ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos Periodísticos

OETEC: ex secretarios, oportunismo energético e "inseguridad eléctrica"

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
ex secretarios de Energía, bajo la lupa, Jorge Lapeña, Daniel Montamat, cortes de luz, neoliberalismo, FOCEDE, Edenor, Edesur, obras eléctricas, distribución, YPF, renacionalización, Ignacio Sabbatella, Federico Bernal, Ricardo De Dicco



11-12-2014 | El Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) -que mañana viernes 12 a las 18hs presentará su primer libro "Ex secretarios de Energía bajo la lupa" (librería El Ateneo de la calle Florida, con la presentación de Víctor Hugo Morales)- responde las críticas del oportunismo energético del grupo de ex funcionarios liderados por Daniel Montamat.


"Llega diciembre y mientras el gastronómico y notable republicanista Barrionuevo preanuncia saqueos y caos social junto a los diarios Clarín y La Nación, los ex secretarios de Energía aportan su granito de arena. Vale todo con tal de provocar angustia y zozobra entre la población", afirma Federico Bernal, Director General del Observatorio OETEC.
"Dos notas de Jorge Lapeña, ex secretario de energía, fueron publicadas entre ayer y hoy en sendos matutinos", explica el investigador del OETEC Ignacio Sabbatella. "Una vez más, el artífice de la peor crisis eléctrica desde el retorno de la democracia pretende dar lecciones en esta materia, mintiendo al lector al manifestar que los cortes de luz obedecen a un problema de generación", señala el especialista.

En este sentido, Bernal agrega que "Lapeña censura además los avances de las obras en expansión y consolidación de las redes de distribución eléctrica. Se pueden criticar los cortes de luz, pero hacerlo sin explicar las verdaderas razones de los mismos y los avances registrados es de un oportunismo realmente lamentable. Por ejemplo, Lapeña olvida mencionar que en lo que va de 2014, el Ministerio de Planificación decidió encarar un plan masivo de inversiones a fin de reducir las deficiencias en el segmento de distribución. Son más de 2.200 obras en las áreas de Edenor y de Edesur por casi 3.000 millones de pesos. El 55% son obras finalizadas; hay un 36% en ejecución y el restante porcentaje culminará en las próximas semanas. ¿Acaso no es esto información que conviene que la gente sepa?".

Por su parte, Ricardo De Dicco da cuenta de la intencionalidad maliciosa del ex secretario referido, cuando "menciona en su artículo las caídas en la producción de crudo y gas, pero olvida agregar dos datos de suma trascendencia: primero, que la recuperación de YPF desde 2012 viene siendo notable. Segundo, que las tendencias declinantes en la producción están siendo frenadas desde entonces".

Finalmente, Bernal asegura que "el rol de los ex secretarios de Energía es clarísimo: generar inseguridad eléctrica. Al igual que los opositores políticos y sus promesas de que con ellos la delincuencia se acabará en la Argentina (la inseguridad no es un indicador sino una sensación), los ex funcionarios energéticos de la dictadura y la democracia del hambre y la exclusión (1982-2002) nos prometen que con ellos se acabarán los cortes eléctricos, que con ellos la producción crecerá in eternum y que volveremos a exportar masivamente. Pues bien, cuando ellos fueron gobierno nos llenaron de cortes de luz (¡y por problemas de generación!), tenían a oscuras a más de la mitad de las provincias (¡desconectadas del SADI!), nos dejaron sin petróleo ni gas y con perjuicios económicos que medidos a precios actuales equivalen a 60.000 millones de dólares".
"Mañana presentaremos a las 18hs en la librería El Ateneo nuestro libro sobre el desempeño de estos ex secretarios cuando fueron gobierno y sus insostenibles críticas", concluye Bernal. "Invitamos a la sociedad a participar, a quitarles la máscara a estos ex secretarios entre todos, mostrando su verdadera cara e intenciones. Quieren dar lecciones de energía justamente los responsables de haber desmantelado y casi liquidado el sector energético nacional. La impunidad de la mentira constante y la desinformación permanente se termina con este libro, o al menos, se les hace cada vez más difícil de defender".