ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos Periodísticos

La prensa chilena comienza a abonar el retorno a la estafa exportadora del gas (respuesta al diario La Tercera)

Autor | OETEC-ID


11-05-2018 | A mediados de 1995, las administraciones de la Argentina y Chile firmaron un acuerdo de complementación económica estableciendo las normas de regulación de la interconexión gasífera y suministro de gas entre naciones. Nuestro país se comprometía allí a exportar gas natural a Chile de acuerdo a tarifas y volúmenes que empresas privadas de ambos lados de la frontera consensuaran. Dicho acuerdo, es clave recordar, se logró bajo el pretexto de que en la Argentina existía un excedente importante del recurso y que por tal motivo había que exportarlo. La estafa exportadora fue heredada por el kirchnerismo, que la comenzaría a revertir a partir de 2004. Pero con Macri presidente, los negocios de Shell digitando la política energética nacional y el grupo de los ex secretarios de Energía asesorándolos, vuelve a escena la misma estafa. ¿Por qué? Lo único que justifica se incremente la producción de gas y las inversiones en Vaca Muerta, y con ellas, dejar definitivamente atrás la supuesta crisis energética heredada, es echar mano a la salvadora demanda chilena. Desde Chile -como desde el Poder Ejecutivo argentino- vuelven con el verso y la estafa de hacernos creer que el camino al autoabastecimiento gasífero solo puede ser viable a través de la demanda chilena. En este sentido, nuestra respuesta al diario La Tercera.



Fuente: Diario La Tercera (Chile), 2 de mayo de 2018. Vuelve el argumento estafador noventista (ver nuestro subrayado).

El gas argentino para la industria… ¿chilena?
El artículo del diario chileno no tiene desperdicio. Parece haber sido escrito por el CEO global de Shell o, si se prefiere para no volar tan alto, por los ex secretarios de Energía asesores del CEO-ministro de la misma empresa, Juan José Aranguren.

Comienza afirmando (subrayado es nuestro): "Si bien durante largos años la industria nacional gozó de energía barata y estable gracias a las importaciones del recurso desde el vecino país, que se iniciaron a fines de los 90, esto generó al mismo tiempo una dependencia que casi hizo colapsar el sistema años más tarde".

Que el gas argentino vendido a Chile a precio vil favoreció a la industria trasandina -minería-, no cabe la menor duda. La industria de todas partes del mundo se beneficia enormemente cuando los precios de la energía son baratos, relación que desconocen Macri y Aranguren, por cierto. Volviendo al caso que aquí nos ocupa, esa época energética de bonanza de la industria chilena fue únicamente posible a expensas de una industria argentina que languidecía. A título informativo le comentamos a la autora: los volúmenes exportados se vendían a US$ 2 el millón de BTU, mientras que del otro lado de la frontera se comercializaban a US$ 29 el millón de BTU.


Fuente: Elaboración OETEC en base a datos del ENARGAS. Valores positivos indican una incorporación neta para los períodos estudiados. Valores negativos, una caída en la cantidad de usuarios. Entre 1993 y 2003, se perdieron 2.200 usuarios industriales en la Argentina. Usuarios SDB = subdistribuidores.

El gas argentino para el consumo… ¿chileno?
Prosigue la articulista: "La crisis se detonó a mediados de la década pasada, provocada por el declive de la producción gasífera argentina, por una distorsión de precios en el mercado interno que desalentó nuevas inversiones en exploración, llevando a Argentina a reducir cada vez más los envíos. Tras ello, siete gasoductos que conectaban a ambos países permanecieron largos años sin operar, algunos incluso hasta hoy".

Lo que verdaderamente ocurrió fue que un presidente argentino entendió que el gas argentino primero debía destinarse a su propio pueblo, a sus empresas, industria y producción en general. En efecto, al momento de suscribirse el acuerdo energético con Chile de 1995, más del 60% de la población argentina carecía de acceso al gas natural por redes, con el agravante de una participación de este hidrocarburo en la matriz energética que se venía incrementando por el aumento de la potencia instalada del parque de generación térmico-fósil desde hacía varios años. De hecho, la prospectiva para los siguientes diez años señalaba que los compromisos con Chile no podrían llegar a ser cumplidos frente a los exigentes y crecientes requerimientos internos del país exportador. Esta información era de conocimiento pleno en la Secretaría de Energía de la Argentina y de la entonces Comisión de Energía de Chile al momento de firmarse el citado acuerdo. (1)

La periodista debería saber que, precisamente, esos siete gasoductos (más un par más) fueron los únicos construidos en la Argentina en los noventa y hasta 2002. El NEUBA II, inaugurado en 1988, fue el último gasoducto destinado al mercado interno, esto es, a incrementar la capacidad de transporte troncal argentino. El siguiente recién aparecería en 2004. ¿Es sostenible esto? Lo que la autora de la nota no explica es que esa reducción de envíos a Chile -envíos que en un 70% se dirigían a la empresa Methanex que a su vez lo procesaba y lo exportaba a EE.UU., Europa y Asia-, implicó un incremento récord del gas entregado al mercado interno argentino, así como la mayor expansión de usuarios del servicio público de gas por redes desde 1983.


