ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos de opinión

El FMI y la (re) paralización del Plan Nuclear Argentino (sobre la cancelación de Atucha III y IV)

Autor | Belen Ennis


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Plan Nuclear Argentino, , Ministerio de Planificación, Atucha II, Cristina Fernández de Kirchner, NA-SA, CNEA, ADIMRA, Cuarta central, Quinta central, Ayucha II, paralización, FMI, tarifazo, crisis energética, Ley 26.556, Ley 25.551, Ley 26.566, industria metalúrgica, desarrollo científico, renovables intermitentes, Plan RenovAr



06-06-2018 | En medio de una crisis energética fabricada para justificar la estafa del tarifazo y las imposiciones del FMI, el macrismo decidió suspender oficialmente la construcción de la Cuarta y Quinta Central Nuclear (Atucha III y Atucha IV). La medida no sólo afecta el desarrollo tecnológico nacional e industrial del sector, sino que también aniquila la posibilidad de 5.000 nuevos puestos de trabajo a emplearse de manera directa e indirecta en la construcción de las citadas centrales. El argumento oficial para la suspensión de las obras tiene que ver con un supuesto "ahorro" de 9.000 millones de dólares. En efecto, el ajuste tiene que ver con dar cumplimiento a las órdenes fijadas por el Fondo Monetario Internacional, una vez más, a cargo de la política económica argentina. No obstante, resulta paradójico el recorte de un contrato con China pactado a 20 años con un período de gracia de 8, es decir, a pagarse después de transcurrido ese tiempo cuando las centrales ya funcionen y sean capaces de solventarse por sí mismas. Como sea, al igual que sucediera en los noventa a instancias de los organismos multilaterales de crédito y la política energética neoliberal, volvemos a ser testigos de la paralización del Plan Nuclear Argentino, (1) del cercenamiento de miles de puestos de trabajo de altísima calidad y de una industria metalúrgica nacional desprovista de un motor extraordinario para su modernización y consolidación en el país, la región y el mundo. Las centrales nucleares suspendidas deben ser urgentemente reactivadas en el marco de lo resuelto por la Ley 26.566 que establece su efectiva construcción por parte de la empresa estatal NA-SA y el pleno cumplimiento de la Ley 25.551 de Régimen de Compre Trabajo Argentino.



En plenas tratativas con el Fondo Monetario Internacional, el macrismo dio a conocer la definitiva cancelación de la 4ta y 5ta Central Nuclear (Atucha III y IV). El objetivo es "ahorrar" USD 9 mil millones para responder a las obligaciones contraídas con el terrorismo especulador occidental, por su puesto, a costa del sacrificio de miles de puestos de trabajo y un durísimo golpe para la industria metalúrgica nacional. La pregunta del millón es: ¿Cómo se compensará la importante merma en la generación eléctrica (740 MW de potencia menos), más todavía cuando la Alianza Cambiemos no se cansa de repetir que heredaron un país sin energía? ¿Se hará con el petróleo y el gas provisto a instancias de los negociados que el Grupo Shell mantiene en el país? ¿O será acaso a partir de una mayor instalación de tecnologías intermitentes (eólica y solar) importadas desde el extranjero por los amigos/socios del presidente Macri?

Reactivación del Plan Nuclear Argentino (2003-2015)
El Plan Nuclear Argentino se mantuvo paralizado entre 1993 y 2003. Fue gracias al Presidente Néstor Kirchner que dicho Plan, tan marchito como suspendido y boicoteado, sería reactivado en el marco del Plan Energético Nacional, ejecutado exitosamente y sin pausa por el Ministerio de Planificación Federal hasta 2015. Siendo más precisos con la historia, su reinauguración informal data de julio de 2003, cuando a las dos semanas de haber asumido, Kirchner encargó a la CNEA restablecer su plan de becas; formalmente, la fecha fue agosto de 2006, año testigo de la reactivación de las obras de Atucha II.

Entre 2006 y 2015, el Plan Nuclear Argentino registró los siguientes beneficios: 1) Formación de una nueva generación de profesionales y técnicos calificados; 2) La recuperación de las capacidades perdidas en la cadena de valor de la industria nuclear; 3) Desarrollo del knowhow y la cadena productiva industrial requeridos para los proyectos actualmente en ejecución (la extensión de vida de la Central Nuclear Embalse, el desarrollo del prototipo CAREM-25 y el Proyecto RA-10, entre otros); 4) Sustitución de importaciones de gas y generación de energía de base con nula emisión de gases de efecto invernadero; y 5) Formación de recursos científico-técnicos e industriales para el inicio de las dos nuevas centrales nucleares de potencia.

