ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Índice de Riesgo Energético de origen Socioeconómico. La Argentina en el contexto regional

Autor | Beatriz Muñoz Delgado


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
índice de riesgo energético, IRES, Argentina, crisis energética, seguridad energética, importaciones, autoabastecimiento



19-06-2014 | Una de las ventajas de disponer índices sintéticos de riesgo energético es que permiten establecer comparaciones entre países y entre regiones. En estas figuras se ofrece una perspectiva comparada del Índice de Riesgo Energético de origen Socioeconómico (IRES) para la Argentina a nivel regional y a nivel país en el contexto americano.


En el primer caso, se muestra que los niveles de riesgo regionales más bajos se encuentran en el bloque Estados Unidos-Canadá (13), seguido, a más del doble de distancia, de la Unión Europea (29). En el conjunto europeo destaca claramente una concentración del riesgo en el factor estrictamente energético, por su escasez de recursos propios; mientras en los países norteamericanos despunta el riesgo económico, por el tamaño y ritmo de crecimiento de su economía y población. Tras Eurasia (que incluye los países europeos, la Federación Rusa, países caucásicos y repúblicas de Asia Central), encontramos a la Argentina. Vemos que el país se posiciona por delante de la media de América Latina, y los datos del IRES nos dicen que la región presenta un 37% más de riesgo total que la Argentina.





En este ámbito, si atendemos al segundo gráfico, resulta llamativo que Argentina tenga un menor nivel de IRES que países con importantes niveles de producción de energía, como Venezuela, Brasil, Colombia, Perú o Bolivia. Los países que preceden a la Argentina en términos continentales son aquellos con niveles de riesgos políticos e intrínsecamente energéticos inferiores a los de Argentina. Uno de los factores que explica la posición de Argentina es que sus fuentes de importación de petróleo y gas natural están más concentradas que las de Trinidad y Tobago, la madurez de los descubrimientos de gas natural es superior en el caso de la Argentina, mientras el autoabastecimiento global es superior en el caso de México y Trinidad y Tobago. En el caso de Estados Unidos y Canadá, además, estos países tienen niveles inferiores de riesgo económico y social; sin embargo, Argentina presenta menores riesgos sociales y económicos que Trinidad y Tobago, y México.

El Índice de Riesgo Energético de origen Socioeconómico (IRES) no sólo sirve para establecer una comparativa entre países y regiones y ver cómo se encuentran en términos relativos. Es interesante conocer cómo se encuentran los socios comerciales y países de tránsito de los que dependen nuestras importaciones.



En esta figura vemos que los proveedores con mayores niveles de riesgo son Paraguay (59), Catar (49) y Bolivia (48), todos ellos, con IRES superiores a 40. No obstante, los dos primeros apenas suman el 9% del aprovisionamiento de energía de la Argentina, y Bolivia el 15% (ésta sí es una cantidad a tener en cuenta, y más si consideramos que casi el 31% de las importaciones de gas natural provienen de este país). Sin embargo, el país más crítico para el abastecimiento de la Argentina es Trinidad y Tobago, como resultado de un nivel de riesgo moderado (36) pero con una fuerte concentración de las importaciones de gas natural (48%).

En todo caso, conviene recordar que el 86,4% del consumo total de energía primaria argentino provino de la producción nacional y tan sólo el 13,6% de la importación de terceros países.