ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Telecomunicaciones

| Artículos de opinión

Una triada de vanguardia que se avecina: ARSAT 1 y ARSAT 2 superan pruebas con éxito

Autor | Cecilia Rodríguez


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
ARSAT, CEATSA, INVAP, satélites geoestacionarios, telecomunicaciones, AR-SAT 1, AR-SAT 2, AR-SAT 3, Ministerio de Planificación



03-07-2014 | El desarrollo del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones avanza viento en popa. De la triada de satélites que se ha planeado formen parte del Sistema, AR-SAT 1 esta embalado y listo para ser trasladado hasta la Guayana Francesa -el lugar desde donde será lanzado en la primera quincena de octubre- y AR-SAT 2, ya listo para comenzar con los ensayos. Estos grandes adelantos permiten avanzar según los tiempos planificados hacia la construcción del AR-SAT 3, prevista para mediados de 2015.


El Ministerio de Planificación Federal avanza satisfactoriamente con sus dos primeros satélites íntegramente diseñados y producidos en la Argentina, ARSAT 1 y ARSAT 2. En el primer caso se encuentra listo para ser lanzado en octubre mientras que en el segundo se comenzará con los ensayos en agosto para ser puesto en órbita a mediados de 2015.

Hace menos de dos años, el 27 de septiembre de 2013, la presidenta de la Nación inauguro CEATSA, el primer centro de ensayos de alta tecnología argentino, en el marco del Plan Nacional Integral "Argentina Aeroespacial". En aquella oportunidad, un hito para la historia de la tecnología argentina -en tanto este centro nos permitió prescindir de los ensayos ambientales en Brasil y realizarlos de forma independiente dentro de nuestro territorio- la Presidenta brindó una conferencia en la que afirmo sentirse "muy orgullosa de poder ser la Presidenta de la renovación generacional científica que se merece la Argentina". Agregó, asimismo, que "La importancia estratégica que entrañaba aquella inauguración era apenas imaginable en aquel entonces; y hoy, es un hecho. El primer fruto acaba de madurar con contundencia: ARSAT 1, el primer satélite de telecomunicaciones íntegramente argentino finalizó con éxito todas las pruebas en CEATSA y está listo para ser lanzado al espacio".

La revisión de pre embarque ( PRE-Shipment Review) arrojó resultados positivos, lo cual implica que el satélite ha sido diseñado, construido y ensayado de acuerdo a los intrincados requerimientos necesarios para su exitoso funcionamiento y que los trabajos en el centro de ensayos en Bariloche están concluidos. ARSAT 1 ya está embalado, a la espera de su inminente traslado a la ciudad de Kouru Kouru (en la Guayana Francesa), desde donde será lanzado en octubre. Una vez en su posición orbital, en a 36.000 km de distancia de la Tierra, ARSAT 1 será operado por la empresa estatal ARSAT durante los 15 años de vida útil en órbita que se le han previsto.

En igual dirección, la Presidenta manifestó que "nuestro primer satélite geoestacionario tendrá alcance no solo a todo el territorio nacional (incluyendo nuestras bases en Antártida) sino también a Uruguay, Paraguay, Chile y otros países del corredor andino. Ofrecerá servicios de datos y telefonía, de televisión Directa al Hogar (TDH) y de acceso a internet". Cabe agregar que en abril de este año se firmó la póliza de aseguramiento del ARSAT-1. Como ha señalado la empresa ARSAT, que nuestro primer satélite este asegurado implica "un importante reconocimiento internacional a la Argentina que afirma así su capacidad para llevar adelante misiones tecnológicas de alta complejidad".

Sabido es que ningún árbol da solo un fruto al madurar. Luego del éxito de nuestro primer satélite geoestacionario, mucho queda por venir. Los ensayos que ARSAT 1 acaba de finalizar comenzarán en agosto para ARSAT 2, el segundo de la triada que la Argentina completará en 2015. Como ha informado el Ministerio de Planificación, ya se acoplaron con éxito los dos módulos fundamentales de ARSAT 2 (el de servicio y el de comunicaciones) en un proceso llamado "mating". Los satélites cuentan de dos módulos esenciales para poder brindar un servicio de telecomunicaciones: el módulo de comunicaciones y el módulo de servicio. En el primer módulo se encuentra la "carga útil" (traspondedores, antenas de comunicación y toda la electrónica asociada), que es la encargada de recibir, amplificar y retransmitir las señales de radiofrecuencia. El segundo módulo, por su parte, brinda la capacidad estructural y los subsistemas de potencia, control de altitud, control térmico, entre otros, necesarios para el control orbital y de los servicios que permiten que la carga útil del primer módulo funcione adecuadamente.

En el proceso llamado "mating" fueron ensamblados ambos módulos, de modo tal que quedo listo para comenzar con los ensayos ambientales necesarios. Este procedimiento es extremadamente complejo, tanto que para poder ser exitoso fue necesario que todo el personal (técnicos de INVAP, monitoreados por personal de ARSAT y de de Thales Alenia Space) trabajasen de forma continua, día y noche. Se espera que para mediados de 2015 ARSAT 2 esté listo para ser puesto en órbita.

En suma, los dos grandes hitos aquí relatados son signos de consolidación de un proyecto político en materia de alta tecnología; signos que refuerzan la posición argentina en el ámbito comercial de las telecomunicaciones, así como en su condición de proveedor de sistemas satelitales complejos. Los avances se cumplen en tiempo y forma, de acuerdo a la planificación vigente, y a los lineamientos políticos trazados por el Presidente Néstor Kirchner, a su vez continuados por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y que lleva adelante el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

El inminente lanzamiento de ARSAT 1, el comienzo de los ensayos espaciales de ARSAT 2 y la proyección del último satélite de la triada, ARSAT 3, para 2015, permiten a la Argentina colocarse a la vanguardia en materia de telecomunicaciones, en tanto es el único país latinoamericano y del hemisferio sur con capacidad de desarrollo de esta tecnología aeroespacial.