ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Infraestructura de Obras Públicas

| Artículos de opinión

El terrorismo comunicacional de "La Nación" contra el Plan de Infraestructura

Autor | Belen Ennis


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
diario La Nación, atentados desinformativos, OETEC, terrorismo comunicacional, De Vido, obras de infraestructura, obra pública, partidas presupuestarias, reasignación, inversión pública, Ministerio de Planificación



25-01-2015 | Se denomina terrorismo a una "actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos" (RAE). Nada más ejemplificador que lo anterior para describir el accionar que llevan adelante las mafias mediáticas argentinas. Día tras día los medios masivos de comunicación montan un escenario donde la mentira sistemática ocupa el centro de la escena. Ya sea manipulando la información, recurriendo a fuentes falsas, afirmando como verdad absoluta lo que piensan dos o tres personas o titulando frases polémicas y malintencionadas, los multimedios procuran sembrar el caos político en nuestra sociedad. Por consiguiente, este tipo de manejos desestabilizadores deben ser denunciados ni más ni menos que como verdaderos actos de terrorismo comunicacional. Sus víctimas directas somos los ciudadanos argentinos que de forma constante debemos soportar los atentados des-informativos perpetrados por las corporaciones mediáticas que buscan poner en jaque a un gobierno popularmente electo. Con el objetivo de brindar un ejemplo de cómo operan este tipo de atentados nos remitiremos a un artículo publicado en el diario La Nación del día 8 de enero del corriente año.


La nota a la cual hacemos referencia -que dicho sea de paso no tiene firma de autor- titula "De Vido, con más fondos para ayudar a aliados" y más abajo agrega, en el subtítulo, "le aumentaron partidas destinadas a enviar recursos a intendentes y gobernadores". El fin que persigue La Nación con este tipo de titulares no es otro que el de desprestigiar, ensuciar y deslegitimar a cada uno de los funcionarios del Gobierno Nacional y, en este caso particular, al ministro de Planificación Federal Arq. Julio De Vido. Basta con citar los comentarios que los lectores realizan en la versión on-line del artículo para darnos cuenta que el objetivo último de las corporaciones mediáticas es sembrar la semilla de la violencia. Allí, uno de los ellos opina que "parece mentira, como se ha aferrado a su cargo, basado en mentiras, aprietes y metidas de manos en la lata. ¡Y en qué forma!"; otro afirma que "otra vez De Vido, otra vez la caja para apretar Gobernadores pero esta es prestada. A estar alerta, De Vido con guita, veamos como le aparecen nuevas inversiones personales imposibles de justificar con lo que cobra de ministro".



Los buitres mediáticos pretenden instalar la idea de que los fondos que destinó el Gobierno Nacional hacia el Ministerio de Planificación Federal supuestamente fueron a parar a la caja chica que aparentemente maneja De Vido con el único fin de comprar aliados políticos. Poco le importa a La Nación mentir descaradamente y menos le interesa que esos recursos no se hayan utilizado para cooptar intendentes y gobernadores como pretenden instalar, sino para realizar planes y obras sociales que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos de los municipios y las provincias de nuestro país. Las mejoras edilicias en las escuelas, la puesta en marcha del Plan Techo Digno para la erradicación de villas y barrios de emergencia, la construcción de obras viales, hídricas o energéticas necesarias para todos se ejecutaron justamente con los fondos girados al Ministerio de Planificación.

El artículo de La Nación ataca la modificación de las partidas presupuestarias que el Gobierno Nacional realizó para varios ministerios. Los cambios en el presupuesto, que quedaron asentados en el Boletín Oficial del 7 de Enero de este año, implicaron tanto reasignación como reforzamiento de los recursos destinados para planes y programas de distinta índole. Pero el diario mitrista se indigna ante los acontecimientos porque parece ser que desconoce que, en muchas ocasiones, cuando los presupuestos generales ya fueron aprobados a principios de año, los gobiernos se encuentran con que algunas de las obras que se habían programado no podrán ser realizadas por atrasos en las licitaciones o por cualquier otra demora que impidió que el dinero destinado para esos fines pueda ser utilizado a tiempo y que lo que suele hacerse en estos casos es reasignar los recursos, es decir: los fondos que habían sido presupuestados para la realización de ciertos programas se destinan a otros fines más posibles.

