ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo Económico

| Artículos de opinión

Carta Abierta a los legisladores del pueblo argentino (no hay peor default que la impunidad de los estafadores )

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés en relación a los fondos buitres.


Palabras Claves
deuda externa, endeudamiento, estafadores, fondos buitre, holdouts, Federico Sturzenegger, Domingo Cavallo, Daniel Marx, Carlos Melconian, López Murphy, Pedro Pou, Juan José Machinea, Roque Fernández, legisladores, Daniel Montamat, Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner, fiscales, Justicia, Poder Judicial



26-06-2014 | "Los autores del endeudamiento carnal, el Blindaje y el Mega-canje dan lecciones de negociación al gobierno. De no creer" (Tiempo Argentino - 22/06/14). Me permito disentir con el autor de la frase, mi amigo Roberto Caballero. Por mal que nos pese, "es de creer". Y es "de creer" porque, en primer lugar, el endeudamiento deliberado provocado por funcionarios domésticos -como mecanismo de expoliación y sometimiento de una Nación justa, soberana y autosuficiente- no es delito en la Argentina, ni está regulado (por ejemplo, ninguna ley fija un techo de endeudamiento sobre el PBI, ni prohíbe, en función del trágico aprendizaje, volver a endeudarse con el Fondo Monetario o el Club de París). Tampoco nuestra Carta Magna aborda el problema histórico del endeudamiento externo como pilar del saqueo argentino (junto con la apropiación oligárquica de la renta agraria y el intervencionismo de mercado en las áreas más sensibles de la economía nacional, los tres pilares del proyecto semicolonial). ¿Se imagina el lector qué magnífico paso daríamos al declarar anticonstitucionales los acuerdos stand by con el FMI, la reprivatización/reextranjerización de YPF, la eliminación del Fondo Federal Solidario sojero? En segundo lugar y más importante aún, querido Roberto, "es de creer" porque del 2003 a esta parte -y especialmente en estos últimos años con el resurgir político de los "autores del endeudamiento"- brilla por su ausencia un accionar que los desenmascare ante la opinión pública, pero trascendiendo la mera descripción de sus "errores" como administradores. Se impone, en este sentido, aprender de la reacción que no se detiene en criticar a nuestros representantes, sino que además los denuncia, demanda y empuja a Tribunales, ante los ojos y oídos de decenas de millones de compatriotas. Y acá, estimado Roberto, lo más peligroso, pues el problema no pasa por las "lecciones de negociación" que los "autores del endeudamiento" pudieran dar al gobierno nacional. El problema pasa más bien, y este ejemplo lo sintetiza todo, por un Federico Sturzenegger miembro de la comitiva de legisladores que visitó Washington. ¿Cómo que "de no creer" que nos aleccionen, si dejamos que los estafadores se muevan con total impunidad? Roberto, los principales responsables del desfalco al pueblo argentino entre 1976 y mayo de 2003 vuelven a escena con la protección otorgada, no por Magnetto, Mitre o el Departamento de Estado, sino por nuestra ambigüedad, devenida ya en parálisis. Y es justamente en esta cuestión donde entran a tallar nuestros legisladores, los del interés nacional, popular y verdaderamente democrático, claro está.


De legisladores a fiscales de la seguridad jurídica popular
Ya lo dijo la Presidenta: "La deuda externa fue el mayor nido de corrupción desde Bernardino Rivadavia a la década del 90". Pero sucede que mientras dicha corrupción queda impune -exceptuando las patriadas de Alejandro Olmos y alguna que otra causa proveniente de algún que otro fiscal por ahí perdido-, la reacción no deja funcionario sin atacar (denunciar), ni política nacional sin calificar de corrupta o corrompedora. Es evidente que no pretenden ganarse a la opinión pública a favor de una reprivatización de las AFJP mostrando los supuestos errores del SIPA, el FGS y/o la ANSES, sino a través del origen ilícito de la reestatización por lo corrupto de su autor intelectual. Similar estrategia emplearon con YPF, aventurando incluso una denuncia a la Presidenta de la Nación (MST por la causa YPF-Chevron). ¿Y nosotros? ¿Y nosotros en esta gran y nueva encrucijada histórica? ¿Y nosotros que carecemos de un Poder Judicial afín a los intereses del pueblo argentino? El Poder Judicial cooptado por la SRA y las corporaciones puede y debe, en este caso, ser reemplazado por el Poder Legislativo, el mismo que desde 2003 viene sirviendo al pueblo que lo votó. ¿Acaso no logramos desplazar al FMI del Poder Ejecutivo y reemplazarlo por un gobierno patriota y popular? De legisladores a fiscales de la seguridad jurídica popular y la viabilidad de la Argentina como nación soberana, moderna y socialmente justa. De legisladores a querellantes, por los jueces, fiscales y las cautelares que no tenemos y necesitamos. Tal estrategia, complementada con un nuevo Código Penal actualizado a los tiempos que corren con la figura de "Traidor a la Patria" resulta ya decisiva.

