ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

La gestión eficiente de los RSU y su puesta en valor

Autor | Lucas Schneider


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
residuos, puestas en valor, tratamiento, reciclaje, generación eléctrica, residuos sólidos urbanos, basura



31-10-2014 | El presente artículo se propone dar un panorama sobre la problemática de los Residuos Sólidos Urbanos y su puesta en valor en la Argentina a los efectos de obtener una solución integral a un tema que afecta tanto a las grandes como pequeñas aglomeraciones urbanas.


La gestión de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) es un tema de indelegable responsabilidad del Estado. Los efectos negativos del no tratamiento de los mismos implican un serio riesgo de la sustentabilidad ambiental tanto de las grandes como de las pequeñas aglomeraciones urbanas. El rápido crecimiento poblacional de las ciudades por efecto del traslado desde el campo a las mismas, así como el impacto del aumento del consumo -principalmente durante períodos de crecimiento económico y por consiguiente de expansión del aparato productivo- dan como resultado un importante costo ambiental en término de generación de residuos. Este proceso reviste paradigmas y estereotipos que se replican en todo el mundo. Dicha problemática ha sido motivo de preocupación y debate sobre abordaje de soluciones en múltiples foros y congresos a nivel mundial, regional y también nacional. En términos generales, los problemas no fueron correctamente abordados durante las últimas décadas, pero con el transcurso de los últimos años el mismo fue adquiriendo mayor relevancia y atención.

Hoy en día las derivaciones de esta falta de política de gestión sobre el manejo de los RSU dan como resultado la contaminación de la superficie, de las napas y de los cursos de agua que circundan los basurales. Asimismo, se produce una descontrolada incineración de los residuos, ya sea por las empresas encargadas de gestionarlos como también por ciudadanos particulares. Esto implica la emanación de gases y desechos tóxicos con graves consecuencias para la población. Estas son algunas de las principales externalidades negativas del no tratamiento adecuado de los RSU.

¿Cuáles son los puntos críticos?
El primero se refiere a la coordinación entre los municipios y las provincias junto al Estado Nacional: formular e implementar políticas públicas conjuntas de largo plazo que otorguen sustentabilidad en el tiempo. El segundo se corresponde a la cuestión económica-financiera. Hoy muchos municipios de la Argentina no cuentan con el capital requerido para encarar una gestión eficiente de los RSU, por agravando el problema en el tiempo. Por ello es fundamental que tanto las provincias como la Nación dispongan o gestionen líneas de crédito con el fin de promover acciones concretas que brinden sustentabilidad financiera a los proyectos municipales de tratamiento.

Finalmente, se podría incluir un tercer punto crítico, relacionada a las campañas de concientización ciudadana por parte del Estado (nacional, provincial y municipal) sobre los efectos negativos que la producción excesiva de contaminación produce en las ciudades. Una de las principales consecuencias de incremento de los basurales en las aglomeraciones urbanas se observa en la sanidad, principalmente en los asentamientos próximos a los rellenos. En general, la población que vive en esos lugares perciben limitados ingresos económicos, por tanto, encuentran su sustento principalmente de la basura depositada en esos rellenos.

La Puesta en valor de los RSU
Ahora bien, es importante considerar que el correcto tratamiento y gestión de los RSU pueden generar acciones muy positivas. En este sentido, la valorización de los mismos debe ser tenida en cuenta a la hora de pensar alternativas de soluciones para la citada problemática. Las tecnologías disponibles en la actualidad para la puesta en valor de los RSU han logrado un avance significativo en términos de procesamiento y reutilización de los mismos. Dentro de esta tecnologización, la valorización energética fue la que dio el salto cualitativo en términos de cómo generar energía a partir de los residuos con mayores grados de eficiencia y sustentabilidad.

Una de estas alternativas de valorización pasa por la cuestión de la generación de energía eléctrica a partir de los RSU. Este tipo de actividad está siendo cada vez más considerada en diversos países, principalmente en Europa, debido a que las tecnologías para la generación eléctrica ha dado un salto considerable en términos de eficiencia y sustentabilidad ambiental.

Es necesario aprender de las lecciones aprendidas en otros países en relación al tratamiento de residuos y su reducción a la mínima expresión. Países como Alemania, Dinamarca, Austria, Bélgica, Holanda y Suecia depositan sólo el 3% de sus residuos en rellenos sanitarios, el resto es empleado para reciclaje y compostaje y/o destinado a la incineración y su posterior transformación en electricidad. La gestión de los residuos en Europa determina que tanto el reciclaje como la generación de energía (waste to energy) van de la mano en función de lograr la disminución a su mínima expresión de los basurales.



