ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos Periodísticos

Iguacel: si quiere defender a la ciudadanía, basta que el ENARGAS cumpla con su razón de ser

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Iguacel, Roitman, ENARGAS, EMPREGAS, precios del gas, cartelización, dolarización, productoras, petroleras, contratos, devaluación, estafa, tarifazo



04-07-2018 | Lamentablemente, para el flamante CEO-ministro de Energía (Shell fue desplazado por Techint) no hay nada que discutir del incendio tarifario: las beneficiadas serán siempre las empresas, aunque muy probablemente las productoras por sobre las distribuidoras y transportistas. Como sea, y porque no perdemos esperanzas de que en algún momento se acuerden del pueblo argentino, informamos al señor Iguacel que tiene entre sus manos una clara forma de ayudar a la ciudadanía de cara al nuevo ajuste de octubre, evitando nuevos aumentos del orden del 100%. ¿Qué le recomendamos? Muy simple, que ordene al titular del ENARGAS, Sr. Mauricio Roitman, que haga lo que tiene que hacer: defender la seguridad jurídica de los usuarios del servicio público de gas por redes.



Fuente: Senado TV. Mauricio Roitman, ex Montamat & Asociados, actual presidente del ENARGAS. Proviene de una consultora cuyo fundador y presidente, actual director de YPF, ofició de testigo para una empresa extranjera en su demanda ante el CIADI. Nos referimos a Daniel Montamat.

Cartelización y abuso de posición dominante (total normalidad)
En noviembre de 2017, las productoras y distribuidoras firmaron un acuerdo -en presencia de Aranguren y avalado por el Ministerio de Energía-, en el que fijaron precios del gas en dólares para un abastecimiento del 50% del gas requerido por las distribuidoras. Debajo, la tabla con los precios actuales y sus incrementos a partir de octubre:


Fuente: Elaboración propia de acuerdo al documento "BASES Y CONDICIONES PARA EL ABASTECIMIENTO DE GAS NATURAL A DISTRIBUIDORAS DE GAS POR REDES", 29 de noviembre de 2017.

De este acuerdo marco surgieron los contratos suscriptos individualmente entre las distribuidoras y las productoras. Es decir, todos los contratos entre las 9 distribuidoras y sendas petroleras pactaron los mismos precios para todas las cuencas, por un lado, e igual sendero de incrementos hasta octubre de 2019, por el otro.

En cualquier idioma que se hable en este planeta, a esta práctica se la conoce con el nombre de "cartelización". En efecto, acordaron entre todas las empresas; las petroleras fijaron precios unificados por Cuenca, con la Neuquina la más cara, en dólares. Se asignaron cuotas de mercado y dejaron en la nebulosa los precios de compra del gas para los picos de la demanda.

En cuanto a los precios pactados, se trasladarán sin ninguna modificación a la tarifa, como estipula la ley (al usuario a través de las distribuidoras). Sin embargo, como el traslado proviene de una cartelización, vemos entonces que la totalidad de las distribuidoras acordaron el mismo accionar y, por tanto, decidieron actuar con abuso de posición dominante.

De no mediar modificaciones, los incrementos en porcentajes de los precios del gas en boca de pozo serán los siguientes para cada una de las categorías:


Fuente: Elaboración propia de acuerdo al documento "BASES Y CONDICIONES PARA EL ABASTECIMIENTO DE GAS NATURAL A DISTRIBUIDORAS DE GAS POR REDES", 29 de noviembre de 2017.

A esto, debe añadirse el impacto de la devaluación y la inflación. Respecto de la primera, los precios acordados en dólares obedecían a una cotización que rondaba los 19,5 pesos (entre enero y el 1ero de julio de este año la devaluación fue del 53%); en relación a la segunda, son los ajustes semestrales por IPIM, derivados de una inflación que con totalidad seguridad termine ubicándose en diciembre por encima del 30%. En función de ello, nuestras estimaciones arrojan un aumento de aproximadamente un 100% en las tarifas de no mediar correcciones.

Sobre el Ente Empresarial Regulador del Gas
El Presidente del ENARGAS, Mauricio Roitman, en el plenario de cara al tratamiento del proyecto de ley de Emergencia Tarifaria en Senadores, dijo que cada empresa y yacimiento tiene sus costos. Le preguntamos entonces, ¿cómo se explica que haya aprobado un precio unificado por Cuenca productiva? ¿Cómo se explica que todas las empresas tengan el mismo precio? La ciudadanía está remunerando a precio de importación todos los yacimientos por igual, precio que no debería superar los 2,5 - 2,7 dólares/MBTU los convencionales y 5 dólares/MBTU los no convencionales.

