ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Tezanos en FLACSO (III): La cuestión del GNEA

Autor | Antonio Pronsato


Palabras Claves
gasoductos, GNEA, Gasoducto del NEA, Tezanos, FLACSO, ENARGAS, tarifas, Ley 24.076, Methanex, Chile, abastecimiento, exportaciones, Aranguren



23-09-2019 | David Tezanos, el ex interventor del ENARGAS (2016 a julio 2017) y consultor asociado de Energy Consilium (consultora del señor Aranguren), pasó por FLACSO el pasado 5 septiembre en el marco del IV Congreso "Estado y Políticas Públicas". Dada la trascendencia de sus dichos para el debate energético, específicamente gasífero, compartimos con nuestros y nuestras lectores más reflexiones a propósito del caso. Tercera parte.



Fuente: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), 5 septiembre de 2019. IV Congreso "Estado y Políticas Públicas" y su charla "Gas: Escenarios Futuros y Perspectivas para la Argentina".

¿Media verdad?
En su exposición en FLACSO dijo Tezanos que sobre Vaca Muerta, que el "desafío no es hacer un gasoducto una vez, sino que este consiste en que se lo pueda llenar durante 15 años". Y luego agregó: "El gasoducto del NEA podría alimentar diversas localidades, tranquilamente, dando vuelta el sistema, pero que entonces hay que modificar (dijo, "renegociar") la ley 24.076 porque esta normativa no tiene prevista esa figura de transporte de sentido contrario".

¿Hacer un gasoducto y después analizar cómo se llena? ¿Acaso alguien puede pensar construir un gasoducto sin tener respaldo garantizado de gas para llenarlo por años? Notable que ello saliera de la boca de quien tuvo a su cargo un año y medio el ENARGAS, ente regido precisamente por la 24.076. ¿Hacer un gasoducto y después ver como se llena?

En primer lugar, la opinión difícilmente se pueda catalogar de una media verdad, porque a priori parece incomprensible. ¿Acaso alguna vez en la Argentina o en el mundo se hizo un gasoducto sin tener las condiciones físicas y probanzas perdurables en el tiempo, de tener gas para llenarlo?

Todos los gasoductos realizados y construidos en nuestro país para su abastecimiento interno, tuvieron los horizontes de producción de gas para que los mismos vieran su razón de ser. Cruce del Estrecho de Magallanes, gasoductos Neuba, San Martín, Gasoducto Norte, GNEA. Todos ellos fueron y son indispensables para la soberanía energética nacional, comenzando por el Gasoducto San Martín que permitió sustituir el carbón de hulla (importado de Inglaterra) por gas natural a la ciudad de Buenos Aires.

Quizás Tezanos se refiera a los gasoductos de exportación, particularmente a los de exportación a Chile. Si este fuera el caso, estaría exteriorizando la frustración por haber podido abastecer largamente a los chilenos. Es decir, acá sí sería comprensible que él enarbole la bandera del desafío para llenar todos los gasoductos construidos para exportar gas a Chile y hacerlo por 15 años corridos.

Esto sí sería comprensible desde su punto de vista, pero con la salvedad que se dijo en la nota anterior de este mismo tema (ver bibliografía): exportar gas a Chile para su demanda interna completa sí. Pero de ninguna manera hacerlo para que sean ellos quienem lo licuefaccionen y vendan el gas argentino al mundo.

Llegado a este punto, proponemos hacer una composición de lugar o ejercicio mental. Un país propenso al libre mercado y con políticas liberales como EE.UU. no exporta gas a México o a Canadá por gasoductos para que estos lo conviertan en GNL y sean ellos los que lo exporten al mundo. ¿Por qué? Sucede que muchas veces tiene que importar gas, ya que su sobre-producción está en el sur y sus mayores necesidades invernales de las costas de Massachusetts. Ahí lo que faltan son gasoductos, es decir los desafíos que no considera Tezanos.

Quizás el consultor asociado de Aranguren no encuentre desafío en construir un gasoducto, porque nunca proyectó ni dirigió su construcción. La construcción de una obra de esta naturaleza es un tremendo desafío, tanto para la demanda interna insatisfecha como para la exportación.

