ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Hidrocarburos

| Artículos de opinión

La sabiduría de los niños y las conclusiones incoherentes de un periodista

Autor | José Francisco Freda


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés.


Palabras Claves
importación, petróleo, gas natural, hidrocarburos, diario La Nación, crisis energética, sesgo, tergiversación



29-09-2014 | Respuesta al artículo "La Argentina volvió a convertirse en un importador habitual de petróleo", publicado en el diario La Nación.


El diario La Nación, en su edición del día martes 23 de septiembre de 2014, publicó un artículo firmado por el periodista Pablo Fernández Blanco, titulado: "La Argentina volvió a convertirse en un importador habitual de petróleo". En su primer párrafo, señala: "La crisis energética derivada de la caída en la producción de hidrocarburos, uno de los rasgos sobresalientes de la década kirchnerista, llega al final del ciclo político con una nueva evidencia: el país se ha convertido en un importador cada vez más frecuente de petróleo, algo que no ocurría desde hacía dos décadas".

Con éste título y primer párrafo -que el periodista con total intencionalidad acomoda para hacer aparecer al gobierno como responsable del problema-, concluye: "La importación de crudo pese a la recesión revela el creciente déficit de producción de hidrocarburos de calidad en el que cayó el país".

Es tan grande el dislate que hilvanaron para arribar a esta conclusión, que sería aconsejable que previo a redactar y editar artículos sobre energía, estudiaran un poco, y si su capacidad intelectual no es acorde con la problemática a indagar, deberían hacer como los niños, que ante cualquier motivo nuevo a los que se enfrentan preguntan: ¿por qué papá?

Es decir, antes de escribir, se debe estudiar e investigar. De esa forma evitarían hacer el ridículo, salvo que existiera intencionada mala fe y ello no importara.

El primer párrafo pareciera haberse escrito y editado en una noche de "farra y alegría" -como el tango-: "La crisis energética…". Si hubiesen recordado a países como Uruguay y Paraguay, que importan casi el 100% de los hidrocarburos que consumen, o Chile, que debe importar más del 50% de los hidrocarburos que consume, o incluso Brasil que importa más que Argentina (12% Brasil contra 9% de importación de Argentina), ni hablar de los países centrales... ¿Catalogarían a todos estos países como atravesando una supercrisis energética? Nada más alejado de la realidad.

Un niño hubiera preguntado:

-Papá,¿ por qué tenemos que importar? y la respuesta hubiera bastado para poner las cosas en su lugar.
- Hijo, hubo en la década de los 90 un gobierno en Argentina al que éste diario defendía, que permitió que los recursos naturales (petróleo y gas) que antes eran de los argentinos, pasaran a manos privadas, y les permitieron exportarlos sin control y sin que tuvieran obligación de cambiar los dólares que cobraron en el país. Fue así que construyeron 10 gasoductos de exportación y se llevaron tanto gas, que las reservas gasíferas de 34 años que teníamos antes de la privatización de YPF, cuando se dejó de exportar, quedaron sólo para 10 años y con la producción en plena declinación. Hace 7 años se tomó la sabia decisión de prohibir grandes volúmenes de exportación de gas natural porque el sistema normativo nacional exige satisfacer las necesidades del mercado interno, pero como no alcanza para cubrir la demanda, debemos importar. Pensar que nos hubiéramos evitado estas importaciones gasíferas si nunca se hubieran autorizado exportaciones de gas a partir de mediados de la década del 90.

- Entonces papá, ¿nos vamos a congelar en los inviernos?
- No, hijo, para que eso no ocurra el gobierno nacional acordó con Bolivia la compra de gas natural, además de los embarques contratados de GNL, hasta tanto se pueda revertir ésta situación con el shale gas de Vaca Muerta en unos años. Con el petróleo pasa lo mismo que con el gas, pero con inferior impacto.

-¿Por qué hablan de petróleo de calidad?
- Estos señores no tienen idea de lo que significa calidad. La calidad no está en el mayor o menor rendimiento en crudos livianos o pesados, sino en su mayor o menor contenido de azufre y elementos químicos nocivos para la salud humana, así como también para la vida útil de las destilerías.

- ¿Y por qué falta petróleo?
- Falta porque los yacimientos no sólo se van agotando, sino porque los mismos fueron explotados durante muchos años de manera irracional, es decir, extrayendo la mayor cantidad posible y con la menor inversión sin realizar simultáneamente inversiones de capital de riesgo en exploración. Pero ello no es culpa del gobierno, es porque el petróleo es un recurso estratégico y natural no-renovable, que se agota en el tiempo, y lamentablemente los gobiernos anteriores al actual lo consideraron un commodity, y porque no exigieron a las empresas cumplir con sus compromisos contractuales.

- Entonces, ¿por qué estos señores hacen tanto lío?
- Porque ellos pretenden que los lectores no entiendan el tema, piensen que se están haciendo todas las cosas mal, y crean que otro gobierno como el de los 90 sería maravilloso.

¿Por qué quieren eso, si al final ellos también estarían mal?
- Lo que ocurre, hijo, es que si éstos tipos se venden bien, creen que con sus dólares ilegales, mal denominados "blue", no sufrirán en ese caso las penurias que deberemos soportar el resto de los ciudadanos argentinos.

Ésta ha sido una simple explicación para que un niño entienda de qué se está hablando. Quizá algunos adultos debieran siempre preguntarse por qué.

Probablemente existan adultos que requieran más información; para ellos produciré una segunda parte con explicación exclusivamente técnica sobre el tema.



Bibliografia
- Diario La Nación (23/09/2014): http://www.lanacion.com.ar/1729533-la-argentina-volvio-a-convertirse-en-un-importador-habitual-de-petroleo