ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Telecomunicaciones

| Artículos de opinión

"Command and control". La Secretaria de Comunicaciones frente al rompecabezas del espectro radioeléctrico

Autor | Rodrigo Gibson


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
espectro radioeléctrico, telefonía móvil, SECOM, Secretaría de Comunicaciones, licitación, 4G, rol del Estado, Nextel, Claro, Personal



19-06-2014 | Analizamos el modelo de control y asignación del espectro radioeléctrico en la Argentina, atendiendo a la inminente licitación de nuevos espacios para la telefonía móvil. Se trata de un difícil ejercicio conceptual para todos los entes reguladores del mundo. Las particularidades de nuestro país incluyen complicaciones derivadas del pasado neoliberal, en cuyo marco se realizaron las primeras asignaciones.


El modelo de control y asignación de espectro en la Argentina, denominado internacionalmente "Command-and-Control", básicamente consiste en un esquema de administración centralizado por el regulador, en el cual las frecuencias se asignan a un número limitado de usuarios, para usos definidos por el Organismo de Control Estatal. Este esquema de "Command & Control" es uno de los más utilizados a nivel mundial; incluso en países como EE.UU. y también de la Unión Europea.
En EE.UU. son muy conscientes del valor económico y estratégico del espectro, por lo cual el Estado le da prioridad al uso militar, de seguridad interior, etc., frente a su uso comercial. Tal es así que la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. (FCC por sus siglas en inglés) estableció, desde el año 2002, un grupo de trabajo denominado Spectrum Policy Task Force, el cual se encarga de revisar sistemáticamente la política sobre la administración del espectro, con el objeto de asesorar y emitir recomendaciones a la FCC, como una forma de ponerle un coto a la cooptación de frecuencias para propósitos de seguridad.

Por otro lado, la Unión Europea inició una reforma del espectro siguiendo las recomendaciones del reporte del grupo de trabajo Radio Spectrum Policy Group (RSPG), aunque siguiendo la modalidad "Command & Control" por parte de los distintos organismos de los Estados miembros.

Modalidades más utilizadas para la asignación de espectro
- Lotería: permiten una asignación transparente y ágil. Sin embargo, involucra costos de transacción y principalmente incertidumbre en los planes de negocios de las corporaciones.

- Subasta: es simple, transparente, económico. Sin embargo, la desventaja es: quién tiene más dinero gana y muchas veces no es el mejor equipado tecnológicamente para otorgar el mayor aprovechamiento al espectro, y en EE.UU. tuvieron el agravante que las corporaciones acordaban entre sí, simulando ser oferentes independientes y desvirtuándola.

- Audiencia comparada: comúnmente denominada Concurso Público, es uno de los métodos más tradicionales en la asignación de espectro, y se reduce a la asignación en función de diversos aspectos, que incluyen criterios técnicos, financieros, legales, administrativos y de negocios. En definitiva es decisión del organismo de control Estatal.

Desafíos de la SECOM
La Audiencia Comparada es la modalidad más aconsejada en el mundo y es la elegida por la Secretaría de Comunicaciones de la Nación (SECOM) en nuestro país.
Actualmente, sólo serían dos las empresas que operan en territorio argentino en condiciones legales, técnicas y económicas de adquirir espectro: Claro y Personal. Nextel no reúne las condiciones financieras para garantizar la inversión necesaria para desplegar el 4G.

Este es el principal problema que enfrenta la SECOM: tiene que licitar espacio en la banda del 700 MHz para desplegar la tecnología 4G y se enfrenta a un mercado muy concentrado. Este modelo de asignación permite considerar este elemento para eventualmente dejar desierta la convocatoria por falta de oferentes, o bien, porque los oferentes no garantizan un mercado competitivo y, por consiguiente, puede llevar a una subutilización de ese nuevo espacio por falta de inversión. En ese sentido, la SECOM tendrá que evaluar en cada instancia y condicionar a los oferentes para que luego de asignada la frecuencia y el ancho de banda, ese espacio no quede subutilizado. Así es que las cláusulas contractuales tendrán que ser específicas y con distintos gatillos que permitan controlar en el tiempo y eventualmente sancionar o rescindir.

Argentina: elección de bandas y tecnologías
En la década del 90, con una desregulación asimétrica y una política entreguista y reduccionista del Estado que impactó negativamente en la soberanía, en la pauperización del servicio, en defalco estatal y en caos, se llegó incluso hasta la entrega de la soberanía del control del espacio radioeléctrico, coronando en el año 2000 con la declaración de Emergencia del Control del Espectro.

En 2003 el Estado Argentino asumió su responsabilidad y tomó la decisión política de recuperar la soberanía y el control del Espectro Radioeléctrico, y en ese sentido, haciendo uso de sus facultades efectiviza la re-nacionalización.

Actualmente, el Estado regula el modo de control y asignación del espectro, utilizado el método de "Command & Control" siendo el más común en todo el mundo y aconsejado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Además, efectúa la asignación de espectro por medio de Audiencias Comparadas, que garantiza al Estado el resguardo del interés público y la política de democratización de las telecomunicaciones; asignando bandas 850, 900 y 1900 que son las más utilizadas en toda la región, así mismo como la tecnología GSM.

El ancho de banda asignado actualmente es similar al de la mayoría de los países de la región, lo cual echa por tierra cualquier planteo del sector privado, en que su retraso tecnológico se debe a la no asignación de espectro. Es necesario para mejorar el servicio hacer más inversiones en infraestructura por parte del sector empresarial.
La Argentina, según datos de la CITEL (Órgano asesor de la OEA en asuntos relacionados con las telecomunicaciones/TIC), utiliza las bandas 850/900/1900 que son las bandas más utilizadas por la mayoría de los países de la región incluyendo a EE.UU., y también destaca la tecnología GSM, TDMA y CDMA como las más elegidas por la región, aunque hay una tendencia a la migración de la tecnología Europea GSM.

Recientemente la SECOM anunció la inminente licitación de espectro en la banda 700 donde actualmente hay espacio disponible. Esta es la frecuencia más deseada para el 4G, pues es la que menos inversión en tecnología necesita. Queda en manos de los reguladores confeccionar pliegos que garanticen el mejor y más eficiente uso de este espectro con el máximo de ganancia para el Estado, condiciones serias de inversión por parte de los privados y además efectivas cláusulas de rescisión.