Fuente: Elaboración OETEC en base a datos del ENARGAS, Datos Operativos. La variación interanual de usuarios totales (residenciales, comerciales, industriales, etc.) es entre diciembre del año señalado y el siguiente. Se observa, en este sentido, como en 2003 se quebró por primera vez desde 1998 la caída interanual, incluso a pesar de registrarse un incremento en las exportaciones. Dicho de otro modo: las exportaciones se realizaron a expensas de frenar primero y desplomar después la expansión del servicio público de gas por redes.

En suma, si el gas argentino iba para Chile no podía destinarse a satisfacer una demanda insatisfecha del 60% que había heredado Kirchner, de argentinos y argentinas, por supuesto.


Fuente: Diario La Nación, publicado el 29 de abril de 2004. El gobierno nacional había anunciado en 2003 que comenzaría a restringir las exportaciones a Chile. Kirchner argumentaba que quienes le vendían el gas a Chile era "las empresas petroleras, y éstas tienen que cumplir la normativa de la Argentina". La normativa eran las leyes 17.319 y 24.076, que priorizaban el abastecimiento del mercado interno. Y como teníamos un Presidente que se proponía como tarea "garantizar el abastecimiento en el país" antes que el de terceros países, o intereses de empresas privadas y extranjeras en lugar del interés público, a partir de 2004, y notablemente desde 2007, las exportaciones comenzaron una fortísima declinación.

El gas argentino vuelve a ser… ¿chileno?
Así de mal anduvimos con Chile, nos cuenta el diario de Santiago, hasta que… "… los cambios políticos recientes en Argentina, sumados al enorme y creciente potencial energético del yacimiento Vaca Muerta, que ha atraído, como en los viejos tiempos, importantes inversiones al vecino país, cambió el escenario. A modo de ejemplo, sólo la semana pasada se otorgaron seis licencias de exploración de shale gas a Petrolera El Trébol, Phoenix Global Resources y Selva María Oil, que se comprometieron a invertir más de US$56 millones".

¿Qué significa "como en los viejos tiempos"? Porque Vaca Muerta se puso en marcha recién a partir de la renacionalización de YPF, año 2012. En cuanto a esas inversiones, debería recordar la articulista que entre 2012 y 2015 solamente esta empresa estatal ejecutó inversiones por 4.300 millones en apenas un yacimiento (Loma Campana - Loma La Lata). Asimismo, a mediados de 2015, un conjunto de tres grandes firmas -entre ellas YPF- habían comprometido inversiones por 38.000 millones de dólares, muchas de las cuales ya se habían traducido en sendos proyectos pilotos.

Pero, lo más interesante de la nota es lo que sigue: "… todas las intenciones y la mayor inversión tienen un "pero": para maximizar la rentabilidad del yacimiento, la opción más atractiva es venderle parte de ese gas a un antiguo -y desconfiado- cliente: Chile… La lectura del acuerdo que se hizo en la industria energética nacional fue una sola: esto viabiliza que Chile compre gas de Vaca Muerta, abriendo una inesperada puerta para el futuro.

Demanda argentina insatisfecha no… ¡chilena!
Desde Chile -como desde el Poder Ejecutivo argentino- vuelven con el verso y la estafa de hacernos creer que Vaca Muerta solo puede ser viable a través de la demanda chilena. ¿Y la demanda argentina insatisfecha? Si acá son 4 a 5 millones de usuarios los potenciales a ser beneficiados por el gas por redes. Y más importante, ¿a qué sectores irá a parar el gas de Vaca Muerta? Los cerca de 500.000 usuarios residenciales de las principales dos urbes de Chile están abastecidas con el gas importado vendido por Shell. No creerá el lector que Aranguren atentará contra eso. ¿Entonces? Irá a parar, nuevamente, a Methanex en su inmensa mayoría; y, en segundo lugar, a las centrales de generación del centro y norte del país trasandino, una vez más, para beneficio de la industria minera chilena y el seguro back up que la fundamentalista incorporación de intermitentes eólica y solar cada vez más requieren (cuando el viento no sopla y el sol no brilla, la generación debe ser cubierta con fuentes convencionales, esto es, más gas argentino).

