ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Telecomunicaciones

| Artículos Periodísticos

Exitoso lanzamiento del ARSAT-1

Autor | Ricardo De DiccoFederico Bernal


Palabras Claves
lanzamiento, ARSAT-1, CEATSA, Ministerio de Planificación, Néstor Kirchner, Nahuelsat, INVAP, satélite geoestacionario, industria, tecnología, Plan Nacional Satelital



17-10-2014 | El ARSAT-1, primer satélite geoestacionario de telecomunicaciones diseñado e integrado en la Argentina, fue lanzado exitosamente el 16 de Octubre desde el Centro Espacial Guayana, en Kourou, Guayana Francesa. Ocupa la posición orbital 71,8º Oeste, asignada a nuestro país por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) en 1985. Tendrá cobertura para la transmisión de toda clase de servicios de telecomunicaciones (telefonía, Internet, transmisión de datos, televisión, etc.) a la Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, con una vida útil estimada en 15 años.


Un poco de historia
La creación de AR-SAT es resultado de la pésima gestión de la empresa privada de capitales europeos Nahuelsat S.A. En 1997 Nahuelsat puso en órbita su primer satélite de telecomunicaciones, diseñado y construido en Europa: el Nahuel 1A (quedó fuera de servicio en 2010), mientras que el segundo satélite comprometido con el gobierno argentino para ser puesto en órbita geoestacionaria en 2003, nunca fue construido, poniendo así en riesgo las reservas de dos posiciones de órbitas geosincrónicas concedidas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) a nuestro país en 1985, las cuales habían sido disputadas por Estados Unidos y el Reino Unido.

Como resultado de ello, en 2004 el gobierno de Néstor Kirchner decide formular e implementar un plan estratégico en materia de telecomunicaciones. Las primeras medidas concretas fueron la creación de AR-SAT, el programa SSGAT y el Plan Argentina Conectada. En Abril de 2006 se crea por Ley 26.092 la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima (AR-SAT S.A.), donde el 98% de su paquete accionario pertenece al Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios y el 2% restante al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

En Diciembre de 2007 AR-SAT inicia la ejecución del programa Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones (SSGAT). Tiempo más tarde la prestigiosa empresa INVAP Sociedad del Estado se convertirá en el contratista principal para el diseño, fabricación de la plataforma satelital e integración de todos los componentes (nacionales y extranjeros) de los tres primeros satélites del programa SSGAT. Por su parte, AR-SAT, como propietario de los satélites, define los requerimientos de las misiones, las revisiones de diseño, el seguimiento de los proyectos y la gestión de seguros.

En Octubre de 2010 se crea el Plan Nacional de Telecomunicaciones Argentina Conectada, ejecutado por el Ministerio de Planificación Federal. También en 2010, AR-SAT e INVAP, con el apoyo estratégico del referido ministerio, crean el Centro de Ensayos de Alta Tecnología S.A. (CEATSA), para llevar a cabo los ensayos ambientales y mediciones en todos los satélites construidos en el país (esta tarea antes se realizaba en el Laboratorio de Integración y Testeos del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales de Brasil, LIT-INPE). En el CEATSA se realizaron las pruebas al ARSAT-1 durante 2013.

Cipayismo ilustrado
El pasado 2 de octubre Clarín publicó un artículo bajo el título "Afirman que el ARSAT-1 no es un satélite "100% nacional"", replicando así el contenido de otro artículo, al que constantemente hace referencia y que fuera publicado por el diario español El País casi un mes antes (el 8 de septiembre), bajo el titulo "El satélite "100% argentino" que se fabricó en Europa". Ignorancia y/o desinformación caracterizan ambos editoriales. Como señalamos precedentemente, la empresa argentina INVAP estuvo a cargo del diseño de toda la ingeniería, desarrollo, ensamblaje e integración de componentes (nacionales y extranjeros), tareas que fueron realizadas en las instalaciones que esta empresa posee en Bariloche, así como también los ensayos ambientales y mediciones fueron realizados en las instalaciones del CEATSA, adyacentes a las de INVAP. En sus instalaciones, INVAP fabricó la plataforma satelital, la estructura para el módulo de comunicaciones, toda la electrónica asociada a los diferentes subsistemas del satélite, el cableado y el simulador del satélite. También desarrolló los software de control de procesamiento de datos de sensores, de navegación y de la computadora central. En Septiembre de 2009, con el propósito de acelerar el proyecto, AR-SAT adjudicó la fabricación de determinados componentes a las empresas europeas Astrium y Thales Alenia Space. ¿Cuál era el apuro?

Debía priorizase ocupar las posiciones orbitales asignadas por la UIT en 1985, antes de perderlas por vencimiento; además, el Nahuel 1A para esa fecha estaba alcanzando el final de su vida útil, y por consiguiente se tenían que alquilar satélites viejos con un horizonte de vida muy corto. A la empresa Astrium se le encargó la fabricación del cilindro central del satélite, componentes del subsistema de propulsión y el hardware de la unidad procesadora que aloja el software diseñado en la Argentina por INVAP, mientras que a Thales Alenia Space se le encargó la fabricación de componentes de la carga útil (transpondedores y antena de comunicaciones). Todos estos componentes de procedencia extranjera fueron ensamblados, integrados y ensayados por INVAP en la Argentina.

En suma, el ARSAT-1 es realmente 100% argentino, primero porque su propietario es AR-SAT, una empresa pública argentina, en lugar de una empresa privada de capitales extranjeros (Nahuelsat) caracterizada por incumplimientos contractuales; segundo, porque toda la ingeniería, integración de componentes y campañas de ensayos ambientales fue realizada por científicos y técnicos argentinos en el país, a diferencia del Nahuel 1A, diseñado y construido íntegramente en Europa sin ninguna transferencia tecnológica a la Argentina.

Conclusiones
El pensamiento de una Argentina-satélite de las naciones desarrolladas ha expresado a través de sus operadores políticos Don Mauricio Macri y Sergio Massa su decisión de privatizar/desmantelar la empresa ARSAT, creada en 2006 por el Presidente Néstor Kirchner. El conservadurismo doméstico la considera ineficiente, un gasto superfluo, innecesario para el país y su pueblo. Sucede que el alcalde porteño y el diputado nacional prefieran quedar bien con sus jefes corporativos -Mitre, Magnetto y el Grupo Prisa-, con el poderoso sector agropecuario concentrado y con el Departamento de Estado antes que tomarse cinco minutos para estudiar y leer sobre la trascendencia histórica, científica, tecnológica e industrial que significa poner en órbita un satélite como el ARSAT-1. Sin embargo, por más inconcebible que el accionar y pensamiento de semejantes exponentes del subdesarrollo y la exclusión nos resulte, no podemos rendirnos a la ignorancia, a la desinformación, a la tergiversación y a la falacia. El ARSAT-1 hará justicia. El ARSAT-1 no será derogado.



Bibliografia
De Dicco, Ricardo (12/02/2014). La Argentina avanza hacia el dominio de la tecnología de satélites de comunicaciones. Área de Tecnología Espacial y Telecomunicaciones del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC). http://www.oetec.org/informes/satelitearsat.pdf

El País "El satélite "100% argentino" que se fabricó en Europa" http://elpais.com/elpais/2014/09/26/ciencia/1411754613_663536.html

Clarín "Afirman que el ARSAT-1 no es un satélite "100% nacional"" http://www.ieco.clarin.com/economia/ARSAT-1-El_Pais-100-_nacional_0_1222678273.html