ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energía Nuclear

| Artículos de opinión

Ontario y una introducción a la CIPK: la cifra más importante de la electricidad limpia

Autor | Stephen Aplin


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
CIPK, energía límpia, electricidad limpia, energías renovables, energía nuclear, Ontario, Toronto, Canadá, dióxido de carbono, emisión de gases tóxicos



11-08-2014 | El especialista en energía y medioambiente canadiense, Stephen Aplin, fundador del portal Canadian Energy Issues y columnista de OETEC, nos brinda un ejemplo notable de región (provincia de Ontario, Canadá), donde la energía armoniza con el medio ambiente. ¿Por qué son tan bajas las emisiones de carbono de la electricidad en Ontario? Introducción de la CIPK: la cifra más importante de la electricidad limpia.


¿Cuál es la cifra más importante con relación a la electricidad limpia? Es la intensidad de carbono por kilovatio-hora (CIPK): la cantidad total de dióxido de carbono, o CO2, expresada en toneladas métricas, que emiten los generadores que alimentan la red, dividido por la cantidad total de electricidad generada, expresada en kilovatios-hora. Como puede observarse en la tabla, en la columna de la izquierda la generación total de electricidad de red en Ontario durante la última hora fue de 16.592 megavatios/hora, y la emisión total de carbono fue de 1.202 toneladas métricas. Por lo tanto, la CIPK es 72,4 gramos de CO2 por kilovatio-hora (para hacer este cálculo, primero es necesario convertir el total de megavatios, o MW, a kilovatios multiplicando por 1.000 y el total de toneladas de CO2 a gramos multiplicando por 1.000.000. Luego se divide el total de gramos de CO2 por el total de kilovatios).



Según la tabla, hay dos tipos de combustible que son los principales emisores de CO2 en la red de Ontario: el gas y el carbón. Estos dos combustibles son los principales responsables de que la CIPK sea superior a cero.

Por su parte, los tres tipos principales de combustible sin emisiones contaminantes son la energía nuclear, la hidroeléctrica y la eólica. De éstos, la nuclear es por lejos la que contribuye con la mayor cantidad de megavatios. Sin la energía nuclear, la CIPK de la red de Ontario y sus emisiones de CO2 hora por hora, serían más de tres veces superiores a las actuales.

La energía nuclear es, por tanto, la principal razón por la que los viajes en metro y en tranvía en Toronto sean tan limpios. Los trenes subterráneos y los tranvías son eléctricos. Cuanto más limpia es la electricidad, más limpios resultan los viajes en metro o en tranvía. Más energía nuclear significa transporte más limpio en estos medios de transporte.
Ahora, la pregunta es: ¿usted querría ver que la CIPK de Ontario se redujera de manera permanente? Si es así, y a partir de la tabla expuesta, es obvio que una mayor utilización de la energía nuclear podría lograrlo.

En este sentido, recomendamos un portal muy interesante. Pertenece a la Alianza ambiental de Toronto, y muestra un excelente informe detallado sobre los beneficios ambientales del Transporte de pasajeros en trenes livianos (LRT por sus siglas en inglés). En un momento dado, sin embargo, dice que los trenes eléctricos "no producen emisiones localmente, puesto que son accionados por electricidad y que pueden funcionar utilizando energías renovables como la eólica y la solar." La primera parte de la cita da en el clavo, pero la segunda, claramente no. Todo transporte eléctrico debe ser alimentado por fuentes de energía confiables. En un próximo artículo veremos por qué la energía eólica dejó de ser comercialmente viable a mediados del siglo XIX. La razón es simple: era demasiado poco confiable. Poco ha cambiado respecto de los patrones de viento a nivel mundial desde esa fecha. El viento no era confiable entonces ni lo es ahora.

Para que el transporte de pasajeros en trenes livianos de Toronto sea limpio y confiable, debe ser alimentado por la energía nuclear. Esto significa agregar capacidad nuclear a nuestra red para forzar la reducción de la CIPK. Si permitimos que nuestra flota nuclear languidezca, o si cambiamos la generación nuclear por el gas (el combustible fósil "más limpio"), nuestra CIPK será casi tres veces mayor que ahora.

Para culminar, nos gustaría informar a los lectores que al día de la fecha, los reactores nucleares en la provincia de Ontario explican el 68,4% de la energía eléctrica total generada en la provincia. Un 94,9% de la electricidad en igual provincia es libre de carbono, del cual un 72% proviene de la energía nuclear.



Bibliografia
- http://canadianenergyissues.com