Recuérdese, entonces, que estamos hablando de dinero que ya estaba disponible y que lo que se opera es un cambio en el destino de los recursos que por problemas burocráticos no iban a ser utilizados. Es una cuestión tan obvia que hasta parece ridículo que ningún periodista del diario La Nación haya sido capaz de razonarlo: si hay un dinero que ya está disponible y que por demoras en los tiempos de las licitaciones no va a utilizarse ¿qué mejor que invertirlo en otras obras que ya se estén llevando adelante y que requieran de ese caudal monetario?

También es inexplicable que La Nación no esté al tanto de que en otras ocasiones, en vistas de que las partidas presupuestarias no alcanzan para cubrir las inversiones que se planearon un año antes, es obvio que el Gobierno Nacional decide aumentar los montos para la ejecución de las obras. Le contamos al diario de Mitre que cuando el Ejecutivo considera necesario reforzar el Presupuesto General para cumplir con las obligaciones contraídas no se está cometiendo ningún tipo de arbitrariedad ya que la reasignación y modificación de los presupuestos es una facultad que posee el Jefe de Gabinete de Ministros y, por tanto, no constituye falta alguna a la legislación.

Si la reasignación de recursos y las modificaciones presupuestarias no representan un mal manejo de los fondos públicos, ¿por qué se indigna La Nación? ¿Por qué pretende que algo legítimo pase por un intercambio ilegal de dinero entre funcionarios del gobierno? Simplemente porque dentro de estos cambios en el Presupuesto se priorizó aumentar las partidas destinadas a empresas que realizan obras de infraestructura energética vitales para el desarrollo y el crecimiento del país. Tal es el caso de Enarsa, Yacimientos Río Turbio, Nucleoeléctrica y la productora de agua pesada para reactores ENSI, ubicada en Arroyito.

Aunque los aumentos presupuestarios hayan incluido también asignaciones para planes de promoción y protección social a cargo del Ministerio de Desarrollo o incrementos en los subsidios para asociaciones de Bomberos Voluntarios a través del aumento en las partidas para el Ministerio de Seguridad, a La Nación le molesta que la prioridad sea la infraestructura.

Los atentados des-informativos que realizan los grandes medios de comunicación en materia de energía son constantes ya que responden a la indignación que les causa la inversión estatal en obras energéticas. Saben muy bien que dichas inversiones representan cada vez menos privilegios elitistas ligados a la renta agraria y mayores beneficios para la industria de nuestro país y precisamente eso es lo que no les conviene a los defensores de la semicolonia. Fiel a su fundador, el diario La Nación sigue soñando con una Argentina recortada al territorio de la Pampa Húmeda y desde ese reducto conservador realiza sus atentados comunicacionales contra un gobierno que, al igual que el del General Perón en su momento, tiene como prioridad la generación de una industria pujante que se encargue de terminar con la espiral de atraso y dependencia que durante muchos años ha condenado a la Argentina a cumplir un rol subsidiario frente a las grandes metrópolis mundiales.

De cara a un año electoral como el 2015 y en vistas a lo que está en juego, desde OETEC lanzamos una consigna: "todos los días un 17 de Octubre". A no olvidar que los terroristas que ayer derrocaban a Perón con balas de plomo son los mismos que hoy pretenden poner de rodillas a un gobierno popular disparando balas de tinta desde la seguridad de sus escritorios.



Bibliografia
-La Nación (08/01/15) http://www.lanacion.com.ar/1758324-de-vido-con-mas-fondos-para-ayudar-a-aliados

-La Nación (08/01/15) http://www.lanacion.com.ar/1758323-el-gobierno-tomo-deuda-por-12850-millones-para-aumentar-el-gasto

-Boletín Oficial de la República Argentina (07/01/15) file:///C:/Users/Bel%C3%A9n/Downloads/2015010701N.pdf y Anexos http://www.boletinoficial.gov.ar/Displaypdf.aspx?s=A&tid=4756574&i=1