ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Tecnología Espacial y Telecomunicaciones

| Entrevistas Observatorio

El ARSAT-1 "posiciona a la Argentina con un importante potencial de desarrollo económico y comercial"

Autor | Juan Antonio Vicente Virseda


Entrevistador
Federico Bernal


Palabras Claves
telecomunicaciones, tecnología de la información, TIC, TICs, satélite, ARSAT-1, economía digital, macroeconomía, comercio electrónico, pequeñas y medianas empresas, España, Argentina



03-12-2014 | Vicente Virseda es Profesor del Departamento de Economía Aplicada y Estadística de la Universidad Nacional a Distancia (UNED), Licenciado en Ciencias y Técnicas Estadísticas de la Universidad Carlos III de Madrid y Doctor en Estadística Aplicada a la Economía y a la Administración y Dirección de Empresas (UNED). Ha centrado su labor investigadora en el ámbito de la Estadística Pública, especializándose en Cuentas Nacionales. Fruto de este trabajo, en el ámbito de las TIC, elaboró en su tesis doctoral un modelo de simulación del impacto económico en la economía española, basado en la construcción previa de una Cuenta Satélite sobre el sector. Nos explica a continuación la importancia de las TIC, la experiencia española y el significado de la construcción, lanzamiento y puesta en órbita del satélite ARSAT-1.


1) ¿Cuál es la trascendencia del desarrollo y la expansión de las TIC?
El desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, junto con un entorno cada vez más competitivo, han propiciado una profunda transformación tanto en el ámbito económico como social, donde los tradicionales factores productivos de capital, trabajo y tierra no son suficientes para explicar la dinámica económica. En este contexto, el factor conocimiento se incorpora como componente primordial y como fuente de innovación y tecnología, y las TIC se configuran como la principal infraestructura de este nuevo modelo que Taichi Sakaiya (1995) denominó Sociedad del Conocimiento.

Otro elemento a destacar es la enorme importancia que adquieren las TIC en la búsqueda, selección, almacenamiento, consulta y distribución del conocimiento, entendiendo como tal la apropiación crítica y selectiva de la información, permitiendo optimizar los resultados derivados de su utilización de cara a obtener el máximo beneficio para la sociedad. En este proceso, las TIC juegan un papel clave, constituyendo parte importante en la generación de las herramientas de gestión del mismo.

Es por esto que desde que hicieran su aparición, en la segunda mitad de la década de los noventa, su expansión y desarrollo ha superado al de cualquier otro tipo de producto, por ser el elemento diferenciador que caracteriza a las economías más desarrolladas.

2) ¿Cómo impacta el desarrollo de las TIC en el bienestar social?
Las TIC juegan un papel clave en las actividades sociales. A este respecto, las redes sociales han facilitado transiciones políticas tan importantes como las sucedidas recientemente en Egipto o Marruecos, al posibilitar la comunicación instantánea entre multitud de personas; sin las TIC, estos cambios hubieran llevado décadas o incluso siglos.

Al margen de sus capacidades como herramientas de comunicación, ya sea en el ámbito económico, cultural, educativo o social, se han convertido en un elemento fundamental en las actividades recreativas o de entretenimiento, destacando en este caso las industrias de los videojuegos y de las publicaciones digitales, sectores que a pesar de la crisis generan cada año más actividad y empleo. La evolución reciente de estas industrias en España puede consultarse en los informes anuales de los Contenidos Digitales en España, elaborados por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la SI (http://www.ontsi.red.es/ontsi/)

3) ¿Y su impacto en la macroeconomía?
Uno de los factores relevantes que ha determinado la geografía del poder en el mundo es sin duda la creciente virtualización de la economía (véase Saasen, 1996). Cada vez son más las actividades productivas que se desarrollan en el "mundo virtual", el cual sobrepasa o anula cualquier jurisdicción territorial. Según esta autora, el avance de la economía global en conjunto con las nuevas telecomunicaciones y las redes computacionales que integran el mundo, han reconfigurado profundamente instituciones fundamentales para los procesos de gobernabilidad y responsabilidad en los Estados modernos.

