a 2,5 veces sus costos de desarrollo, mientras que los costos de capital de una planta de licuefacción lo hicieron de 3 a 5 veces. El aumento de los costos fueron el resultado de la escalada de los precios, escasez de capacidad en el negocio de la construcción y elevados precios del petróleo que, además de añadir a los costes, también significan que se prestó menos atención a la regulación de los mismos. La escalada fue aún mayor en la construcción de plantas de licuefacción debido al uso de equipo especializado y la escasez de personal con experiencia en GNL. Esto condujo a un aumento los costos laborales, que constituyen alrededor del 50% de los costos de construcción de una planta de licuefacción. El incremento de los costos de transporte fueron mucho menores…

Reflexiones que debería haber hecho Bonadio y no hizo…: Flowers coincide con Foss: los costos de la cadena de valor del GNL no sólo no se mantuvieron estables, como afirmó Cohen, sino que aumentaron. Debemos recordar que Federico Mansbach (el otro perito oficial) señaló en su declaración testimonial: "En relación al cuadro 7 [tabla elaborada por David Cohen con sus extravagantes costos] Cohen supone que los valores indicados han sido constantes durante todo el período bajo análisis, situación no comprobada en la presentación ya que no está la fuente". La respuesta de Flowers, como de Foss, confirma lo expresado por Mansbach.

OETEC: ¿Cuenta con una tabla de costos de la cadena del GNL actualizada a 2017?

AF: El GNL no se vende sobre una base de costos más una ganancia. Los precios son fijados por una negociación entre el comprador y el vendedor. Cada vendedor tiene su propia base de costos que variará dependiendo de factores tales como la procedencia del gas (offshore u onshore), la calidad del gas (gas rico en GLP y condensados…). Por otra parte, habrá costos adicionales en la tramitación de reservas de gas que contienen contaminantes como el dióxido de carbono, sulfuro de hidrógeno y mercurio, ya que estas sustancias tienen que ser quitadas antes de que el gas natural pueda ser licuado. Asimismo, los costos de las plantas de licuefacción también varían considerablemente entre lugares -por ejemplo, el costo de construcción y operación de una planta de licuefacción en la región de la costa del Golfo de los Estados Unidos es 50% menor que los de España-. Los gastos de envío varían también dependiendo de la distancia entre la planta de licuefacción y el mercado comprador: cuesta alrededor de $ 0,80/MMBTU para el transporte de GNL de Australia a China, mientras que 2 dólares/MMBTU entre el Golfo de México y China.

Reflexiones que debería haber hecho Bonadio y no hizo…: Esta respuesta contribuye a destrozar aún más la hipótesis de Cohen de la "no variabilidad" de los costos que él aplicó para todo el período 2008 y 2015. Pero, sobre todo, invalida la utilización de una única cadena de valor de costos para todas las compras o contratos de GNL realizados por la Argentina (como por cualquier otro país comprador). En otras palabras, Flowers afirma que cada contrato debe ser evaluado de forma independiente. Por tanto, si dudamos que los precios pagados fueron los precios justos (ya que no hay precios estandarizados de "mercado" por las razones brindadas por el especialista), lo primero que debemos hacer es contactarnos con las empresas vendedoras y analizar los costos y el precio final por ellos oportunamente pasados, contrastándolos luego con los precios pagados por el Estado nacional en tiempos de Julio De Vido.

OETEC: ¿La Argentina se podía haber referenciado en el Henry Hub entre 2008 y 2015?

AF: La Argentina -como Brasil- siempre compraron su gas natural licuado en el mercado spot y de corto plazo. Generalmente debieron pagar un plus sobre el precio National Balancing Point (NBP) del Reino Unido (que es el mercado alternativo para una operación spot) o sobre el Henry Hub pero ahora [2016] que EE.UU. se convirtió en proveedor de GNL. En China, el GNL se compra bajo términos de contratos a largo plazo, donde los precios están indexados al petróleo. En septiembre de 2017, el Henry Hub promedió $ 2,97/MMBTU, el NBP $6,05 y el precio promedio de GNL importado por China los $ 7,16/MMBTU.

