ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

¿Es correcto comparar energéticamente a Chile con la Argentina?

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Chile, Argentina, consumo eléctrico, importaciones de gas, importaciones de petróleo, Macri, tarifazo, comparación, dependencia energética, precios de importación, GLP, gas por redes, combustibles, ENAP



27-04-2018 | Aprovechando la reciente visita del presidente Piñera, pasamos a detallar por qué conviene a Mauricio Macri compararnos energéticamente con Chile. En su más reciente informe sobre el país trasandino, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) describe a Chile como un país "que importa dos tercios de la energía total que consume". La alta dependencia energética permite explicar porque los precios de la energía, los combustibles y las tarifas del gas y la electricidad se ubican en esta nación como los segundos más altos de América del Sur (detrás de Uruguay) y entre los más caros de la OCDE (organización a la que aspira ingresar la Argentina de Macri). ¿Es correcto comparar energéticamente a Chile con nuestro país? ¿Es lógico y, sobre todo, justo, que paguemos la energía como el pueblo chileno? Debajo, una tabla que colaborará en responder…



Fuente: Elaboración propia en base a datos de los ministerios de Energía de Chile y la Argentina, Comisión Nacional de Energía de Chile, ENAP, ENAP Refinerías, CAMMESA y la Agencia Internacional de la Energía. (4) Macri y demás funcionarios insisten desde su mismísima asunción que el precio de la energía y los valores de las tarifas de servicios públicos del gas y la electricidad que los argentinos y las argentinas debemos aceptar y pagar son los de nuestros vecinos chilenos (y uruguayos). Es decir, y visto que quedan dos años más de incrementos (y si Cambiemos triunfa, seis años), el precio justo y las tarifas justas llegarán el día en el que paguemos como ellos. Pero compararnos en materia energética con Chile es un absurdo, y solamente entendible por la necesidad de tomar como referencia un país con precios de la energía y las tarifas a valores de importación o internacionales, por otra parte, justificados dada la altísima dependencia energética chilena.

Gas natural
Empecemos por decir que, en 2016, la Argentina importó de este combustible aproximadamente un 25% del consumo interno (según Balance Energético Nacional 2016, Ministerio de Energía). Por otra parte, del total importado, el 57% fue recibido por gasoductos (más barato que el GNL).

¿Y Chile? Importa cerca del 85% del gas que consume. No obstante, su producción netamente "doméstica" se destina con exclusividad a la Región Magallanes. Es decir, la casi absoluta totalidad del país depende del GNL provisto por Shell. (1)


Fuente: IEA, Natural Gas Information (database). Las líneas amarillas indican los volúmenes importados, que como se observa, vienen creciendo desde 2012.

En cuanto a la participación del gas en la matriz primaria, vemos lo siguiente: el 50,2% de la matriz primaria argentina se explica desde el gas natural. En Chile, ese porcentaje llega al 11%:


Fuente: Estados financieros al 31 de diciembre de 2017 presentados en miles de pesos y en forma comparativa, TGN. Subrayados son nuestros.

Servicio público de gas por redes
En Chile, el gas por redes participa con el 6%, mientras que el GLP (garrafas de propano, butano y sus mezclas) con igual porcentaje y la electricidad con el 22% (Anuario Energético de Chile, 2016). En la Argentina, el gas por redes llega al 44%, la electricidad al 14%, mientras que el GLP al 2%. (2)

Como se dijo, la Región Magallanes tiene 55.000 usuarios de gas por redes, abastecidos con el total de la producción doméstica. Por su parte, Santiago contaba al 2015 con apenas 498.978 usuarios residenciales (sobre 1.709.490 clientes potenciales). Otra de las ciudades con acceso muy parcial a este servicio público es Concepción, con 30.922 clientes (sobre 108.163 clientes potenciales). Por último, mencionar que, de unos 4 millones de hogares, solamente tienen acceso al gas por redes 639.636 usuarios (Fuente: "La economía básica de la distribución de gas por red en Chile" (2015) - Asociación de Empresas de Gas Natural). En cuanto al GLP, aproximadamente unos 3,5 millones de hogares utilizan este combustible, importado en un 70%. En suma, solamente 55.000 usuarios de un total de 639.000 tienen gas por redes abastecido con gas propio (9%). Inversamente, el 91% restante debe recurrir a gas importado, que en un 100% es GNL.