Claro que para que la demanda chilena sea excluyente para la "reactivación de Vaca Muerta", (2) lo que debe pasar obligadamente es que la demanda argentina quede planchada, como retraída o contenida la expansión del servicio público de gas por redes, comportamientos ya en marcha:


Fuente: Elaboración OETEC en base a datos del Ministerio de Energía y del ENARGAS. Las exportaciones resultan de sumar las realizadas directamente de productores con las realizadas por licenciatarias de gas y usuarios en boca.

Préstese atención al recuadro. La demanda entre 1996 y 2002 creció 6% (aunque en realidad entre 2000 y 2002 cayó un 10%). El aumento de la producción a partir de 1996 tuvo fines netamente exportadores, con las ventas de gas a Chile y Uruguay disparando un 145.246%. La historia vuelve a repetirse…


Fuente: Elaboración OETEC en base a ENARGAS, Datos Operativos.

La demanda residencial registró la caída más drástica de los últimos 24 años. De las 20 jurisdicciones con acceso a gas por redes, en 15 de ellas se registró una caída del consumo entre 2017 y 2016.


Fuente: Elaboración OETEC en base a ENARGAS, Datos Operativos.

En 2017 se incorporaron 88.602 usuarios nuevos a este servicio. Es el peor registro desde 2002, y el segundo más bajo desde 1993.

El requisito de planchar la demanda argentina y ralentizar la expansión del servicio público es condición sine qua non para elevar la demanda chilena al rango de "indispensable". Esta ecuación es lógicamente omitida por el diario La Tercera, que fertiliza el campo para la exportación ilimitada de gas argentino sin compromiso de reimportación. Lo mismo vale para el Grupo Shell al frente del ministerio de Energía y sus fabulosos negocios cruzados y potenciados a ambos lados de la frontera.

Conclusiones (¡Exportación a Chile o muerte!)
Morales Solá sostenía, en 2004, que la decisión de Kirchner de priorizar el abastecimiento de gas del pueblo argentino en lugar de las necesidades de la empresa Methanex (Chile), profundizaría la crisis energética.


Fuente: Diario La Nación, 29 de abril de 2004.

De un momento a otro, escucharemos a Macri y/o Aranguren decirnos que sin volver a exportar masivamente gas a Chile jamás podremos superar la crisis energética heredada. En el medio, claro, el tarifazo. Y todo para qué… Para exportar nuestro gas. ¿A qué precio? Tómese el más caro en la Argentina y multiplíquese.

Los miles de millones de dólares transferidos desde la ciudadanía a las productoras, distribuidoras y transportistas en más de dos años de tarifazo no sirvieron para nada más que para producir gas y construir nuevos gasoductos para Chile -fundamentalmente para la industria minera al norte de este país y la empresa Methanex al sur-. Pero no es esto lo más macabro, sino que siquiera se contentan con el precio de boca de pozo entre los más caros del mundo y que las mismas empresas fijaron (cartelizándose) para el mercado interno argentino. Porque, ¿acaso alguien sabe a qué precio exportarán al otro lado de la cordillera el gas propiedad del pueblo argentino y por él subsidiado? No, secreto de Estado, aunque obviamente será un negociado todavía más suculento que venderlo fronteras adentro.

---

(1) Las exportaciones a granel de gas natural de la Argentina (más del 90% destinadas a Chile, y el resto a Brasil y a Uruguay) comenzaron en el año 1997, y mantuvieron un crecimiento significativo y sin interrupciones hasta el año 2004. A partir de 2005, y notablemente desde 2007, dichas exportaciones gasíferas comenzaron a declinar por solicitud de la Secretaría de Energía de la Nación, dependiente del Ministerio de Planificación Federal, a los efectos de satisfacer las necesidades del mercado interno, en coincidencia con el respeto a la seguridad jurídica de los ciudadanos argentinos (leyes 17.319 y 24.076). ¿Cómo fue que empezó a revertirse semejante robo al pueblo argentino? El gobierno nacional resolvió exigir a las empresas operadoras a satisfacer prioritariamente las necesidades de consumo gasífero del aparato productivo nacional, en detrimento de las exportaciones que sólo beneficiaban a empresas privadas, las cuales habían demostrado que las rentas extraordinarias internalizadas durante el auge de exportación gasífera (1997-2007) y los respectivos aumentos sistemáticos en las tarifas dolarizadas de gas por redes (1993-2000) no fueron destinadas a la expansión del sistema nacional de transporte troncal y al sistema de distribución, respectivamente, sino por el contrario una parte del capital obtenido fue transferido al exterior y otra a la construcción de una decena de gasoductos de exportación que en su trayecto dentro del territorio argentino no abastecían a ninguna aglomeración urbana.