La Argentina adquirió su GNL entre 2008 y 2015 en el mercado spot o de corto plazo. Los precios pagados por la Argentina se determinaron entre las partes. YPF/ENARSA analizaba las ofertas de potenciales vendedores, con los precios dependiendo de lo que ellos podrían ofrecer, lo que a su vez dependía de la relación entonces existente entre la demanda y la oferta mundial de cargamentos de GNL en el mercado. Según tengo entendido, la Argentina pagó varias veces a precios indexados al crudo Brent, también pagó con una prima sobre el HH y con una prima sobre el NBP de Reino Unido. De varios informes leí que los precios oscilaban entre $15/MMBTU (o superiores) cuando el Mercado de GNL estaba corto de oferta, como en 2013, a 6/MMBTU recientemente cuando la disponibilidad de oferta es muchísimo mayor.

Reflexiones que debería haber hecho Bonadio y no hizo…: Primer párrafo. Flowers confirma que EE.UU. se convirtió en exportador de GNL después de 2015 (ver siguiente respuesta). Esto es clave, porque si se ha de tomar al HH como indicador del costo de producción (como hizo Cohen), solamente se puede hacer para compras a partir de esa fecha. De todas maneras, y como fuera explicado en la respuesta anterior por el especialista, la utilización del HH dependerá, en definitiva, del vendedor. Las dos conclusiones lógicas de Bonadio debieron haber sido: 1) Si había que usar un solo indicador del costo del gas para nuestro país, ese debió haber sido el NBP, tres veces más caro que el HH; 2) Como la Argentina nunca importó GNL de EE.UU. entre 2008 y 2015 (porque EE.UU. no exportaba gas entonces), la utilización del HH como hizo Cohen en la pericia carece de absoluto sustento.

Segundo Párrafo: Adentrándose en las compras realizadas por YPF/ENARSA entre 2008 y 2015, Flowers explica que la Argentina pagó precios indexados a: 1) Brent (petróleo; siempre muy por encima del HH); 2) HH + prima; y 3) NBP + prima (siempre muy por encima del HH). Ninguna de las tres alternativas -y que además variará para cada cargamento adquirido- empleó Cohen en su cálculo. Fue por este motivo que el colegio pericial de la causa (con Cohen incluido), afirmó en un primer momento al juez Bonadio que usar el HH sería erróneo. Por último, Flowers confirma que la Argentina pagó 15 dólares por MMBTU en 2013, muy por encima de lo calculado por Cohen de lo que debió haberse pagado. Por ejemplo, para 2013 Cohen encontró que el "precio de mercado" debió haber sido de 7,44. La cifra brindada por el especialista, cabe mencionar, coincide con lo informado por el Ministerio de Finanzas de la Argentina en 2016 de los precios del GNL pagados por nuestro país durante aquel tiempo (ver bibliografía)

OETEC: ¿Es cierto que a partir de 2011 los precios pagados por la Argentina dispararon?

AF: Como dijimos antes, las fuentes de GNL de las que compra la Argentina son del Mercado spot y, por ende, debe competir con otros compradores. Sucedió que como consecuencia de la crisis de Fukushima, en marzo de 2011, los compradores japonenes se volcaron al mercado spot en busca de cargamentos de GNL que pudieran sustituir la generación nuclear por entonces anulada. El resultado no solo fue un incremento en los precios spot sino que la Argentina pudo haber pagado a precios vinculados al JCC para poder competir con los japoneses (hablamos de un rango entre $15 a $20/MMBTU).

Reflexiones que debería haber hecho Bonadio y no hizo… En cuanto a los precios pagados por la Argentina entre 2008 y 2015, debemos agregar el JCC. Quedaría así pues: 1) Brent (petróleo; siempre muy por encima del HH); 2) HH + prima; 3) NBP + prima (siempre muy por encima del HH); y JCC a partir de 2011 (entre 15 y 20 dólares el MMBTU). En 2011, los precios de mercado (a los que deberíamos haber pagado) le dieron a Cohen 7,7 dólares/MMBTU; mientras que 6,46 en 2012. En fin, ninguna de las cuatro alternativas -y que nuevamente variará para cada cargamento adquirido porque los precios son fijados por el vendedor- empleó Cohen en su cálculo.

