ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Infraestructura de Obras Públicas

| Artículos de opinión

Participación del ministro Julio De Vido en el 1° Congreso Provincial de Infraestructura para la Producción

Autor | Belen Ennis


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
obras de infraestructura, Julio De Vido, Ministerio de Planificación, Atucha, Yacyretá, Plan Nuclear, Plan Espacial, ARSAT, YPF, rutas, líneas de alta tensión, modelo, proyecto político, MW incorporados, centrales eléctricas, desarrollo, industrialización, obra pública, inversiones públicas, rol del Estado



24-10-2014 | En el marco del 1° Congreso Provincial de Infraestructura para la Producción llevado a cabo en la localidad bonaerense de Berazategui, el Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Arq. Julio De Vido, realizó un recorrido por algunas de las obras más importantes llevadas adelante por el Gobierno Nacional.


Los ejes que estructuraron el discurso del Ministro giraron en torno a tres cuestiones claves: el Estado de abandono que experimentó la política de infraestructura en la larga década neoliberal; la importancia que revistieron para la recuperación del sector las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández que permitieron el surgimiento y sostenimiento de una creciente política de infraestructura pensada para la producción y el desarrollo de nuestro país y, finalmente, las obras que todavía quedan por realizarse de cara a los próximos años y para las cuales cobra una relevancia primordial la continuidad del modelo que la Argentina viene transitando desde el año 2003 a esta parte.

Bajo las directivas del neoliberalismo durante los años 90, el gobierno de Carlos Menem intensificó la línea económica heredada desde la última dictadura cívico-militar privilegiando una valorización financiera del capital que terminó por hundir lo poco que quedaba del modelo económico basado en el desarrollo industrial del Peronismo.

Siguiendo esta línea de pensamiento, el ministro Julio De Vido destacó en su discurso que durante los años 90 la Argentina experimentó un "deliberado proceso de des-industrialización a nivel nacional, planificado a través del endeudamiento. Un proceso de dolarización de la economía y del país que llevó irreversiblemente a la des-industrialización, tal es así que muchas fabricas cerraron sus puertas, mientras que otras redujeron sus operaciones". Una vez desarticulado el modelo de desarrollo industrialista no se necesitó mucho más para hacer desaparecer al Estado de todos los ámbitos de la vida económica, incluida la esfera correspondiente a la política de infraestructura nacional; en este sentido, Julio De Vido manifestó que "nunca fue interés de los gobiernos de extracción neo-liberal hacerla porque para ellos es plata tirada" y agregó que "en el año 2003, cuando asumimos esta gestión de gobierno no encontramos ni un bosquejo de las obras de infraestructura más urgentes que requería el País para poder ponerse de pie. De hecho no encontramos una obra pública en construcción".

En el extremo opuesto al modelo de desarrollo neoliberal, basado en la des-industrialización y el achicamiento estatal, nos encontramos con la gestiones re-industrialistas y estatistas de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández quienes entendieron que uno de los pilares fuertes de la recuperación económica era la capacidad de inversión estatal en obras públicas. Las palabras que mantuvo Julio De Vido en su exposición echaron luz sobre esta cuestión estableciendo que "a través del Ministerio de Planificación en estos 10 años se ejecutó el Plan de Obras Públicas mas grande de toda la historia con una inversión acumulada a la fecha de 350.000 millones de pesos que propició un crecimiento económico récord" y además alegó que "la infraestructura no es un gasto, como muchos quieren hacer creer, es una inversión que impacta en forma inmediata en la economía, en la inclusión y fundamentalmente en la mejora de la calidad de vida".

Para el período que abarca desde el año 2003 al año 2014, el ministro destacó las siguientes cifras relevantes en materia de infraestructura: más de 9.000 MW de de potencia instalada en el parque de generación, que incluye la terminación de de obras en Yacyretá y Atucha II; más de 5.500 km de líneas eléctricas de alta y extra alta tensión y la interconexión de 10 provincias al sistema; 2.800 kilómetros de gasoductos troncales; red de agua, cloaca y gas para 9 millones de argentinos; 1.800 kilómetros de autopistas y autovías; pavimentación de 3.500 kilómetros de rutas; 1.740 escuelas y jardines; 1.000.000 de viviendas y soluciones habitacionales; 90 obras terminadas en hospitales y el importante liderazgo que tiene la Argentina en la región en materia de medicina nuclear; infraestructura para 557 proyectos de minería; ampliación de 3.442 km de hidrovías; ampliación de 12 puertos y 29 aeropuertos; 30.000 km de fibra óptica y 82 estaciones de TV Digital; Plan Espacial y Satelital; puesta en marcha del "Plan Más Cerca Más Municipio" con 3.500 obras en ejecución y la participación de 1.500 municipios; crecimiento del sector de la construcción, lo cual implica: un aumento en la cantidad de empresas de más del 93%, un incremento de la participación del sector en el PBI de más de un 134%, el aumento de mas de un 400% de la mano de obra empleada en el sector y un incremento de los salarios del 824%.

