ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

ENARSA y la Energía Distribuida como solución a las demandas pico en el sistema eléctrico nacional

Autor | Lucas Schneider


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Programa Energía Distribuida, ENARSA, Plan Energético Nacional, equipos de generación, centrales eléctricas, federalismo energético



02-06-2014 | El presente artículo refleja cómo se establecieron criterios para la generación distribuida desde el Ministerio de Planificación Federal para mejorar el abastecimiento energético en todo el territorio nacional a partir de picos de demanda en el Sistema Argentino de Interconexión (SADI), todo ello conducido por la empresa pública ENARSA, dependiente del organismo citado. Este programa fue implementado transitoriamente hasta la puesta en marcha de la nueva generación eléctrica propuesta por el Plan Energético Nacional vigente.


Durante las Primeras Jornadas Federales en Energía, Desarrollo Soberano y Políticas Públicas, evento organizado por el Observatorio para la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) el 15 de Mayo 2014 en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, se presentaron alrededor de 30 ponencias de profesionales académicos, empresarios y funcionarios públicos nacionales, provinciales y municipales. Algunas de estas disertaciones abordaron temas específicos del sector eléctrico, en las que se observó un importante crecimiento establecido tanto en el segmento de la generación como en el de transporte de energía.

En este sentido, ENARSA, como empresa que fue concebida para actuar en aquellos nichos del mercado ampliado de la energía donde las empresas privadas no intervienen por desinterés económico y comercial, tuvo un rol fundamental en el incremento de la potencia instalada del parque de generación, entre otros segmentos. La empresa hoy se encuentra gestionando más de 2.800 MW de potencia eléctrica que aportan al SADI (casi un 9% del total de la potencia nominal instalada al SADI y más de un 10% de la potencia disponible).

Un porcentaje significativo de esta capacidad se encuentra en el Programa de Generación Distribuida (I, II, III y IV) creado por ENARSA para el abastecimiento puntual en regiones con demandas pico de generación. Este tipo de programas representan una solución a demandas transitorias de energía eléctrica hasta tanto la nueva generación proyectada en el Plan Energético Nacional vigente ingrese al SADI, por ser estas obras de mayor eficiencia en su generación.

Una de las virtudes de este tipo de generación es que pueden ingresar al sistema de generación de manera instantánea cuando la demanda de consumo se encuentra en las regiones pico de demanda.

El Programa de Generación Distribuida
El Programa de Generación Distribuida fue desarrollado en cuatro etapas, etapas que abarcaron conjuntamente la instalación y puesta en marcha de 68 centrales, ubicadas en 18 provincias del país, con una potencia total de 1.265,58 MW.

El programa es un aporte también en respuesta al proceso de crecimiento económico regional y la expansión de la cantidad de hogares que han ingresado estos últimos años en el consumo eléctrico. De acuerdo a los datos suministrado por el Ministerio de Planificación Federal, más de 3,7 millones de hogares accedieron en los últimos 10 años al servicio público de electricidad.

El siguiente mapa muestra la distribución geográfica de los equipos de generación instalados. En el mismo se observa una importante concentración de generación en las regiones pampeana, litoral y noreste del país.



Las obras de infraestructura que se están ejecutando en el contexto del Plan Energético Nacional vigente resultan fundamentales para la diversificación de la matriz energética y en general son obras que requieren plazos de planificación y de construcción muy elevados, tales como los proyectos de aprovechamiento hidroeléctricos y los de centrales nucleares de potencia.



Actualmente, dicho Programa apunta a atender el crecimiento de la demanda que ha caracterizado estos últimos 11 años, con el propósito explícito de responder rápidamente a sus incrementos y hasta tanto culminen las grandes y estratégicas obras de infraestructura en el segmento de generación (grandes centrales térmicas, centrales hidroeléctricas y centrales nucleares), fundamentales para el desarrollo sustentable del país.



Las centrales del Programa Energía Distribuida funcionan actualmente con gas natural o combustibles líquidos derivados del petróleo, dependiendo del suministro disponible en cada región. Los costos asociados respecto de este tipo de generación en general son elevados, pero es importante tener en consideración que estos equipos de generación distribuida resultan una solución transitoria para que todos los usuarios de energía eléctrica del país puedan tener un normal abastecimiento, y por consiguiente permitir el desarrollo económico y social de estas regiones a las que el capital privado no se muestra interesado, hasta tanto culmine la puesta en servicio de las nuevas centrales de mayor potencia y eficiencia energética.



Este tipo de programas encarados por ENARSA son acciones directas de una empresa pública cuando el capital privado demuestra con su accionar un total desinterés. Y es allí donde el Estado necesariamente debe intervenir, en función del desarrollo federal argentino.



Bibliografia
- Secretaría de Energía de la Nación.

- ENARSA http://www.enarsa.com.ar/index.php/es/areasdenegocios/120-generaciondistribuida

- Ministerio de Planificación Federal.