ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Servicios Públicos de Electricidad y Gas Natural

| Artículos Periodísticos

"Si un funcionario dice que aprende sobre la marcha, este aprendizaje deja un saldo de 20 muertos"

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
tarifazo, mortalidad infantil, muertes, Carlos Presman, Córdoba, hipotermia, monóxido de carbono, Aranguren, bronquiolitis



06-07-2016 | En el programa de radio del OETEC, Mañana Nacional (de 9 a 11hs; AM740), entrevistamos hoy miércoles 6 de julio al Dr. Carlos Presman -Doctor en medicina y docente de la Universidad Nacional de Córdoba-. Consultado por las muertes registradas en su provincia, Presman expresó que "En el área de medicina forense de Córdoba hay no menos de 20 muertos por intoxicación con monóxido de carbono (gente que se calefacciona con los viejos braseros) o por hipotermia". Y citando datos del Ministerio de Salud de la Nación agregó que "la mortalidad de niños por bronquiolitis llega a 5 niños en los últimos dos meses, la misma cantidad de muertes que hubo todo el año pasado" y que "la mortalidad por gripe en el país es superior a 200 personas, lo que supera largamente la mortalidad de la última década".


Por otra parte, a la hora de explicar las causas de este flagelo, Presman advirtió que "la política y la economía no son independientes de las condiciones de vida de la gente" y que el hecho de que "la gente se muera de frío debería alertar a los ciudadanos que cuando el Estado se corre de la responsabilidad social de cuidar a los más vulnerables estas son las consecuencias". Por tanto, "si un funcionario dice que aprende sobre la marcha, este aprendizaje deja un saldo de 20 muertos", manifestó respecto a los dichos del Ministro Juan José Aranguren.

En relación a la cantidad de muertes por monóxido e hipotermia comparadas con años anteriores, Presman aclaró que "de 2010 a 2015 la cantidad de muertes por intoxicación con monóxido de carbono o hipotermia había sido de 5 y en lo que del año llevamos 20". Contundente.

Al cierre de la entrevista, el especialista universitario invitó a "pensar el rol del Estado y quiénes lo conducen porque el abordaje de una problemática desde la política estatal no es el mismo que desde la política empresarial: si uno conduce un país con la sensibilidad de una empresa, el Estado no va a funcionar bien". En este sentido, volvió a arremeter contra Aranguren al afirmar que "el hecho de que la responsabilidad máxima del Ministerio de Energía sea ocupada por el directivo de una empresa que utiliza variables económicas y no humanas a la hora de proveer un servicio como el gas" nos debería llevar a "enrostrarle la mortalidad por frío para que sepa que una disposición no es inocua".