Las cifras anteriores son un síntoma de la existencia de un Gobierno Nacional que gestiona no sólo para algunos miembros selectos de la sociedad sino para los 40 millones de habitantes; estas obras son de y para todos los argentinos por lo cual se hace imprescindible, como bien decía hace un tiempo atrás la Presidenta Cristina Fernández, "empoderar al Pueblo de sus conquistas para que nadie pueda arrebatárselas". En esta sintonía, el Ministro Julio De Vido manifestó que lo "fundamental es defender el modelo" porque "en el espíritu del modelo, está Néstor, en el espíritu del modelo, está Cristina y en el espíritu del modelo estamos todos nosotros, todos los argentinos", por lo tanto, "si nosotros perdemos memoria de todo lo que pudimos construir, va a ser difícil pelear por el futuro. Este gobierno, en la recuperación de derechos humanos, pero también en muchas otras cosas trabaja sobre la idea de memoria, verdad y justicia".

Si los avances que pudimos conseguir hasta el día de hoy en materia de Infraestructura son relevantes, mucho más importantes son las obras que todavía están en proceso de realizarse y para las cuales se vuelve crucial la continuidad del modelo de país vigente en la Argentina desde el año 2003. En este sentido, el Ministro Julio De Vido destacó, en relación al período que abarcará desde el año 2014 al año 2025, las siguientes políticas a realizar: puesta en valor de los recursos no convencionales; 10.000 MW de potencia instalada en el parque de generación; Plan de Transporte Eléctrico Federal II; Plan de 15 obras estratégicas: 11 hidroeléctricas por 4.925 MW, 3 obras hídricas para el desarrollo del Centro, Noreste y Patagonia, y 1 Torre de Comunicaciones; Cuarta y Quinta Central Nuclear, el reactor CAREM y el Plan de Medicina Nuclear; Gasoducto del Noreste Argentino; 4.000 kilómetros de gasoductos troncales; Plan de 1.400 obras de Distribución Eléctrica en el Conurbano, de las cuales 467 obras están finalizadas; Plan de expansión de agua y cloacas en Jujuy, Formosa, La Rioja, San Juan, Misiones, Santiago del Estero y Chaco; 800 kilómetros de Autopistas y Autovías; Plan de 1.000 nuevas escuelas y jardines; 2.700 kilómetros de pavimentación de rutas; soterramiento del Ferrocarril Sarmiento; continuación y expansión de las obras enmarcadas dentro Plan "Procrear"; 650.000 soluciones habitacionales que ya están en ejecución; 35 estaciones de TV Digital más; 28.000 kilómetros de fibra óptica de la "Última Milla"; Segundo y Tercer Satélite de Comunicaciones; desarrollo de la tecnología 4G; Plan de saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo; Plan de Expansión de AYSA.

Para llevar adelante estas obras se requerirá de una inversión de 770.000 millones de pesos por parte del Estado Nacional. En este sentido, Julio De Vido manifestó que "esa es la línea en la que todos tenemos que trabajar para que este modelo continúe, sino vendrá la desocupación, sino verán las empresas fundidas, sino verán nuevamente los clubes del trueque, es inevitable. Es fundamental que el plan de obra en marcha se continúe, y ahí está sentado el futuro de los 20 años de la Argentina, los 20 años futuros".

Cerrando su discurso, el Ministro se refirió a la Presidenta Cristina Fernández diciendo que "tenemos al frente del país, una dirigente política que conduce el Frente Para la Victoria, que preside la Argentina, que esta con toda la decisión, con la voluntad y las ganas de poner todo el esfuerzo necesario para este tramo de la historia en la Argentina, para no volver a caer, en ese proceso de dependencia cruel, indigno, ingrato, como lo encontramos en el 2003" y además agregó que "la tarea no es solo de Cristina, es la de todos nosotros, estemos donde estemos, tengamos las expectativas personales que tengamos, seguir trabajando, seguir apoyando a Cristina, que esta mas decidida y firme que nunca, para llevar adelante e impulsar este proyecto, no solamente hasta el 10 de diciembre del 2015, sino para que este proyecto tenga una visión a futuro de la Argentina de 20 años más".



Bibliografia
- Ministerio de Planificación Federal:
-http://scripts.minplan.gob.ar/octopus/archivos.php?file=3170
-http://scripts.minplan.gob.ar/octopus/archivos.php?file=3169