Tezanos ha defendido el abasteciendo a las industrias chilenas, hecho comprobado por su testimonio a favor de Methanex en el litigio contra un productor de la Argentina, en donde se privilegiaba el consumo interno del país por sobre la exportación a Chile.

El GNEA
¿El Gasoducto del NEA no puede por ley contar con una tarifa para dar vuelta el flujo y abastecer el sistema? ¿La Ley 24076 no lo prevé, y el ENARGAS no tiene facultades? Las preguntas retóricas se deducen de lo manifestado por Tezanos y una aparente renegociación (¡sic!) de la Ley 24.076. Esto tampoco podría catalogarse de media verdad, porque es una equivocación o una ignorancia supina, como veremos debajo.

El Gasoducto de NEA se construyó para abastecer la demanda de gas de cuatro provincias que no contaban con gas de red (Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones) y completar el abastecimiento de otras dos provincias más (Salta y Santa Fe).

Este gasoducto fue parte integrante del contrato de abastecimiento con Bolivia allá por 2006, cuando Vaca Muerta no era una realidad ni física ni económica de extracción. Claro que, igualmente, se tuvo en cuenta la potencialidad del desarrollo del shale gas, ya que el diseño ingenieril del GNEA contemplaba esta cuestión.

El diseño original del GNEA era abastecerse de gas solamente de Bolivia, y no conectarse a la red troncal de gasoductos existentes. Más tarde, en una revisión del proyecto allá por 2010, se modificó esta condición y se conectó el GNEA al Sistema de Transporte de TGN en la provincia de Santa Fe. Por otra parte, las estaciones de compresión se diseñaron para ser construidas de manera tal que la compresión y el transporte de gas en el GNEA fuese tanto de norte a sur como de sur a norte. Es decir, que el GNEA, en la medida que Vaca Muerta empezara a ser una realidad operativa de extracción, todo ese sistema podría abastecerse con gas argentino. Asimismo, el diseño original del GNEA prevé incluso que de él se pueda exportar gas argentino a Paraguay.

De hecho, y refutando fácticamente lo dicho por Tezanos, actualmente el GNEA alimenta a la Central Brigadier López en lo que él llama "sentido inverso". Es decir, su conexión con TGN transportando gas hacia el norte hasta la central. Esta cuestión de que el flujo de gas sea reversible no es nuevo. En la terminal de Escobar, el gas inyectado va de sur a norte las más de las veces, mientras que la Planta Compresora de San Jerónimo de TGN cuenta con más de 50 maniobras de compresión, siendo una de ellas comprimir sobre el Gasoducto Norte, esto es, con dirección sur a norte.

Continuando con el GNEA, debemos preguntarnos qué paso durante la gestión de Mauricio Macri. Como ya analizamos desde OETEC en más de una oportunidad (ver bibliografía), lo que se estaba construyendo se ralentizó y hasta paralizó. Lo que se terminó, que bien podría haberse habilitado a fines de 2016/principios del 2017, no se habilitó, postergando la alimentación a varias localidades que tenían red de distribución esperando la llegada del gas natural.


Fuente: Diario Norte, 9 de septiembre de 2018.

De hecho, hasta el día de hoy nunca se terminó (por diversas cuestiones que habría que investigar) la conexión en Salta con el gas proveniente de Bolivia. Este gasoducto ha estado parado en su habilitación parcial, alrededor de 1.000 km, por más de dos años, impidiendo así incrementar la demanda argentina para el abastecimiento del gas desde Vaca Muerta.

No nos tenemos que olvidar tampoco que, apenas asumió la nueva conducción de la ex ENARSA (Balboa, a la sazón socio fundador de la consultora de Aranguren), frenó la licitación para terminar de construir el GNEA en las provincias de Corrientes y Misiones. Y eso que los pliegos estaban todos terminados para el llamado a concurso (cruce del Río Paraná inclusive).


Fuente: IEASA (ex ENARSA), comunicación del 17 de agosto de 2018. Paralización completa de la traza modificada oficialmente confirmada por IEASA.

Pues bien, y sistemáticamente, desde que asumió Mauricio Macri las gestiones de ENARSA abierta y explícitamente detuvieron el avance de la construcción del GNEA, recurriendo a todas las herramientas y artilugios posibles. Por cierto, deberá ser materia de investigación el perjuicio económico para el Estado Nacional que estas deliberadas trabas ocasionaron.