En este marco, la central nuclear Atucha II -finalizada durante el segundo mandato de la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner- fue la piedra fundamental de aquél Plan Nuclear relanzado a mediados de los años 2000. A partir de allí, entre 2006 y 2014, la Argentina reactivó la paralizada industria del sector conformando una cadena de valor industrial y tecnológico de 129 empresas y generando 5.220 nuevos puestos de trabajo altamente calificados.


Fuente: Nucleoeléctrica Argentina S.A. Cristina Fernández de Kirchner, el 28 de septiembre de 2011, en el acto por la finalización de la primera etapa del Proyecto Atucha II. Dicha central fue la piedra fundamental del Plan Nuclear relanzado en agosto de 2006, reactivando a la industria nuclear, que tuvo una participación del 88% durante el período 2006-2014, conformando una cadena de valor industrial y tecnológica de 129 empresas, y generando en el sector 5.220 nuevos puestos de trabajo altamente calificados. Señaló entonces la Presidenta: "Estamos ante un hito al incorporar al sistema energético la tercera central nuclear. Hay que garantizar que quien conduzca este Estado tenga las mismas ideas sobre soberanía, autonomía, ingreso popular, trabajo, ciencia y tecnología. Ésta es la mejor herencia que debemos dejar".

Atucha II, de 745 megavatios, alcanzó plena potencia durante febrero de 2015 después de estar completamente paralizada por 12 años (1994-2006). Para su finalización el país asumió, a través de la Empresa Estatal Nucleoeléctrica Argentina (NA-SA), el rol de diseñador, ingeniero y constructor de la obra ya que la empresa que originalmente tenía a cargo su construcción abandonó la actividad. En este sentido, es importante señalar que el 88% de los componentes utilizados en la construcción de la central fueron de origen local y tanto el combustible como el agua pesada se fabricaron en Argentina.

La "pesada herencia" nuclear alcanzó en 2015 los 1.775 MW de potencia instalada (sumando las tres centrales nucleares en operación: Atucha I, II y Embalse) y el abastecimiento del 10% de la demanda eléctrica total. Así, el relanzamiento de Atucha II en el marco del Plan Nuclear Argentino se convertiría en uno de los hitos más importantes de la historia energética nacional.

Del fomento a la industria metalúrgica y el trabajo argentinos…
Con el objetivo de fomentar el desarrollo del sector nuclear argentino, en el año 2009 fue sancionada la Ley 26.566 (ver bibliografía), que entre otras cosas declara de interés nacional la construcción de las 4ta y 5ta centrales nucleares enmarcadas, por supuesto, en el Plan Nuclear Argentino relanzado oportunamente tres años antes. Asimismo, el Gobierno kirchnerista priorizó en todo momento las ofertas de la industria metalúrgica nacional.

En consecuencia, se respetó a pié juntillas el Régimen de Compre Trabajo Argentino establecido por la Ley 25.551 (ver bibliografía) a la hora de comprar los componentes electromecánicos y salvaguardar la seguridad jurídica de nuestros industriales y trabajadores establecida en dicha legislación en cada uno de los proyectos nucleares aquí mencionados, para que de esta suerte se defiendan los intereses vitales de las industrias radicadas en nuestro país y con ellos los respectivos puestos de trabajo que demandan.

ADIMRA (Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina) se comprometió a realizar un estudio sobre el potencial de la industria metalúrgica nacional en los suministros de componentes electromecánicos para una central nuclear de tecnología CANDU, el cual fue entregado a NA-SA a mediados de 2015, en el que destacaban que la mayor parte de los componentes -más del 70%- podían ser manufacturados y provistos por la industria metalúrgica nacional.

Resultaba lógica la plena participación de la industria metalúrgica argentina dada su amplia experiencia en el suministro de componentes electromecánicos para este tipo de tecnología, no sólo porque participó de la provisión de componentes (33% de participación) durante la etapa de construcción de la Central Nuclear Embalse (1974-1983) y en la prestación de servicios para su mantenimiento técnico, sino porque también fabricó prácticamente el 100% de los componentes nucleares y convencionales de recambio más complejos en el marco del programa de extensión de vida de dicha central.