Honrar a las Madres y a las Abuelas
Sin Memoria, sabemos muy bien, no hay Verdad ni Justicia. Pero sin Justicia, mejor dicho, sin "Juicio y Castigo", no hay ni habrá Soberanía ni Segunda Emancipación. El repaso histórico de los procesos de endeudamiento y desendeudamiento hecho una y otra vez por la Presidenta de la Nación debe ser reforzado con "Verdad, Justicia, Juicio y Castigo". ¿Nos vamos a conformar con el reciente sobreseimiento por prescripción a 9 implicados en la causa por el Mega-Canje de 2001 en fallo de la Cámara Federal porteña (¡antecediendo en apenas un par de días al fallo de la Corte de EE.UU.!)? ¡Cámara Federal porteña! Entre los implicados estaba Sturzenegger, el que viajó a Washington. ¿Y a Juan José Machinea quién lo denuncia? ¿Y a Cavallo, Pedro Pou, Carlos Melconian, Roque Fernández, Daniel Marx, López Murphy, etc.? ¿Quién se encarga de seguir los pasos de Baltasar Garzón y luchar por la extradición del banquero (léase estafador internacional) también sobreseído por los jueces porteños, Mr. David Murdorf? En reciente entrevista radial al periodista Majul, el buitre Domingo Cavallo reconoció que no puede volver al país por los juicios que aquí tiene en contra. ¿Cómo puede ser que se reconozca PRÓFUGO y ningún legislador (va de suyo que no lo hará ningún juez o miembro de la Corte Suprema) salga inmediatamente a denunciarlo por todos los medios y rincones del país? ¿Quién se anima a pedir a la Interpol la captura del PRÓFUGO Cavallo, procesado por la causa del Mega-Canje? ¿Quién reclama su extradición al gobierno del país donde se ha escondido? La golpista venezolana Corina Machado, funcionaria de la embajada de EE.UU. en el hermano país caribeño, anduvo meses de gira por parlamentos suramericanos reclutando apoyo para derrocar al Presidente Maduro. ¿Quién visita a legisladores y parlamentos a lo largo y ancho de Unasur para retratar el golpismo buitrista y conseguir un respaldo masivo de la Patria Grande a la posición nacional? El mejor golpe al buitrismo local y extranjero, el mejor golpe a los intereses semicoloniales, no está en la Corte de EE.UU., no está en EE.UU., ni en el Viejo Mundo. Está en lograr que los estafadores seriales del pueblo argentino sean vistos, sentidos y sentenciados así por el mismísimo pueblo argentino y latinoamericano. A los pañuelos blancos se los honra emulando su ejemplo, coraje y resolución. Y con coraje y resolución, con "Memoria, Verdad, Juicio y Castigo" se gana 2015, o se pierde todo.

Mi reino por una Carrió
Elisa Carrió podrá no tener todos los patitos en fila -como magistralmente sintetizó el senador Aníbal Fernández- pero sirve un propósito y cumple un rol cultural imprescindible para la semicolonia: hacer pasar por corruptos a las políticas, leyes y funcionarios del campo nacional y popular. Denuncia sin parar y a mansalva, sin importar el resultado, pues mientras lo siga haciendo la líder de FAUNEN servirá el propósito para el cual la oligarquía y aliados extranjeros la predestinaron. El aparato mediático de la pobreza y la exclusión hace el resto: divulga, magnifica, profundiza, populariza las demandas contra el gobierno nacional. Los corruptos e impíos somos nosotros; corruptas, las mejores políticas nacionales y sus ejecutores (AFJP, Aerolíneas, YPF, desendeudamiento, etc.). Nos endilgan negociados, cláusulas secretas, valijas, bolsos, bóvedas y cuentas furtivas. ¿Y nosotros? Por triste que parezca, la catarata denunciadora-difamadora no tiene réplica. ¿Y las cláusulas secretas de los acuerdos stand by con el FMI? ¿Y la estatización/legalización de la deuda externa con Cavallo y Melconian en los ochenta? ¿Acaso debemos esperar que algún periodista valiente y cojonudo a lo Víctor Hugo se digne escribir Deudaleaks para denunciar estos engendros, hacerlos públicos y llamar la atención de algún juez patriota? Ex secretarios de Energía como Daniel Montamat y Carlos Bastos, testigos para empresas extranjeras que nos demandaron ante el CIADI, se erigen como los grandes aleccionadores en materia energética y son invitados al Congreso a explicar la renacionalización de YPF y el acuerdo con Repsol (que por supuesto rechazan). ¿De "no de creer"? ¡De creer!, si nuestros legisladores siquiera convocan a una conferencia pública para denunciarlos ante la sociedad ni bien pisan el Parlamento.