En Europa, las plantas construidas para la generación de energía que emplean como combustible a los RSU tienen la capacidad de abastecer de energía a 14 millones de habitantes y calefaccionar a igual número de personas. Esto significa que estas plantas pueden tratar en todo el continente alrededor de 78 millones de toneladas de basura, sustituyendo entre 8 y 42 millones de toneladas de combustibles fósiles aproximadamente.



El caso de la Argentina
En nuestro país, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) se encuentra trabajando en la generación de energía empleando como combustible a los RSU, con empresas locales y utilizando tecnología local. En efecto, desde el año 2009 el INTI está trabajando en el desarrollo de un prototipo de planta para la generación eléctrica. Esta planta tiene tres etapas: la primera incluye poner a punto un prototipo de horno de combustión rotativo con capacidad para incinerar "120 kilos de residuos sólidos por día -que permite generar 144 KW/h al día de electricidad- que podrá ser utilizado para fines diversos por el municipio de San Martín en Mendoza". En ese horno, que incluye pre-secado de residuos, combustión y poscombustión, se generarán gases libres de partículas sólidas que alimentarán primero una turbina de gas y luego generarán vapor en una caldera acoplada a un generador eléctrico. En la segunda etapa, se desarrollará la turbina de gas en colaboración con alguna empresa nacional. El objetivo, una vez puesta en funciones la turbina, será cuantificar el funcionamiento de los sistemas de tratamiento ambiental, medir la eficiencia energética y verificar la hipótesis del aumento del rendimiento en un 25 % planteado para el sistema de ciclo combinado, además de compararlo con el método de incineración con generación tradicional, con sistema de vapor. Y la tercera y última fase del proyecto del INTI, queda el desarrollo y la construcción de la planta demostrativa en sí -de 600 kilovatios de potencia- en un municipio a definir en articulación con el Programa de Desarrollo Local del INTI.

Por otra parte, otros organismos del Estado Nacional están trabajando en la generación eléctrica a partir de los RSU. A modo ilustrativo, ENARSA y el Ministerio de Planificación Federal están utilizando los gases de los rellenos sanitarios con destino a la generación de energía eléctrica. En el denominado Programa GENREN de ENARSA, tanto el Relleno Sanitario de José León Suárez Norte II y Norte III hoy se encuentran generan alrededor de 15 MW de potencia eléctrica a partir de los gases provenientes de los pozos realizados en dichos rellenos. Esta generación equivalen al abastecimiento de 25.000 hogares.

La puesta en valor de los RSU no es una solución de fondo a los problemas que estos generan, sino que es una alternativa complementaria a los procesos previos y fundamentales de la cuestión, tales como la reducción en origen, separación y el reciclado.

Conclusiones
Es importante remarcar que la elaboración de una política pública de "Basura Cero" es prácticamente imposible en una sociedad de consumo como la nuestra, más aún cuando los procesos de crecimiento económico y sociales fundamentales al desarrollo y modernización del país son efectos disparadores de la generación de residuos.

La Argentina tiene una importante red de cooperativas y organizaciones de reciclaje y tratamiento de residuos, actores estratégicos en la cadena para la puesta en valor de los RSU. Es necesario que el Estados nacional, las provincias y municipios interactúen con estas organizaciones para profundizar el trabajo y las políticas, articulándolas en función de un objetivo en común que es la disminución de la basura generada. Sin la coordinación conjunta de estos tres ámbitos de gobierno no habrá solución sustentable y sostenible en el tiempo.

Finalmente, es necesario considerar la problemática desde diferentes ópticas o modos de acción, como por ejemplo la valorización energética y el reciclaje para su reutilización alternativa.



Bibliografia
- CEWEP: http://www.cewep.eu

- INTI: http://www.inti.gob.ar/girsu
http://www.inti.gob.ar/e-renova/erBI/er24.php
http://www.inti.gob.ar/e-renova/erBI/er19.php
http://www.inti.gob.ar/e-renova/erBI/er18.php
http://www.inti.gob.ar/e-renova/erBI/er13.php

- ENARSA http://www.enarsa.com.ar/index.php/es/energiasrenovables/393-biomasa-y-biocombustibles

- Ministerio de Planificación Federal: http://www.minplan.gob.ar