… a la (re) paralización del sector nuclear argentino
En este mismo marco, se efectuaron los acuerdos con China para la construcción de dos centrales de potencia adicionales: Atucha III y Atucha IV. El contrato original con el país asiático fue pactado a 20 años con 8 años de gracias, es decir, que recién comenzaría a pagarse transcurrido ese tiempo, momento en el que dichas centrales ya estarían en plena operación y serían capaces de solventarse por sí solas.

La 4ta Central Nuclear (Atucha III) iba a tener una potencia bruta instalada de aproximadamente 740 MW, sería de tecnología de tubos de presión (CANDU), similar a la empleada por la Central Nuclear Embalse, generaría energía equivalente al 5% de la demanda nacional de electricidad, y sustituirá alrededor de 1.200 millones de m3 anuales de gas natural.

Por su parte, la 5ta Central Nuclear (Atucha IV) sería de tecnología PWR de diseño chino, de aproximadamente 1000 MW de potencia instalada y utilizaría uranio de bajo enriquecimiento y agua liviana. Ambas centrales contribuirían a la diversificación de la matriz de suministro eléctrico, brindando energía barata, limpia y segura.

El tiempo pasado no es casual. A partir de 2016, la desestructuración en la planificación de las centrales comenzó a efectivizarse de la mano de las nuevas autoridades nacionales. Esto, a pesar de que el macrismo había sostenido en varias oportunidades continuar -no sin modificaciones previas- los contratos con China para la realización de las obras.

En este sentido, cabe señalar que el 3 de enero del año pasado, Nucleoeléctrica Argentina S.A (NA-SA) firmó la escritura para la compra y tomó posesión del predio de 110 hectáreas donde se emplazaría la 4ta Central Nuclear (Atucha III), que formaría parte del Complejo Nuclear Atucha. Asimismo, el 11 de mayo de 2017, el Ministerio de Finanzas publicó la Resolución 74-E/2017, denominada "Plan Quinquenal Integrado China-Argentina para la Cooperación en Infraestructura (2017-2021)" (ver bibliografía).

Sin embargo, comenzada la gestión Cambiemos, se inició desde NA-SA y el Ministerio de Energía un proceso permanente de reducción de la participación local en Atucha III, so pretexto de reducir costos por la competitividad de la industria china. En pos del abaratamiento de partes componentes -tal y como sucede actualmente con la tecnología eólica y solar en el marco del extranjerizante Plan RenovAr- el macrismo arremetió contra la industria y el trabajo argentinos.

Y finalmente, tras más de dos años de paralización efectiva de las obras que iban a emplazarse en Lima, Partido de Zárate (Provincia de Buenos Aires), la Administración de Mauricio Macri nos desayunó en mayo de 2018 con la triste noticia que ya se veía venir: Atucha III y IV no serán construidas con motivo de "ahorrar" USD 9 mil millones y responder a las imposiciones del Fondo Monetario Internacional. Lo cual resulta por lo menos llamativo considerando que el Presidente había reafirmado en Beijing durante mayo del año pasado el acuerdo para continuar con el proyecto.


Fuente: Diario La Voz, 29 de mayo de 2018. En el artículo se lee: "Iba a ser una proeza de la industria nacional, pero ahora quizá se transforme en un golpe de gracia para decenas de Pymes, que ya habían egresado como "nucleares" durante la finalización de Atucha II y la extensión de la vida útil de la Central Nuclear de Embalse… Hay 400 ingenieros que se especializaron en tecnología nuclear que también quedarán colgados del pincel".

A fuerza de ajuste y en plena crisis energética, el buen alumno del Fondo asume los compromisos pactados con el terrorismo financiero especulador occidental aunque eso le cuesto miles de puestos de trabajo; una industria metalúrgica nacional devastada; y la pérdida de 745MW de potencia que podrían haber beneficiado a 1 millón de compatriotas.

