ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos Periodísticos

Usura petrolera en Malvinas: por un proyecto de ley nacional de expropiación de activos británicos (comenzando por Shell)

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
petróleo, Malvinas, colonialismo, Sea Lion, Shell, proyecto de ley, Congreso Nacional, expropiación, geopolítica, base militar, OTAN, Atlántico Sur, Antártida Argentina, Patagonia, activos británicos, Premier Oil, Rockhopper Exploration, YPF, 1.500 millones de dólares



04-04-2018 | En su informe publicado el 2 de abril "Petróleo en Malvinas: el crucial 2018 para la gran usura hidrocarburífera colonialista (o su gran bloqueo)", el Observatorio OETEC demostró que el 2018 será decisivo para poner en marcha, a partir de 2019, el proyecto petrolero Sea Lion, en la Cuenca Malvinas Norte, 220 km al norte de las islas. En efecto, este año, las petroleras Premier Oil y Rockhopper Exploration (RE) se consagrarán a la recaudación de 1.500 millones de dólares, cifra que ya tienen avanzada y que les permitirá desarrollar la perforación de unos 23 a 30 pozos productivos. Sucede que, en realidad, este año también puede ser estratégico para frenar la usura colonialista. El director del OETEC, Federico Bernal, propone una acción legislativa del Congreso Nacional para la expropiación sin indemnización de activos británicos por el monto que las operadoras vayan confirmando a sus inversores como oficialmente recaudado en ese camino hacia los 1.500 millones.



Fuente: Diario Clarín, 10 de abril de 2017. El OETEC propone a los legisladores nacionales trabajar en un proyecto de ley para expropiar los activos británicos en la República Argentina por un total de 1.500 millones de dólares, monto requerido por las petroleras que operan ilegal e ilegítimamente en Malvinas para dar inicio a la perforación de pozos productivos desde 2019/20, y con vistas a comenzar la explotación en 2022. Las estaciones de servicio de Shell y su refinadora pueden ser un gran comienzo.

De marchar todo sobre rieles tal y como viene sucediendo, 2018 podrá ser testigo de la sanción (aprobación) definitiva y oficial del primer proyecto de exploración y explotación hidrocarburífera en la Cuenca Malvinas Norte. De lograrse la aprobación, la perforación comenzará en un 1 año y medio, mientras que el primer barril de crudo -de un mínimo de 500 millones descubiertos y auditados, sobre un total de aproximadamente 1.000 millones técnicamente recuperables-, habrá de producirse/exportarse durante la primera mitad de 2022.

"El mínimo recuperable de 500 millones de barriles, ya certificados, equivale a casi 3 años de producción nacional de petróleo a valores de 2017. Comparando con la primera provincia petrolera, Chubut, a 10 años de su producción; y con la provincia de Tierra del Fuego, jurisdicción directamente involucrada, a 143 años de su producción. Recordemos que Sea Lion es apenas un proyecto de los muchos en danza de una de las cuencas de las cuatro con potencial hidrocarburífero alrededor de las islas", explicó Bernal.


Fuente: Presentación del CEO de Rockhopper, septiembre de 2017, en la Conferencia Oil Capital. Allí especificó que 2018 decidirá la suerte tanto de la financiación requerida (1.500 millones de dólares), como de la aprobación del estudio de impacto ambiental ya formalmente presentado por Premier Oil a las autoridades coloniales isleñas.

"El proyecto Sea Lion es uno de los cinco más importantes a nivel offshore de aguas no profundas del mundo descubierto entre 2010 y 2016", agregó Bernal. "Su valor a la cotización actual del Brent, y para el mínimo de 500 millones de barriles, ronda los 34.000 millones de dólares. Pero la trascendencia de activar por primera vez la explotación petrolera en Malvinas es mucho más que económica y energética. Es, ante todo, geopolítica", expresó el director del OETEC.

"Si las operadoras consiguen esos 1.500 millones de dólares, la OTAN tendrá en la base militar más importante del Atlántico Sur una zona altamente productora de crudo. La idea es exportar la producción a EE.UU., Europa y Asia. Visitarán las islas unos 30 buques petroleros por año durante los primeros 3 a 5 años. La frecuencia irá bajando, pero durará unas dos décadas. En este sentido, no tardará mucho el Foreign Office para tejer lazos estratégicos con las naciones compradoras, todo lo cual conducirá a fortificar aún más la base", adelantó Bernal.

El Observatorio OETEC se coloca a disposición del Congreso de la Nacional para trabajar en acciones legislativas cuyos objetivos se propongan impedir la concreción del fondo de los 1.500 millones, entre otras acciones.

A propósito, Bernal puntualizó: "Todas las fuerzas políticas nacionales deberían trabajar consensuadamente en un proyecto de ley que habilite la expropiación de activos británicos (sin indemnización, por supuesto) por el monto que las petroleras Premier y Rockhopper vayan anunciando haber conseguido en ese camino hacia los 1.500 millones".

Consultado específicamente por el procedimiento de expropiación, el director del OETEC adelantó: "Nosotros descubrimos tiempo atrás que Shell le vendió a Rockhopper información clave de sus perforaciones de fines de los noventa para que esta empresa dé con el pozo descubridor en Sea Lion en 2010. Por eso es que sugerimos comenzar con la petrolera angloholandesa, pues es cómplice del saqueo. Es sabido que la refinería de Shell, Dock Sud, y sus 600 y pico de estaciones de servicio, rondan los 900 a 1.000 millones de dólares. Pues bien, hay que ponerle un valor a las estaciones y otro a la planta. Por cada millón recaudado por Premier y Rockhopper, una estación o dos expropiadas. Si consiguen un monto grande de financiamiento, sacarles entonces la refinería, que automáticamente pasaría a ser propiedad de YPF. Y si todo esto es insuficiente, ir por la expropiación de más activos británicos".

OETEC concluyó su revelador informe advirtiendo que la puesta en marcha de Sea Lion es una afrenta a la seguridad nacional y suramericana como no se recuerde desde la invasión de 1982. El desarrollo de la actividad petrolera en 2019 en Malvinas consolidará como nunca desde el desenlace del conflicto bélico la proyección de poder de la OTAN y del Reino Unido en el Atlántico Sur, la Patagonia y la Antártida Argentina.



Bibliografia
Informe original: OETEC (2/04/2018) Petróleo en Malvinas: el crucial 2018 para la gran usura hidrocarburífera colonialista (o su gran bloqueo)
http://www.oetec.org/nota.php?id=3157&area=1