En esta línea de acción y pensamiento los dichos del señor Tezanos respecto de los impedimentos para determinar tarifas sobre el Gasoducto de NEA. Porque lo que está sugiriendo entonces es una nueva forma de obstaculizar su desarrollo y, con ello, bloquear la demanda interna de gas mejorando la vida de centenares de miles de usuarios y potenciando industrias de la zona.

Además, cuando Tezanos dice que hay que "renegociar" (¡sic!) la 24.076 porque no se puede determinar tarifas al cambiar el flujo de un transporte es totalmente falso. Nuevamente, nos queda la incertidumbre si tal opinión es porque ignora los alcances de la normativa y las funciones del ENARGAS o por intereses particulares.

La Ley 24.076 faculta al ENARGAS a establecer las tarifas. Por lo tanto, tratándose de un gasoducto nuevo, aun hecho bajo la Ley 17.319, el ENARGAS tiene TODAS las facultades para establecer las tarifas de transporte que sean necesarias.

No queremos ser aburridos y en homenaje a la brevedad, diremos que el ENARGAS, autárquicamente tiene varios derechos y obligaciones devenidos estos en funciones. Una muy especial, particular e intrínseca del ente, es el de establecer, definir, y autorizar TARIFAS de transporte y distribución específicamente, y máxime cuando se trata de gasoductos nuevos y cambios en las direcciones de transporte. A menos que Tezanos quiera o crea que eso lo pueden hacer solamente los privados entre sí (¡de un servicio público!) esta responsabilidad cae en el ENARGAS. Es más, la Ley vigente también permite establecer y actualizar las tarifas existentes sin necesidad de crear nuevas tarifas de acuerdo a nuevos puntos de inyección de entrega o recepción de gas.

En fin, es el ENARGAS el único autorizado y obligado a dictar y reglamentar tarifas del servicio público del gas de red. Tezanos debería saber o recordar esta cuestión que es básica, aun no siendo profesional en la materia, sobre todo cuando fue interventor del ENARGAS durante casi 18 meses. Sobre todo, cuando el ENARGAS, desde la finalización de la Ley de Emergencia, ha recuperado todas sus funciones. Porque con un discurso equivocado en este sentido, lo único que hace es colaborar en postergar aún más la puesta en marcha y operación de este gasoducto para alimentar a todas las localidades de influencia.

Conclusión
A modo de cierre, volver a insistir con el siguiente razonamiento, ya expuesto en nuestra segunda parte: las verdades a medias de Tezanos se convierten en falsedades verdaderas, contribuyendo al bloqueo de un pilar de nuestra soberanía como es la soberanía energética.

Cabe recordar, en este sentido, cuando Aranguren (quien promocionó a Tezanos en el ENARGAS y luego lo contrató como consultor asociado) expresó abiertamente que el autoabastecimiento no era importante y que la energía no era un Derecho Humano.


Fuente: Energy Consilium. Cabe recordar que esta consultora, presidida por Aranguren, se constituyó el 27 de septiembre del 2018, esto es, tres meses después del desplazamiento del ex presidente de Shell. Forman parte de la dirección de esta empresa los señores Balboa, Carasalle y Pourteau, a la sazón ex director de ENARSA, ex Coordinador de Asuntos Legales del Ministerio de Energía y ex Subsecretario de Hidrocarburos, respectivamente. Tezanos, Redondo, Soares y Heins (ver imagen) también fueron nombrados por Aranguren cuando se desempeñó como ministro.



Bibliografia
OETEC (18/09/2019) "Señor Macri: el gas de red llegó al Chaco a pesar de Ud., Aranguren y Balboa"
http://www.oetec.org/nota.php?id=4160&area=1

OETEC (17/09/2019) Tezanos en FLACSO (II): Verdades a medias y falsedades enteras del ajuste tarifario macrista
http://www.oetec.org/nota.php?id=4158&area=1

OETEC (12/09/2019) Tezanos en FLACSO: el modelo del granero del mundo para Vaca Muerta
http://www.oetec.org/nota.php?id=4155&area=1

OETEC (31/08/2018) ¿Exceso de gas? Porque así lo quisieron. El caso de la paralización del GNEA
http://www.oetec.org/nota.php?id=3413&area=5