ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Hidrocarburos

| Artículos de opinión

Vaca Muerta a fondo (geología, operadoras y volatilidad de precios). Parte I

Autor | José Francisco Freda


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Vaca Muerta, shale, petróleo, gas, formación geológica, no convencional, fracturación hidráulica, producción, YPF, renacionalización



15-12-2014 | La presente nota forma parte de una serie de tres notas que caracterizarán (1) la formación geológica Vaca Muerta, (2) las operaciones de las empresas en dicha formación y (3) el impacto de la actual volatilidad de los precios internacionales del barril petróleo en las inversiones orientadas a la explotación no convencional de hidrocarburos. Esta formación resulta una oportunidad para la Argentina de convertir los recursos estratégicos de shale en producción y desarrollo. En este sentido resulta capital definir claramente para qué y para quiénes lo queremos.


Para poder desarrollar el tema, es necesario en primer término exponer en forma sencilla y resumida a qué característica de la técnica de producción de hidrocarburos corresponde y qué es Vaca Muerta. Para ello, caracterizaremos los yacimientos en función del tipo de formaciones que contienen hidrocarburos en:

a) Yacimientos Convencionales
- fáciles de desarrollar
- más permeables
- menores superficies y volúmenes
- larga vida del pozo

b) Yacimientos No convencionales
- requieren más tecnología
- mayores superficies y volúmenes
- alta complejidad
- rápido agotamiento de los pozos

Mientras en los de explotación convencional existen trampas en las cuales se acumulan los hidrocarburos, aquellos de explotación no convencional están en formaciones continuas, en rocas generadoras o roca madre (shale) sin migrar, de muy baja permeabilidad, o en arcillas/arenas compactas (tight) de escasa porosidad, generalmente ubicadas a continuación de la roca madre.

La extracción de hidrocarburos de formaciones no convencionales requiere de tecnologías especiales ya que se encuentran a mayor profundidad y además generalmente requieren de varias perforaciones horizontales a lo largo de la formación de entre 1.000 y 2.000 metros de longitud.

La tecnología clave para aumentar la tasa de flujo de hidrocarburos es la estimulación o fracturación hidráulica, consistente en la inyección dentro de la formación, de agua, arenas especiales y químicos a muy alta presión. Estas fracturas forman canales de alta permeabilidad que permiten la extracción del o los hidrocarburos.

La formación geológica Vaca Muerta, por sus características geológicas, pertenece a la formación del tipo shale. Es dentro de ella considerada muy especial por:

1) Su importante espesor (varía entre 60 y 520 metros), buena permeabilidad , y alta presión. Esta característica del espesor, permite en muchos casos la perforación vertical exclusivamente, con lo que se reduce significativamente los costos de perforación y extracción, mejorando significativamente la viabilidad económica de la operación.

2) Se encuentra por debajo de otras formaciones en producción convencional, por lo que puede aprovechar infraestructura existente.

3) Está dispuesta a una profundidad de 2.000 metros debajo de los acuíferos de agua dulce, lo que asegura su extracción y disminuye los riesgos ambientales. Por ejemplo, en Vaca Muerta los acuíferos se ubican en los 300 metros de profundidad y el shale entre 2.500 y 3.000 metros. En USA (Pensilvania) los acuíferos están a 300 metros y la formación a los 400 metros de profundidad.

4) Alejada de centros urbanos.

5) Vaca Muerta ocupa una superficie de 30.000 km2, de los cuales 12.000 km2 fueron asignados a YPF S.A.

Características y situación actual
De acuerdo con los estudios de gabinete y de campo, los recursos potenciales de gas natural en Vaca Muerta son del orden de 831 tcf (trillones de pies cúbicos), aproximadamente 70 veces las actuales reservas comprobadas de gas natural de Argentina, y 30.000 millones de barriles de petróleo, es decir, 13 veces las reservas comprobadas actuales de petróleo del país.

En el año 2011 se inicia el desarrollo de shale oil y shale gas en Vaca Muerta. En el caso del shale oil, se obtuvieron producciones iniciales del orden de los 16 m3/día por pozo que van declinando lentamente a lo largo de ese año, para estabilizarse a partir de 2012 en alrededor de 10,5 m3/día, caracterizando de esta manera el comportamiento de la formación.

Los pozos de gas tuvieron una dispersión marcada en su comportamiento inicial de su puesta en producción pero también en el año 2012 se estabilizan en aproximadamente 1,3 millones de m3/día, que se mantiene.

Hasta la actualidad YPF ha perforado alrededor de 300 pozos de los cuales 282 corresponden a shale oil y 18 a shale gas. De estos últimos, sólo se encuentran conectados 6 pozos a la red por razones temporales de conectividad. El total de pozos efectivos en producción alcanzaba los 250 en Junio de 2014.

Producción en contexto
La producción de shale oil de la formación alcanza los 2.522 m3/día (88% corresponde a YPF y el 12% restante a otras empresas); una producción promedio por pozo de 10,6 m3/día. El aporte actual respecto de la producción total del país es de 4,5%. La producción de shale gas alcanza a 1,32 millones de m3/día, de los cuales el 76% corresponde a YPF y el resto a otras empresas. Esta producción aporta el 1,3% a la producción total del país.

Cabe destacar que la producción de shale oil de YPF en VM representa el 6,4% de la producción total de petróleo de la empresa en el país para el acumulado Enero-Octubre de 2014. La producción de shale gas de YPF en VM representa el 3,1% de la producción total de gas natural de la empresa en el país para el acumulado Enero-Octubre de 2014.

A diferencia de la explotación de USA en donde casi la totalidad de los pozos shale tienen alrededor de 15 perforaciones horizontales, en el caso Vaca Muerta el 90% de ellos son verticales, gracias al gran espesor que tiene dicha formación, como fuera mencionado precedentemente. Esto trae aparejado una ventaja económica por la notable reducción de costos por pozo.

En la actualidad nos encontramos con una formación Vaca Muerta en los inicios del desarrollo de su explotación, no siendo esta la única formación shale, ya que existen otras formaciones que abarcan, en mayor o menor medida, a la totalidad de las regiones petroleras del país.