ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

�Algún límite para falsear, tergiversar y/o ridiculizar los hitos conquistados por la capacidad y el ingenio argentinos en estos últimos once años? Que se sepa, ninguno. La estrategia política de "desinformar" está desbocada y presenta tal gravedad que obliga a dejar de hablar de la, por ahora inexpugnable, "mano que da de comer" (Grupo Clarín y el diario La Nación, entre otras) para pasar a interpelar al "cancho que ella alimenta" y que se presta, desde un sueldo y una silla de supuesto periodista, al libre ejercicio del terrorismo comunicacional. �Debe ponerse límite a tan nefasta práctica? �Se puede? �Cómo hacerlo? El cancho no tendría la culpa, como reza la célebre frase, si quien ejerciera dicho terrorismo (atentados desinformativos) fuera efectivamente un mamífero artiodáctilo doméstico o chancho. Pero la frase no aplica, porque quienes practican los atentados desinformativos son seres humanos, y el ser humano debe actuar siempre con responsabilidad y medir las consecuencias de sus actos, a diferencia de un elemental porcino que con total naturalidad se animaría a defecar en la vía pública o en un papel de diario si le da la gana. �Cómo combatir el terrorismo comunicacional? Quizás dirigiéndonos con nombre y apellido a los seres humanos que hacen las veces de chanchos inconscientes. Contra el despotismo desinformativo, estas contribuciones...


Total: 6 notas | Paginas: 1/1