Fuente: IEA, Energy Prices and Taxes 2017. Precios del gas natural para consumo doméstico en países miembros de la IEA. Chile es el quinto país con los precios más caros. Si observamos el componente "costo del gas", saltaría al tercer puesto. Entre otras razones, esto obedece al 100% de su dependencia externa y que dicho porcentaje sea exclusivamente satisfecho por GNL.

¿Y en la Argentina? Según el ENARGAS a febrero de 2018 había 8.711.393 millones de usuarios de gas por redes. La totalidad de estos usuarios son abastecidos con gas importado en un 25% del total inyectado, y que es 41% GNL (más caro) y 59% gas de gasoducto. De GLP, entre 3 y 4 millones (Fuente: El Gas Natural en Argentina Proyección (2016-2025) - CAMARGO). La Argentina es autosuficiente en GLP.

Petróleo y combustibles
Chile importa cerca del 100% del petróleo y aproximadamente el 40% de los combustibles líquidos derivados que consume. ENAP, la estatal, monopoliza la refinación del país. En Memoria Anual de ENAP correspondiente a 2017, se lee: "En 2017 ENAP Refinerías S.A. cubrió el 98% de sus requerimientos de petróleo crudo con importaciones provenientes de Latinoamérica y el 2% con importaciones provenientes de Europa" (Pág.246). Dado que ENAP abastece cerca del 60% del mercado de combustibles, el 40% restante es importado. Específicamente en gasoil, la mitad del consumo es de origen extranjero.


Fuente: IEA, Natural Gas Information (database). Chile carece de petróleo.

La Argentina abastece su parque de refinación con petróleo propio en un 95-96% sobre el total procesado. En cuanto a naftas y gasoil vendidos al mercado interno, los volúmenes importados fueron un 11% en 2017. Sumando a dichos combustibles el fueloil, kerosene, diésel y las aeronaftas, la dependencia externa fue del 9%.

Servicio público de electricidad
Las centrales térmicas utilizan combustibles fósiles derivados del petróleo y también al gas natural. El costo de los combustibles consumidos por las centrales afecta los costos de generación y, por ende, los precios mayoristas, todo lo cual a su vez impacta en las tarifas del servicio público de electricidad.

En el caso chileno, el carbón es la primera fuente utilizada, con un 44% en 2016. Pero sucede que Chile debe importar el 80% del carbón consumido. (3) Asimismo, la participación del gas en la generación ronda el 17%, mientras que los combustibles líquidos derivados del crudo un 3%. En relación al gas, el 100% de lo que utilizan las centrales es importado, ya que les es provisto por gasoducto desde las terminales de importación. En cuanto a los derivados del crudo, como se vio con anterioridad los mismos provienen de petróleo extranjero.


Fuente: IEA, Natural Gas Information (database). La Argentina fue agregada por nosotros. El precio tomado es el promedio ponderado, 85 U$/MWh, a lo que debemos sumar un 30% aproximadamente en impuestos. Uno de los principales sectores que demandan gas en Chile es el sector industrial, que consume cada vez menos reemplazándolo por electricidad, mucho más cara.

En la Argentina, el 65% de la generación provino de la termoelectricidad en 2017, mientras que un 29% fue hidroeléctrica. De ese 65%, el 84% utilizó como combustible al gas natural, que como fuera dicho al comienzo de este trabajo, proviene en un 85% del propio país. El segundo combustible en importancia utilizado para la generación térmica fue el gasoil, con un 7%, y que es elaborado en el país en un 80%. Finalmente, tenemos al fueloil, con un 6%. Este insumo no se importa.

Conclusiones
Compararnos en materia energética con Chile es un absurdo, y solamente entendible por la necesidad de tomar como referencia un país con precios de la energía y las tarifas a valores de importación o internacionales, por otra parte, justificados dada la altísima dependencia energética chilena.