OETEC: ¿Cuándo fue que EE.UU. comenzó a exportar GNL? ¿Y cuándo fue que el HH comenzó a ser utilizado como indicador de costos para sus exportaciones?

AF: EE.UU. inauguró sus exportaciones de GNL en febrero de 2016. Como resultado, el Henry Hub es visto ahora como el precio de gas natural más cotizado de los Estados Unidos y es el que ha utilizado Cheniere, propietario y operador de la primera planta de exportación de gas en el país, en Sabine Pass. Pero hay un detalle: el precio del GNL que se le entrega a un comprador viene dado por el costo del gas que se suministra a la planta, más una cuota de licuefacción, más gastos de envío. En el caso de Cheniere, el costo del gas se fija en 1,15 veces el Henry Hub -el adicional del 15% cubre el costo del gas utilizado en la planta de licuefacción y el costo de transportarlo hasta la planta. La cuota de licuefacción es entre $2,25 y $ 3,50/MMBTU (la tarifa varía entre los compradores). Más ejemplos. La indexación al petróleo por parte del precio del GNL vendido a Asia -en 2016, alrededor 75% del suministro mundial de GNL fue vendido indexado al precio del crudo-. Más allá de eso, actualmente hay cuatro empresas que están tomando y vendiendo cargas desde Sabine/Cheniere: son Shell, Gas Natural Fenosa y Gas de Corea. Tienen 20 años de contrato de compra de GNL desde Sabine Pass (sobre FOB) y el precio que pagan es de 1,15 multiplicado por el precio del HH + un fee de licuefacción (el costo de Shell es de $ 2,25/MMBTU, $ 2,49/MMBTU de Gas Natural Fenosa y $3 de Corea Gas) ... Depende de Cheniere, de la Shell y de Gas Natural Fenosa el precio que fijan y pasan al comprador….

Reflexiones que debería haber hecho Bonadio y no hizo…: Muy importante lo aquí afirmado. Por un lado, porque en el cálculo que el especialista hace sobre la fijación del precio que el vendedor de GNL pasa al comprador está diciendo que al costo del HH la empresa estadounidense que vende GNL le agrega un plus de 1,15. Cohen jamás tuvo en cuenta esta prima al ser computado el HH en sus cálculos. Por el otro, siquiera con EE.UU. exportando GNL desde 2016 es correcto tomar al HH sin adicionales, dado que, como se ejemplificó, debe agregársele un plus. El precio final, nuevamente, dependerá de cada empresa vendedora, por lo que no puede tomarse un precio estandarizado como sí hiciera Cohen.

OETEC: En un artículo aparecido en la prensa argentina, diario El Cronista, el autor explica que nuestro país pagó muchísimo por el GNL comprado entre 2010 and 2014, mucho más que Brasil, por ejemplo. ¿Puede explicar por qué?

AF: Existen varias razones por los mayores precios pagados por la Argentina en relación a otros compradores. El país tenía un bajo ranking para el crédito internacional, lo que significaba que los vendedores pedirían precios más altos para compensar un mayor riesgo. En segundo lugar, existen restricciones particulares del puerto de Escobar. Esto conduce a que los vendedores utilicen buques de menor capacidad o entregan cargamentos parcialmente, todo lo cual lleva a mayores costos. En cuanto a los precios brasileros, posiblemente se trate de precios FOB desde que Petrobras compraba de forma diferente a la Argentina que lo hacía en base a DES (el costo del transporte estaba incluido en el transporte). De todas maneras, me sorprende la diferencia de 2012 y me encuentra difícil de creer que Brasil haya podido adquirir con precios cercanos a 4 dólares/MMBTU cuando en el mismo momento en Asia el precio spot estaba en $17/MMBTU o el NBP en $9.30/MMBTU. El Henry Hub estaba en 2,40 dólares, así que es probable que estuvieran ligados al HH. Pero, entonces, me pregunto por qué un vendedor fijara al HH aceptando precios tan bajos cuando en Europa y Japón los precios disponibles estaban mucho más caros.