(2) Entrecomillamos, porque la reactivación macrista es de su propia e inducida declinación, como oportunamente explicamos. En efecto, el macrismo heredó una Vaca Muerta en ingente ascenso (ver bibliografía).






Bibliografia
OETEC (10/05/2018) Debate energía y tarifas: ¿El kirchnerismo dejó de exportar gas?
http://www.oetec.org/nota.php?id=3221&area=1

OETEC (9/05/2018) "Debatir en el Congreso si la energía es una mercancía o un derecho humano es el primer triunfo del pueblo argentino contra el tarifazo"
http://www.oetec.org/nota.php?id=3220&area=1

OETEC (9/05/2018) FIEL a la vanguardia de la demagogia tarifaria: usuarios transfirieron a las empresas 16.500 millones de dólares entre 2016 y 2017
http://www.oetec.org/nota.php?id=3219&area=1

OETEC (27/02/2018) Servicio público de gas. Balance 2017-2016 y comparación histórica
http://www.oetec.org/nota.php?id=3113&area=1

OETEC (23/02/2018) ¿La noticia es que volverá a aumentar el gas? El saqueo exportador noventista ya comenzó…
http://www.oetec.org/nota.php?id=3109&area=1

OETEC (23/02/2018) Producción de gas: cae por primera vez desde 2014
http://www.oetec.org/nota.php?id=3107&area=2

OETEC (12/01/2018) Cuestionamientos a las exportaciones de gas a Chile (y muchos interrogantes)
http://www.oetec.org/nota.php?id=%203018&area=%201

OETEC (31/12/2017) La enajenación del sistema gasífero (2016-2017) y fundamentos para su reapropiación popular
http://www.oetec.org/nota.php?id=3002&area=1

OETEC (29/11/2017) Decreto 962: Adiós a la producción nacional de gas, petróleo y combustibles. Bienvenido el saqueo exportador...
http://www.oetec.org/nota.php?id=2943&area=2

OETEC (2/11/2017) Reapertura exportadora de gas. Interrogantes y un análisis insoslayable
http://www.oetec.org/nota.php?id=2894&area=2

OETEC (2/04/2017) Un "boom" en Vaca Muerta… hasta la llegada de Macri y Aranguren
http://www.oetec.org/nota.php?id=%202488&area=%201

OETEC (2/02/2017) Flexibilización laboral e hidrocarburos: trabajadores felices y con plenos derechos… ¡SÍ SE PUEDE!
http://www.oetec.org/nota.php?id=2336&area=2

OETEC (25/01/2017) Reivindicación histórica de la política gasífera K (cuando siquiera FIEL puede callar la estafa energética macrista) - Tercera parte
http://www.oetec.org/nota.php?id=%202308&area=%201

OETEC (24/01/2017) Reivindicación histórica de la política gasífera K (cuando siquiera FIEL puede callar la estafa energética macrista) - Segunda parte
http://www.oetec.org/nota.php?id=2305&area=1

OETEC (23/01/2017) Reivindicación histórica de la política gasífera K (cuando siquiera FIEL puede callar la estafa energética macrista) - Primera parte
http://www.oetec.org/nota.php?id=2303&area=1

OETEC (18/01/2017) Bienvenido el binomio "Exportador-Importador" del gas natural (análisis de la Resolución 8)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2296&area=1

OETEC (11/01/2017) La contrarrevolución del empleo. ¿Despedir y cercenar derechos a los trabajadores para apuntalar Vaca Muerta?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2281&area=1

OETEC (10/01/2017) Inversiones por 5.000 millones en Vaca Muerta: ¿Nuevas inversiones? ¿Boom del shale macrista?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2280&area=1

OETEC (8/04/2015) A once años de la renacionalización del gas natural
http://www.oetec.org/nota.php?id=%201112&area=%201

Diario La Tercera
http://www.pulso.cl/empresas-mercados/acuerdo-pinera-macri-permitira-chile-compre-gas-argentino-del-yacimiento-vaca-muerta/