Fuente: IEA y World Energy Balances 2017. La dependencia chilena del petróleo es del 100%, la del gas y del carbón rondan el 80%.

Macri y demás funcionarios insisten desde su mismísima asunción que el precio de la energía y los valores de las tarifas de servicios públicos del gas y la electricidad que los argentinos y las argentinas debemos aceptar y pagar son los de nuestros vecinos chilenos (y uruguayos). Es decir, y visto que quedan dos años más de incrementos (y si Cambiemos triunfa, seis años), el precio justo y las tarifas justas llegarán el día en el que paguemos como ellos.

Volvemos a preguntar: ¿Tiene sentido esta comparación? ¿Es lógico y, sobre todo, justo, que paguemos la energía como el pueblo chileno?

---

(1) En 2015, según la Agencia Internacional de la Energía, Chile debió importar el 80% del gas consumido. Sin embargo, no se aclara que ese 20% incluye la producción que ENAP (estatal hidrocarburífera) tiene fuera del país como la de un área particular en su propio territorio. Con datos de 2016, la producción de ENAP propiamente chilena fue de 1.000 millones m3 (área Magallanes), contra 395 millones de m3 provisto por la filial argentina de la misma empresa (SIPETROL), pero que queda en nuestro país. La producción chilena (un 16% del consumo doméstico total en 2016) alcanza para satisfacer el consumo residencial de la Región Magallanes (capital Punta Arenas), esto es, unos 55.000 usuarios. En otras palabras, no es incorrecto afirmar que Chile importa prácticamente el 100% del gas que consume.

(2) En Chile hay 6 distribuidoras y comercializadoras de gas, siendo las más importantes Gassur (Concepción) y Metrogas (Santiago), empresas que comparten participación accionaria con comercializadoras de GLP. En 2015, el 63% del consumo de gas se concentró en la región metropolitana de Santiago.

(3) La participación del gas en la generación eléctrica fue, en 2016, del 16%. Sin embargo, el sector de la generación consume cerca de la mitad del consumo total de gas. El combustible fósil de mayor incidencia en la matriz secundaria es el carbón, y que Chile también debe importar en grandes cantidades. En cuanto a la importación del carbón:


Fuente: IEA, Natural Gas Information (database). El carbón es la principal fuente de generación eléctrica.

(4) * El 40% de los combustibles comercializados son importados, pero el 60% restante fueron elaborados con crudo extranjero. ** Solamente 55.000 usuarios de un total de 639.000 se abastecen con producción doméstica. Otra diferencia: en Chile existen no más de 700.000 usuarios de este servicio público; en la Argentina rondan los 8,7 millones. *** Se estimó la participación de los distintos combustibles en la generación térmica y sus respectivos niveles de importación. *-* La generación térmica en ambos países ronda el 65% (Chile, 2016; Argentina, 2017).



Bibliografia
OETEC (21/04/2018) Cornejo: ¿Consumimos el doble de energía que nuestros países vecinos? Y si así fuera, ¿cuál sería el problema?
http://www.oetec.org/nota.php?id=3181&area=1

OETEC (21/03/2018) "Que Chile y Uruguay sean las referencias energéticas de Macri es indisoluble de la estafa del tarifazo"
http://www.oetec.org/nota.php?id=3141&area=1

OETEC (12/03/2018) "La transición a las renovables intermitentes (eólica y solar) la está pagando el usuario con tarifas eléctricas más caras"
http://www.oetec.org/nota.php?id=3128&area=4

OETEC (8/03/2018) Por qué las tarifas de la electricidad no van a bajar en 2019 (el cuento de las energías "verdes")
http://www.oetec.org/nota.php?id=3123&area=1

OETEC (28/12/2017) Chile: una revolución "verde" a puro CO2 y combustibles fósiles
http://www.oetec.org/nota.php?id=2987&area=4

OETEC (31/10/2017) ¿Qué pasa con las naftas en Uruguay y Chile cuando los precios del petróleo bajan?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2890&area=14

Datos de GLP
http://www.gascoeduca.cl/Contenido/Contenido.aspx?Cod=24

ENAP, Memoria Anual 2017