Reflexiones que debería haber hecho Bonadio y no hizo… Cohen se basó en este artículo de El Cronista, (6) donde se compara las compras de GNL de la Argentina con Brasil y Europa. La comparación, obviamente, negativa para nuestro país. (7) Pues bien, Flowers explica la diferencia y la atribuye no a sobreprecios sino a cuestiones técnicas. Además, pone en dudas los valores que el periodista (anti-K) publicó para Brasil.

Conclusiones
Julio De Vido y Roberto Baratta, presos cuatro meses y medio por una causa cuya única pericia acusatoria fue la del señor David Cohen. Cuatro meses y medio de violación sistemática de los derechos humanos más elementales y de ausencia absoluta del Estado de Derecho. La razón política de esta operación: meter preso al ex ministro de Planificación Federal, Arq. Julio De Vido, indiscutible referente de los gobiernos kirchneristas y responsable de la ejecución del mayor plan de infraestructura realizado desde 1810 a la fecha. Preso De Vido, las inversiones en infraestructura y sus obras derivadas que el macrismo llevará a cabo hasta fines de 2019, pilar de su plan de perpetuación en el poder, adquieren el vuelo y la trascendencia que Durán Barba necesita.

De la estafa judicial participaron, además de los juristas Bonadio e Irurzun, entre otros, periodistas del Grupo Clarín y del diario La Nación, así como legisladores nacionales entre los que destaca la señora Elisa Carrió. Por su parte, miembros del Poder Ejecutivo también se sumaron a la opereta, tales como el presidente Macri y el Jefe de Gabinete, opereta que, es justo recordar, fue encomendada por ese mismo Ejecutivo.

Qué lástima que Bonadio no empezó por algo tan básico (y sencillo) como chequear las fuentes citadas por el señor Cohen y recurrir a los autores originales de los numerillos empleados en su pericia...

En este trabajo, la estafa en toda su magnitud y la información más contundente para dar por cerrada la opereta judicial del GNL; acá, finalmente, más pruebas para que los responsables de esta estafa tengan el juicio y el castigo que se merecen.

---

(1) Además, hay que agregar que, a diferencia de lo afirmado por Cohen que no tuvieron variación entre 2008 y 2015, no sólo variaron, sino que además aumentaron.

(2) La frase textual fue la siguiente: "El objetivo de mi informe fue cumplir a lo estrictamente solicitado con los elementos suministrados por el Tribunal. El informe se estructuró del siguiente modo: Un primer anexo con una descripción del negocio del GNL a partir de información suministrada por el Instituto Argentino de Petróleo y Gas. Luego de ello se incorporó la información suministrada por el Tribunal. A partir de ahí se elaboró el anexo III donde, con los estándares internacionales reconocidos por la Comisión Europea de Energía, se elaboró el precio que debería haber sido pagado de acuerdo a dichos estándares".

(3) Encontramos que Cohen tomó la tabla de un trabajo práctico de la Pontificia Universidad Católica de Chile firmado por los alumnos Andrés Pizarro Pinto y Juan Sebastián Venegas Molina. Para el perito, la fuente (CEE) es la Comisión Europea de la Energía. Para los alumnos chilenos -con mayor manejo del inglés que el ingeniero argentino-, la CEE es el Consortium for Energy Efficiency. En este caso, el organismo sí existe, pero tampoco es la fuente original.

(4) http://www.beg.utexas.edu/files/energyecon/global-gas-and-lng/INTRODUCTION%20TO%20LNG%20Update%202012.pdf

(5) Cuando hablamos del HH nos estamos refiriendo a uno de los 70 índices de precios existentes para el gas natural en Estados Unidos. Cabe agregar que es el más utilizado en las negociaciones de compra y venta de gas por gasoducto en aquel país. En cuanto a su empleo para calcular el componente "costo" vinculado a la producción y exploración (upstream) en la cadena de valor del GNL, comenzaría a tomárselo a partir del primer embarque estadounidense de gas licuado, esto es, a partir de febrero de 2016.