Conclusión
A estas alturas, la pregunta del millón es cómo se compensará la importante merma en la generación eléctrica, más cuando la Alianza Cambiemos no se cansa de repetir que heredaron un país sin energía. ¿La compensación se hará con el petróleo y el gas provisto a instancias de los negociados que el Grupo Shell mantiene en el país? ¿O será acaso a partir de una mayor instalación de tecnologías intermitentes (eólica y solar) importadas desde el extranjero por los amigos/socios del presidente Macri?

Queda claro que el Congreso no puede desentenderse de esta situación de parálisis efectiva del sector nuclear provincial y argentino, cada vez más abandonado frente al avance de una visión de la Argentina "granero del mundo", a la que no le interesa en lo más mínimo la energía barata como motor del desarrollo para la reindustrialización y modernización productiva, y a la que tampoco le interesan las grandes obras que irriguen (no, "derramen") en miles de puestos de trabajo, miles de nuevos ingenieros y técnicos, miles de toneladas de cemento, industria nacional, excedente energético generador de las condiciones -genuinas condiciones- de desarrollo al anteceder las inversiones públicas, privadas o mixtas.

Como siempre remarcamos desde este Observatorio, los ejemplos internacionales nos dicen que si el objetivo buscado es el de una nación industrializada y socialmente inclusiva, la energía debe portar las características mencionadas. Se debe luchar, en consecuencia, por una energía abundante, barata (subsidiada), confiable, eficiente, y en los casos en los que sea posible, amigable con el medioambiente. ¿O acaso la actual administración nacional no brega por disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero? ¿Por qué paralizar entonces la construcción de centrales nucleares que generan energía eléctrica libre de emisiones?


Fuente: Nucleoeléctrica Argentina S.A. Presidente de la Nación Argentina, Dr. Néstor Carlos Kirchner durante un acto en la Central Nuclear Atucha II. En el contexto del Plan Energético Nacional puesto en marcha en mayo de 2004, Néstor Kirchner tomó la decisión estratégica de reactivar el Plan Nuclear Argentino en agosto de 2006, implementado desde entonces y hasta 2015 por el Ministerio de Planificación Federal. Los dos mandatos de Cristina Fernández de Kirchner direccionaron todos los esfuerzos e ingentes recursos para desarrollar al sector nuclear de forma inédita en su historia. Entre 2006 y 2015, el Plan Nuclear demandó una inversión de 11.000 millones de dólares, dejando planificados 31.000 millones hasta el 2025. Desde 2003, se formaron 5.200 nuevos especialistas en el sector, esto es, un crecimiento del 174% en el número de especialistas (3.000 a 8.220).

Las centrales nucleares suspendidas deben ser urgentemente reactivadas en el marco de lo resuelto por la Ley 26.566 que establece su efectiva construcción por parte de la empresa estatal NA-SA y el pleno cumplimiento de la Ley 25.551 de Régimen de Compre Trabajo Argentino, entendiendo además que estas medidas son la punta de lanza con que batallar el colonialismo científico y tecnológico, así como la pobreza energética en pos de una energía para la industrialización, la competitividad y la calidad de vida del pueblo argentino.

---

(1) Se podrá argumentar que una "paralización" del Plan Nuclear recién podría confirmarse con la cancelación del CAREM-25 y del RA-10, emblemáticos proyectos todavía en construcción, aunque con severos retrasos en sus cronogramas originales. Sin embargo, y más allá de no haberse dictado aún su cancelación -igual para la continuidad del LASIE de enriquecimiento de uranio por láser, la construcción de la nueva planta de producción de radioisótopos y las obras civiles de la NPUO2 de Dioxitek en Formosa (a paso muy lento)-, consideramos que son las construcciones de nuevas centrales de potencia las que permiten sostener vivo el Plan Nuclear conforme el espíritu y los objetivos trazados en el marco del Plan Energético Nacional lanzado en 2004 y ejecutado hasta 2015 por el Ministerio de Planificación Federal. Eliminar las nuevas centrales es pues, para este Observatorio, firmar el acta de defunción para todo el sector, independientemente de la continuidad de obras cuya razón de ser y sobrevivencia, en mayor o menor medida, incluso dependerán siempre del crecimiento de la flota de reactores de potencia.