Deuda externa y cuestión nacional
La estrategia de desendeudamiento no puede prescindir de un avance judicial (legislativo) contra los estafadores del pueblo argentino, esto es, los buitres domésticos. Es de esperar que la mayoría de tales iniciativas serán neutralizados por la "Justicia" reaccionaria. No importa. A inundar Tribunales y Comodoro Py de estos delincuentes; a obligarlos a declarar (a defenderse) ante una maraña de micrófonos y cámaras de TV. A desenmascararlos ante la ciudadanía toda, para que los conozcan y conozca qué hicieron y siguen haciendo como representantes dilectos del terrorismo financiero y especulador internacional. Aquí lo importante, pues de lo contrario el corolario neoliberal del 160% de deuda sobre PBI se convierte en una mera cuestión de mala praxis técnica, consecuencia a su vez de un "mal gobierno" en lugar de una estafa premeditada hábilmente pergeñada por una administración colonial. Igual con la disminución de la deuda al 40% del PBI: en lugar de vislumbrarla como una política de liberación nacional, queda reducida a billetes usufructuados a la "gente" a través de la maldita "caja", un BCRA adicto y el "viento de cola" que poco o nada hace al bolsillo de esa misma gente. Ídem para el Plan Brady, la Convertibilidad, los acuerdos con el FMI, los ajustes, el déficit cero, el Blindaje, del Mega-Canje, la propuesta de eliminación de provincias, las metas de inflación, el Corralito y, obviamente, el litigio con los fondos buitres. En fin, la deuda externa desvinculada de la cuestión nacional. Si no le contamos al pueblo argentino cómo fue robado y por quiénes, el 2015 se nos escabullirá de las manos.

No hay peor default que la impunidad de los estafadores
Señoras y señores legisladores del pueblo argentino. Ríos de tinta, días enteros de TV y radio a explicar la sucedido desde el fallo de la Corte estadounidense. Que default que no default. Que RUFO que no RUFO. Que 15.000, 100.000, 200.000 millones de dólares o vaya uno a saber cuánto. Que culpables estos o culpables aquellos. Lo cierto es que el pueblo argentino y el gobierno nacional, una vez más, vuelven a ser atacados directamente por la madre de todas las estrategias de dependencia y sometimiento que pesan sobre un país como el nuestro: la deuda externa. Desde el campo nacional se recrimina a los buitres de adentro. Bien, pero absolutamente insuficiente a esta altura del partido si es que a esto se reducirá nuestra respuesta en el frente interno. La gravedad que atribuimos a la deuda externa (léase el programa neoliberal de la oposición política) no se condice con la pasividad de nuestras fuerzas legislativas, único reaseguro de una Justicia popular. El repaso histórico que copiosamente realiza Cristina Fernández de Kirchner (Memoria y Verdad) debe tener su contrapartida en "Justicia, Juicio y Castigo". Puede que para revisar la deuda externa sea tarde. Pero revisar, enjuiciar y castigar a sus responsables y ejecutores, locales y extranjeros, eso jamás. "Justicia, Juicio y Castigo", que tanto se respalda y admira, aplicado también a los genocidas del endeudamiento. No otra es la magnífica lección de las Madres y las Abuelas. Las horas decisivas por las que atraviesa el pueblo argentino les exigen, señoras y señores legisladores del pueblo argentino, a obrar como fiscales de la seguridad jurídica popular y su descolonización cultural, base de la dominación imperialista. Puede que lo aquí planteado moleste a muchos diputados y senadores del campo nacional, por cierto, muchos conocidos y amigos de quien escribe. Pero como saben, el gran legado de Néstor y Cristina enseña a no dejar las propias convicciones en la puerta de ningún lado. La cuestión de la deuda externa no puede limitarse a un Power Point, ni a un programa de TV. No hay peor default que la impunidad de los estafadores.