Las TIC se configuran por tanto como factor fundamental para el éxito de las políticas económicas de las naciones en vías de desarrollo. Por un lado, facilitan el acceso a la información y posibilitan la generación de conocimiento (componente primordial en la innovación y la tecnología), y por otro, dan acceso al "mundo virtual" permitiendo la incorporación de estos países al circuito económico mundial.

Los sectores tecnológicos producen bienes y servicios de alto valor añadido y suponen la creación de empleos de alta cualificación. Esto implica asimismo, un aumento en la productividad global del conjunto de la economía. Sin embargo, plantean también nuevos retos, como la adaptación del mercado laboral a esta nueva realidad productiva, lo cual implica un aprendizaje a lo largo de la vida o "lifelong learning".

En palabras del sociólogo norteamericano Richard Florida, estos sectores han incorporado un nuevo tipo de trabajador, que él denomina "hacedores de símbolos". Este apelativo describe alegóricamente a los informáticos que trabajan en las nuevas redes, tales como Facebook, WhatsApp, Twitter, etc. y que crean símbolos como los emoticonos. En el marco de esta tercera revolución industrial, este nuevo tipo de trabajadores están paulatinamente desplazando a los clásicos oficinistas, o "trabajadores de cuello blanco", que a su vez y en el marco de la segunda revolución industrial desplazaron a los "trabajadores de cuello azul" que prestaban sus servicios en las cadenas de montaje.

4) ¿Cuál es el impacto de las TIC en España?
Es evidente que una mayor capitalización de las empresas en TIC posibilitará, a través de la automatización de determinados procesos y de la posibilidad de una intercomunicación instantánea, generar más producción con el mismo nivel de empleo, lo cual permitirá el ajuste de los niveles de precios más adecuado ante las posibles alteraciones de la demanda en un entorno económico cada vez más competitivo y globalizado.

Como es de sobra conocido, los tres elementos que forman parte de las competencias empresariales son: visión, recursos y capacidades. En una sociedad como la actual, los conocimientos son parte esencial tanto de los recursos como de las capacidades, y las TIC juegan un papel esencial como principal vehículo transmisor del conocimiento.
Son numerosos los ejemplos que podría citar respecto a esto. Me gustaría señalar aquí aquellas pequeñas y medianas empresas españolas y europeas que actualmente están salvando la actual crisis económica en base a la exportación de sus productos a terceros países. Esto, evidentemente, no hubiera sido posible sin el actual desarrollo del comercio electrónico. Por citar algunos datos, en España en 2001 tan sólo el 3,4% de las empresas utilizaron el comercio electrónico en la venta de sus productos, el 16,5% en el caso de las empresas de 250 empleados y más, mientras que en 2013 estos porcentajes se situaron en el 17,8% y 36,9% respectivamente. Es decir, la incorporación del comercio electrónico en las pequeñas y medianas empresas, ha sido un factor importante de cara a su permanencia en el mercado, posibilitándolas su apertura al exterior a un coste muy reducido.

5) ¿Qué importancia tiene que un país como la Argentina construya su propio satélite gesoestacionario, lo lance y ponga en órbita?
Como ya he mencionado anteriormente, uno de los factores clave que diferencia a las economías más desarrolladas es la intensidad y el grado de desarrollo de las actividades TIC. Desde esta perspectiva, el hecho de que Argentina se configure como el octavo país capaz de desarrollar esta tecnología se puede considerar como un importante efecto spill-over en términos de marketing, puesto que posiciona a Argentina como un país particularmente avanzado en términos de marca, con un importante potencial de desarrollo económico y comercial. En un futuro próximo, la marca Argentina podría ser sinónimo de productos innovadores, sostenibles y tecnológicamente avanzados, y puede tener efectos significativos en términos de exportación, ahorro e inversión, convirtiéndose en un foco importante de atracción de cara a la inversión extranjera.