Bibliografia
OETEC (6/11/2017) De Menem a Macri: privatización nuclear y globalización "verde" (Dioxitek y el Decreto 882)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2897&area=14

OETEC (3/11/2017) La ultra-neoliberal reforma energética del macrismo: "Nada de lo que heredamos estatal seguirá en manos del Estado…"
http://www.oetec.org/nota.php?id=2893&area=1

OETEC (17/05/2017) Centrales nucleares con China, herencia e industria nacional
http://www.oetec.org/nota.php?id=2578&area=8

OETEC (23/02/2017) Síntesis de la actualidad del sector nuclear argentino, febrero de 2017
http://www.oetec.org/nota.php?id=2385&area=9

OETEC (6/09/2016) Avance de obras en la NPUO2 de Dioxitek que se construye en Formosa
http://www.oetec.org/nota.php?id=2053&area=8

OETEC (16/03/2016) La paralización del Plan Nuclear Argentino
http://www.oetec.org/nota.php?id=1653&area=9

OETEC (2/03/2016) Primer aniversario de Atucha II a plena potencia
http://oetec.org/nota.php?id=1610&area=17

OETEC (11/02/2016) Proyecto IV° Central Nuclear: energía barata, limpia, segura y abundante
http://www.oetec.org/nota.php?id=1567&area=8

OETEC (15/09/2015) Discurso del ministro de Planificación Federal en el OIEA: la política nacional y el Plan Nuclear Argentino
http://www.oetec.org/nota.php?id=1381&area=8

OETEC (8/06/2015) "Atucha II permitió la recuperación de la industria metalúrgica nuclear de nuestro país"
http://oetec.org/nota.php?id=1217&area=1

OETEC (14/06/2015) El fuego popular y la geopolítica de la emancipación
http://www.oetec.org/nota.php?id=1233&area=8

OETEC (12/03/2015) Central Nuclear Néstor Kirchner: el mundo alecciona al Menemismo del Siglo XXI (y al señor Jorge Oviedo)
http://www.oetec.org/nota.php?id=1074&area=1

OETEC (5/03/2015) Energías renovables sí; energía nuclear también (respuesta a El Cronista Comercial)
http://www.oetec.org/nota.php?id=1066&area=8

OETEC (24/02/2015) La energía nuclear es el futuro, y la Argentina está en el camino correcto
http://www.oetec.org/nota.php?id=1054&area=8

OETEC (19/02/2015) La Central Nuclear Néstor C. Kirchner (Atucha II)
http://oetec.org/nota.php?id=1042&area=1

OETEC (24/12/2014) Energía renovables vs. energía nuclear es la batalla equivocada
http://www.oetec.org/nota.php?id=913&area=8

OETEC (27/11/2014) Por una política medioambiental autóctona y latinoamericana (I) - Respuesta a Amartya Sen
http://www.oetec.org/nota.php?id=%20843&area=%201

OETEC (12/11/2014) Sobre la clausura de la planta de Dioxitek en Córdoba
http://www.oetec.org/nota.php?id=%20808&area=%2025

OETEC (15/07/2014). Atucha II como pilar estratégico del Plan Nuclear Argentino y Audiencia Pública por la instalación de la NPUO2 de Dioxitek en la provincia de Formosa
http://www.oetec.org/informes/plannucleardioxitek150714.pdf

OETEC (3/06/2014) La Central Nuclear Néstor Kirchner y el proyecto político del pueblo argentino
http://oetec.org/nota.php?id=497&area=1

Clarín (18/5/2018) Por el ajuste, bajan el acuerdo con China para construir las dos nuevas centrales nucleares
https://www.clarin.com/politica/ajuste-bajan-acuerdo-china-construir-nuevas-centrales-nucleares_0_ryf1Q16CG.html

La Voz (29/5/2018) La cancelación de Atucha III: un duro golpe a la industria tecnológica más importante del país
http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/la-cancelacion-de-atucha-iii-un-duro-golpe-la-industria-tecnologica-mas-importante-del-pa

Ministerio de Finanzas Resolución 74-E/2017
https://www.boletinoficial.gob.ar/#!DetalleNormaBusquedaRapida/163499/20170512/quinquenal

Ley 25.551 Compre Trabajo Argentino
http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/75000-79999/77290/norma.htm

Ley 26.566 Decláranse de interés nacional las actividades que permitan concretar la extensión de la vida de la Central Nuclear Embalse.
http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/160000-164999/162106/norma.htm