Por otra parte, y ya que concedió se pacten precios del gas en boca de pozo en dólares por primera vez en la historia argentina; y ya que, asimismo, el incremento del precio registrado entre enero de 2016 y junio de 2017 no derivó en una mejora en los niveles de producción sino todo lo contrario, en una caída, (1) consultamos al titular del ente si las productoras justificaron semejantes precios -y su aumento sostenido- en proyectos de inversión extraordinarios, que a su vez redunden en igualmente extraordinarios niveles de producción para 2018 y 2019 (por supuesto, hablamos de proyectos por fuera de los presentados en el marco del nuevo Plan Gas -Resolución 46 y su ampliación a la Cuenca Austral-). En fin, y puntualmente, le preguntamos: ¿Existen esos proyectos? Si existen, queremos conocerlos. Y agregamos también vinculado a todo esto: ¿Analizó Ud. la rentabilidad de las petroleras, las ganancias registradas y la eventual distribución de dividendos antes de autorizar dichos precios? Cabe recordar que ni Aranguren se animó a poner precios en dólares en las resoluciones finales. De hecho, la 212/16 nunca estableció precio en dólares a los usuarios. Esto vale tanto para Roitman como para Iguacel.

Pero no termina aquí la connivencia del ente regulador con las empresas, a la sazón dirigida por un hombre del equipo de Daniel Montamat, asesor ligado a las petroleras. Resulta oportuno, cuando no obligado, citar además la estafa del "Cargo fijo"; (2) la estafa del financiamiento en cuotas; (3) la estafa del gas combustible doblemente facturado por las distribuidoras; (4) la estafa de la Resolución 508; (5) la estafa de costos, rentabilidades y distribución de dividendos desconocidos por la ciudadanía, resultando en usuarios sin acceso a la información pertinente, adecuada y veraz -según ordenó la Corte- para evaluar la razonabilidad de los retornos empresariales; (6) la estafa de las insignificantes inversiones comprometidas, restringidas a operación y mantenimiento, en el marco de un incremento de la base tarifaria multiplicado por 33 sin la más mínima justificación; (7) y, por último, la estafa de no haber contemplado el mayor ingreso (y su traslado a ganancias) consecuencia de la devaluación de las licenciatarias. (8)

Conclusiones
Terminada la Ley de Emergencia, los actores del mercado deben libremente pactar los diferentes precios (EN PESOS) para cada uno de los contratos celebrados. Entonces, Roitman no puede permitir que los usuarios paguen precios en dólares, para un volumen que siquiera contempla la demanda en los picos (invierno). No puede permitir tampoco que los usuarios paguen precios en dólares sin compromisos de inversiones de las productoras, precios unificados por cuencas, es decir, como si todas las empresas tuvieran los mismos costos. Al respecto, fue el mismo titular del ENARGAS quien en plenario del 22 de mayo, Cámara de Senadores, expresó: "el costo de extraer gas es diferente en un yacimiento que en otro, en un pozo que en otro, cuando uno va a buscar gas convencionales tiene determinados costos y riesgos, y cuando va a buscar convencional tiene otro costo. Entonces, es muy difícil responder eso en términos de costos". Si es tan difícil, ¿cómo es que fue tan fácil unificar precios y el ente aprobarlos?

En igual dirección, se supone que esta Autoridad Regulatoria debe revisar semestralmente los cálculos de ajuste elaborados por las distribuidoras y transportistas. ¿Y para qué? Citamos al propio ente en su documento "Guía Temática - Audiencias Públicas 92, 93 y 94", elaborado a los efectos de las audiencias públicas (subrayados son nuestros): "… las Licenciatarias deben presentar los cálculos correspondientes al ajuste semestral ante este Organismo, conforme surge de la normativa aplicable a cada caso "a fin de que esta Autoridad Regulatoria realice una adecuada evaluación considerando otras variables macroeconómicas que permitan ponderar el impacto en las economías familiares, que no se limite al conjunto de asalariados, tal como se previera en un inicio, sino que considere niveles de actividad, salariales, jubilaciones, entre otras cuestiones". ¿En serio están contemplando todo esto?

El ENARGAS permite se vehiculice la gran estafa del gas mediante los nuevos cuadros tarifarios (cartelización + abuso de posición dominante + dolarización + devaluación + transferencia salvaje de riqueza ciudadana + costos fijos, etc., etc.). En realidad, el ENARGAS es parte de la estafa.

En octubre, cambiarán las tarifas. De no mediar correcciones o la anulación de los contratos entre productoras y distribuidoras, definiendo nuevos y menores precios del gas en boca de pozo, los incrementos rondarán el 100%.

