ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energías Renovables

| Artículos de opinión

Energía solar en hogares: una estafa grande como el Sol

Autor | Raúl Curi


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
energía solar, energías verdes, paneles solares, hogares, venta de energía, RenovAr, Santa Fe, costo de colocación, electricidad



01-12-2016 | Desde la Cámara de empresas energéticas al frente del Ministerio de Energía de la Nación se miente para cubrir un negociado estafando a los usuarios con promesas de un ahorro imposible de lograr. Últimamente, mucho se habla en los medios oficialistas acerca de los beneficios de la energía solar y de la gran solución que representaría para los usuarios la utilización de paneles solares. Desde el Ejecutivo nacional, y por medio de la cartera a cargo del ex CEO de la Royal Dutch Shell, Juan José Aranguren, se promueve el uso de las energías "limpias" (solar y eólica) -también llamadas "verdes"- por ser amigables con el medio ambiente al no emitir gases de efecto invernadero. Sin embargo, tal como hemos visto en informes anteriores, la industria solar no escapa al círculo de la contaminación en lo que concierne a la fabricación de paneles solares (ver bibliografía). No obstante, y más allá del debate ambiental, la pregunta que debemos hacernos es cómo lograr que ese tipo de tecnología sirva para la gente común, es decir, para el área residencial. Y es aquí donde nos planteamos si los funcionarios macristas tienen idea de lo que proponen o solo están pensando en realizar un negocio con ganancias extraordinarias para las empresas privadas.


El mayor desconocimiento que ostentan los funcionarios de la administración nacional es acerca del sistema de distribución de la demanda energética argentina, esto es, cuál es el nivel de energía eléctrica demandado por cada uno de los sectores que la conforman, el cual es abastecido, a su vez, por el SIN (Sistema Interconectado Nacional).

En efecto, y tanto que se habla de la "pesada herencia", la administración macrista debería evaluar de qué forma el gobierno anterior supo manejar y administrar el caudal de energía eléctrica para que ésta no falte a ninguno de los sectores que la requerían. Y todo, teniendo muy en cuenta el crecimiento económico anual de la economía nacional sobre el que se partía para aumentar la capacidad instalada en la medida que lo demandara el país.

Veamos qué oculta el ministro Aranguren -como también otros muchos funcionarios- en relación a las "energías verdes"; obsérvese el siguiente (y aparentemente inocente) esquema, divulgado cuando no por el diario La Nación:



Fuente: Diario La Nación 5/11/2016. "El Gobierno quiere que los hogares le vendan electricidad a la red. Espera que antes de fin de año se apruebe una ley que lo habilite; habría créditos y un estímulo económico para quienes instalen paneles solares en sus casas".

Pero detrás de este simple dibujo, donde se propone generar electricidad en los hogares y volcar el excedente a la red con la promesa de ahorrar dinero gracias a la venta de la energía sobrante, se encierra gran parte de la mentira del equipo energético del macrismo.

Para dar un ejemplo, el consumo de una vivienda en la que habita una familia tipo sin aire acondicionado, con una sola heladera y una iluminación lo más básica posible, está en el orden de los 800 (Kw/h). Si a ese total lo dividimos por los 60 días de facturación, el consumo diario ronda aproximadamente 13 (Kw/día). Sin embargo, las distribuidoras eléctricas de Santa Fe ofrecen un generador solar de energía eléctrica que sólo produce unos 6 (Kw/día), con un costo de colocación de 6.500 dólares o 97.500 pesos. Es decir, menos de la mitad de lo necesario para cubrir el consumo promedio por vivienda y a un precio irrisorio e impagable para una familia de clase media.

Asimismo, y suponiendo que dicha familia disponga de 97.500 pesos para comprar el equipo, el beneficio por la inversión realizada sería de acuerdo al costo promedio de $0,25 (Kw/hora) en la provincia de Santa Fe (la tarifa más cara del país), lo que nos daría un ahorro de $0,25 ($/Kw hora) por 6 (Kw/día), es decir, 1,50 pesos diarios. Si a esto lo multiplicamos por los 365 días del año, el ahorro anual sería de 547,50, y si dividimos el resultado por el costo del equipo (97.500 pesos), las familias recién recuperarían la inversión en unos… ¡178 años! ¿Y para beneficiar a quién?

Además, lo que los medios y los funcionarios oficialistas no cuentan es que no puede conseguirse la cantidad necesaria y suficiente de energía solar para abastecer un hogar, ya que si se aumenta el número de paneles solares el costo resulta impagable y los 178 años de espera se multiplican al menos por dos.

Asimismo, un dato adicional que no puede obviarse, es que mientras para el fabricante extranjero -que utiliza insumos y mano de obra de su país- el costo total del equipo no supera los 650 dólares, el mismo producto se vende en el mercado argentino a un precio de 10 veces su costo real… o sea, al 1.000%.

En consecuencia, los paneles solares residenciales solo benefician económicamente a los empresarios amigos de la administración macrista a costa de los usuarios incautos que se creyeron la mentira. En definitiva, el corolario de una gran estafa.

El resultado de la adhesión al proyecto presentado en Santa Fe nos dice todo: 10 usuarios en toda la provincia. A las claras un rotundo fracaso para la industria solar y una ejemplar resistencia de los santafecinos para no volver a ser estafados.



Bibliografia
OETEC (08/11/2016) La "pesada herencia" en renovables y la velocidad de diversificación de la matriz
http://oetec.org/nota.php?id=2172&area=1

Nota del Diario La Nación
http://www.lanacion.com.ar/1953602-el-gobierno-quiere-que-los-hogares-le-vendan-electricidad-a-la-red