(6) https://www.cronista.com/columnistas/El-GNL-y-sus-precios-argentinos-20140811-0039.html

(7) El autor es un tal Ricardo Falabella, consultor independiente, que escribió varias notas en el mismo diario criticando la política gasífera del gobierno kirchnerista. Pues bien, Cohen se basa en la nota del referido consultor en el que menciona lo siguiente: "Durante 2011 pagamos precios de GNL del orden de u$s 12 por millón de BTU (unidad térmica) lo que representó unos u$s 5 por encima de los de Brasil o sea u$s 770 millones. Si comparamos con Europa el sobreprecio pagado es de u$s 211 millones. En los años 2012 y 2013 compramos mucho más GNL y además pagamos precios altos del orden de u$s 16 MMBTU. La comparación con los precios pagados por Brasil en los mismos años resulta en montos de u$s 1.700 millones en 2012 y de u$s 1.800 en 2013. Comparados con Europa el sobreprecio pagado es de u$s 700 millones en 2012 y u$s 1.000 millones en 2013. Resumiendo, hemos importado GNL con sobreprecio entre u$s 2.300 millones y u$s 4.700 millones".

En la crítica de Falabella brilla por su ausencia, además de las fuentes, la procedencia de los embarques (las empresas involucradas) para Brasil, la Argentina y Europa. Tampoco se tuvo en cuenta el costo del gas del cual se abastecían dichas empresas (los hubs involucrados); mucho menos el poder de negociación de Brasil, Europa y la Argentina en función de sus volúmenes, necesidades y alternativas de provisión de gas. En otro artículo de El Cronista, ya de 2017 (ver bibliografía), se explica en buena medida por qué las diferencias aludidas por Falabella: "De ser un conglomerado de distintos hubs (nodos) geográficos con poca interrelación y distintos precios -por ejemplo, en los primeros meses de 2014, estaban en el orden de los 20 u$s/mbtu en el hub japonés, 10 u$s/mbtu en Europa y 5 u$s/mbtu en los Estados Unidos-…".



Bibliografia
OETEC (7/12/2017) Obstaculizando la estafa judicial contra Cristina Fernández de Kirchner: ¡Deténganos también, señor Claudio Bonadio!
http://www.oetec.org/nota.php?id=2963&area=1

OETEC (27/11/2017) Sobre los "desconocidos" problemas procesales en la causa del GNL (y sus muchas irregularidades) - Segunda parte
http://www.oetec.org/nota.php?id=2942&area=1

OETEC (17/11/2017) Sobre los "desconocidos" problemas procesales en la causa del GNL (y sus muchas irregularidades) - Primera parte
http://www.oetec.org/nota.php?id=2915&area=14

OETEC (10/11/2017) La pericia de Cohen y el atentado jurídico de Bonadio contra el Estado de derecho y los derechos humanos
http://www.oetec.org/nota.php?id=2908&area=21

OETEC (7/11/2017) Los argumentos técnicos que demuelen la pericia de David Cohen (imputado por supuesto falso testimonio)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2903&area=1

OETEC (20/10/2017) Bonadio y Stornelli: ¿Cómo hizo Shell para, entre 2016 y 2017, cuadruplicar su negocio en el GNL importado?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2877&area=1

Causa n° 10456/14 del registro de la Secretaría n° 21 del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 11

Trabajo práctico de los estudiantes chilenos
http://hrudnick.sitios.ing.uc.cl/alumno13/precioGNL/Informe%20GNL%20mercados%20electricos%20(1).html#_ftnref15

Informe científico sobre los precios del upstream en la cadena de valor del GNL
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S235285401400031X

Oxford Energy (Universidad)
https://www.oxfordenergy.org/wpcms/wp-content/uploads/2017/04/Does-the-Portfolio-Business-Model-Spell-the-End-of-Long-Term-Oil-Indexed-LNG-Contracts-OIES-Energy-Insight.pdf

IGU - 2017
https://www.igu.org/sites/default/files/103419-World_IGU_Report_no%20crops.pdf

Informe Cadenas de Valor, Ministerio de Hacienda y Finanzas (2016)
https://www.economia.gob.ar/peconomica/docs/Complejo_Petroleo_y_Gas.pdf

El Cronista, 2017
https://www.cronista.com/especiales/GNL-cada-vez-mas-commodity-20170517-0011.html