Las soluciones en carpeta tendientes a morigerar el desastre energético del régimen neoliberal, apuntan todas a evitar la más mínima pérdida o desaceleración de la transferencia colosal de ingresos desde los usuarios de servicios públicos de gas y electricidad a las empresas, parafraseando al Economista Jefe de FIEL y calculada por él mismo en 16.500 millones de dólares entre 2016 y 2017.

La solución para el pueblo argentino, inversamente, es una sola, al menos por ahora: si a Iguacel en algún momento se le ocurre ayudar a la vapuleada ciudadanía, basta que el ENARGAS cumpla con su razón de ser.

El ENARGAS debe velar por los derechos de los usuarios y consumidores. Es este, efectivamente, su primer objetivo. El Sr. Roitman parece desconocerlo, pero la Ley 24.076 habilita al ente a combatir las prácticas anti-competitivas y monopólicas, pudiendo recortar los precios del gas y hasta quitar las concesiones a las licenciatarias. ¿Se hará Iguacel el distraído o se sumará al saqueo?

---

(1) El incremento de la producción recién se registró en lo que va de 2018. Esta mejora, todavía leve y sumamente endeble por razones ya expuestas por este Observatorio, obedece pura y exclusivamente al Plan Gas macrista. Esto es, de ninguna manera puede atribuirse a los nuevos precios del gas en boca de pozo puestos en marcha a partir de 2016.

(2) Las productoras y las transportistas, con sus aumentos, han llevado el costo variable de las facturas de los usuarios, es decir, lo que se paga por lo realmente consumido por metro cubico, a valores muy altos. Las distribuidoras, astutamente y en connivencia con el ente regulador (recordar que el actual Regulador antes era el presidente de la distribuidora MetroGAS), incrementaron el cargo variable en mucha menor medida que las productoras y las transportistas, ya que un incremento mayor hubiera expuesto -todavía más- el abusivo costo para los usuarios del metro cubico consumido. Para evitar ser descubiertas o, más correctamente, encubrir su tajada del festín, elevaron el "cargo fijo" de una manera despótica y prácticamente confiscatoria. El "cargo fijo", pasamos a explicar, es un cargo que debería resumir los costos de la lectura de medidores, atención en las oficinas comerciales y costo de la recaudación. Es decir, no es parte de lo que se consume, no es gas, no es transporte, ni es margen de distribución. Por ende, el "cargo fijo" en una revisión tarifaria que se precia de seria y legítima, esto es, que contemple los derechos de los usuarios, debería ser no solamente mucho menor sino igual para todas las categorías de los usuarios residenciales. Sumar a lo anterior, la eliminación del componente de la tarifa denominada "factura mínima". En efecto, la facturación mínima y su necesidad conceptual, han sido arrasadas por el terrible incremento en el cargo fijo actual y el venidero ya decretado por el ENARGAS.

(3) A la financiación en tres cuotas más intereses del 25% de las facturas de gas del invierno se le denominó "Programa de Financiamiento de Consumos Invernales de Gas Natural". Será de carácter excepcional para el invierno de 2018 y optativo para los consumidores residenciales y comerciales servicio completo. Los productores de gas y las transportistas cobrarán una fortuna adicional, al tipo de cambio vigente, en función de una tasa de interés determinada a su antojo. Es decir, la financiación en cuotas a los usuarios como un negocio más. La diferencia entre aquella tasa y el 1,5% que las distribuidoras cobrarán al usuario la asume el Estado Nacional, que a su vez pagará dolarizado a las distribuidoras para que estás paguen a las productoras y transportistas. En pocas palabras, un gasto doble para el Estado dado que no sólo deberá hacer frente a la diferencia, sino que además deberá cancelarla en dólares.

(4) Las compañías distribuidoras de gas ingresaron cerca de $ 1.700 millones el año pasado por doble facturación a los usuarios de todo el país (ver bibliografía, nota en El Destape).

(5) Resolución 508 del 29 de diciembre de 2017. A través de ella, el Estado se compromete a compensarles a las distribuidoras por su costo de operación del gas no contabilizado (gas consumido por las propias empresas en la operación de sus redes). Esto, sin duda alguna, representa una distorsión de las tarifas de servicio público y quizás un cuasi delito por parte del ministerio.

(6) El supuesto "retorno razonable", que se incluye en la tarifa de distribución, y que junto con la tarifa de transporte explica cerca del 28% de la factura de gas natural que pagan los usuarios, ese "retorno razonable" no forma parte de ningún análisis del ENARGAS en el marco de la revisión tarifaria y los planes de inversiones presentados por las empresas; mucho menos del material que el ente debió haber suministrado a la ciudadanía de cara a las audiencias públicas.

(7) La senadora nacional, María de los Ángeles Sacnun, mencionó esta cuestión durante su exposición del 30 de mayo, en el recinto, con motivo del tratamiento del proyecto de ley de emergencia tarifaria. A propósito, nos explicó: "Es un tema muy importante, a medida que nos adentramos en las resoluciones, y fuimos a estudiar lo que ocurría con la Revisión Integral de Tarifas, nos encontramos con que además de que el precio del gas en boca de pozo es una estafa al pueblo argentino, cuando vemos el componente de transporte y distribución descubrimos que han instaurado una base tarifaria con un "índice de actualización de la base de capital" aceptado por el ENARGAS. Dicen que el incremento de las tarifas es multiplicado por 33 respecto de la base tarifaria de 1993. ¿Y saben por qué por 33? Porque como construir todo el sistema de cañerías con el que cuenta el país, que no es más que el valor técnico de reposición, sería más caro, el doble, entonces es factible multiplicarla por 33. Así de caprichosa, aventurada, arbitraria es la base tarifaria que el ENARGAS no objeta, sino que acepta mansamente. Esto constituye un tema a profundizar e investigar y es susceptible de llevarlo a la Justicia porque es un verdadero escándalo".

(8) Cabe recordar aquí, lo escrito por un articulista del diario La Nación respecto de la crítica del Economista Jefe de FIEL (ver bibliografía) sobre la reducción de los subsidios a la energía y la transferencia abismal de riqueza que significó desde la demanda (usuarios) a las empresas. Citamos (subrayado es nuestro): "Según el economista, esta cifra [16.500 millones de dólares] surge de considerar los cambios producidos desde fin de 2015 en los precios internacionales del petróleo y gas; el tipo de cambio real; la actualización progresiva de los precios mayoristas en dólares (gas, potencia eléctrica agregada) que percibe la oferta; los márgenes de transporte, distribución y suba de cargos fijos incluidos en las revisiones tarifarias integrales y los impuestos "olvidados" que fueron sumándose durante los años de atraso tarifario y ahora impactan en las facturas." La dolarización de la energía supone una transferencia adicional de renta percibida por las empresas, en pesos, como consecuencia de la mega-devaluación, que además supera la inflación y las paritarias.



Bibliografia
OETEC (25/06/2018) "La gran estafa del tarifazo se construyó sobre la zoncera de la crisis energética"
http://www.oetec.org/nota.php?id=3310&area=5

OETEC (13/06/2018) Estafa en cuotas: Más subsidios y mayores ganancias en dólares para las petroleras y transportistas
http://www.oetec.org/nota.php?id=3295&area=1

OETEC (8/06/2018) Diferencias entre el Plan Gas macrista y el kirchnerista
http://www.oetec.org/nota.php?id=3276&area=1

OETEC (22/05/2018) Debate energía y tarifas: Preguntamos al ENARGAS… ¿Por qué no fueron las petroleras al Senado?
http://www.oetec.org/nota.php?id=3240&area=2

OETEC (9/05/2018) FIEL a la vanguardia de la demagogia tarifaria: usuarios transfirieron a las empresas 16.500 millones de dólares entre 2016 y 2017
http://www.oetec.org/nota.php?id=3219&area=2

OETEC (20/02/2018) Audiencia pública: recordatorio y advertencia sobre las irrazonables ganancias de distribuidoras y transportistas
http://www.oetec.org/nota.php?id=3106&area=5

OETEC (19/12/2017) Por qué deben renunciar los nuevos presidentes del ENRE y del ENARGAS
http://www.oetec.org/nota.php?id=2980&area=1

OETEC (8/06/2017) Concentración y cartelización (Mindlin-Caputo-Pagano) en el sector eléctrico. ¿Qué harían los finlandeses?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2616&area=14

OETEC (29/05/2017) Las distribuidoras gasíferas, ¡también al festín!
http://www.oetec.org/nota.php?id=2598&area=1

OETEC (9/03/2017) ENARGAS: un recorrido por los conflictos de interés de los actuales y futuros funcionarios del organismo
http://www.oetec.org/nota.php?id=2430&area=1

OETEC (9/03/2017) La audiencia pública será presidida por el Ente Empresarial Regulador del Gas (EMPRERGAS)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2431&area=5

El Destape
https://www.eldestapeweb.com/las-distribuidoras-gas-ganan-2800-millones-doble-facturacion-n45812