ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos Periodísticos

Cómo ve al sector energético nacional la Cámara Argentina de la Construcción

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Gustavo Weiss, Cámara Argentina Construcción, energía, obras de infraestructura, rol del Estado, inversiones públicas, inversiones privadas, consumo, mercado interno, explosión de la demanda, generación de energía



28-05-2014 | Discurso completo del Ing. Gustavo Weiss, Presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, durante las Primeras Jornadas Federales en Energía, Desarrollo Soberano y Políticas Públicas, organizadas por OETEC y realizadas en la Facultad de Economía de la UBA, el pasado 15 de mayo de 2014. ¿Qué piensa una de las cámaras empresariales más importantes del país de las políticas energéticas tomadas desde 2003 a esta parte?


Como Presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, agradezco la oportunidad de referirme, en este importante evento, a la Energía y al rol del sector privado ante los desafíos surgidos de la recuperación de la política energética nacional.

Parece innecesario decirlo en este ámbito, pero creo oportuno reafirmar que: la energía es vida. Si vivir requiere de energía, crecer demanda mucha más energía aun.

Es lo ocurrido en los últimos años. El PBI se duplicó, el parque automotor se amplió exponencialmente.

La demanda de energía creció aún más que el PBI. Es lo que los especialistas llaman el crecimiento vertical de la demanda. No solo hay más usuarios conectados o más vehículos circulando. Cada uno de ellos consume más, porque mejoró la calidad de vida, porque se adquirieron nuevos equipos y tecnologías que dependen de suministros de energías, porque más familias accedieron a la primera motorización o a nuevos electrodomésticos, porque se viaja más.

Ese crecimiento explosivo de la demanda de energía fue atendido, pues el Estado previó la situación.

- En los últimos años se incorporaron nuevas fuentes de generación eléctrica, agregando una enorme capacidad de generación (más de 9.000 GWH de potencia instalada en el parque de generación de energía).

- Se completaron -o completan en breve plazo- obras fundamentales como la ampliación de Yacyretá y Atucha II.

- Se cerraron los anillos de transmisión, integrando la red eléctrica nacional

- Se decidió reasumir la conducción de la empresa insignia en petróleo y gas, para recuperar una senda de crecimiento de las reservas.

- Se amplió la capacidad de los gasoductos para atender nuevos y anteriores usuarios

Es decir, el Estado asumió su tarea de conducción y planificación de la infraestructura energética.

A propósito, debo significar que las empresas del sector privado acompañaron el desafío y construyeron las obras programadas, adquiriendo equipos, y perfeccionando a sus profesionales

Como institución que agrupa a las empresas constructoras, la Cámara Argentina de la Construcción también participa de ese proceso.

Con sus estudios, procura colaborar con el Estado en la Planificación de la infraestructura; anticipa, a las empresas del sector, los requerimientos previsibles para que se preparen a afrontarlos y capacita a sus directivos, profesionales y técnicos.

En temas de energía, desde 2006, la Cámara estudió las necesidades que derivarían de un crecimiento esperado -que fue luego superado por la realidad-. Se difundieron además las nuevas técnicas de energías alternativas, se promovió la generación hidroeléctrica y la conservación y uso racional de la energía como formas de mejorar la matriz energética del país.

Más recientemente, se actualizó el relevamiento de las obras energéticas a realizar en los próximos años, para sostener el nivel de crecimiento registrado hasta ahora.

Este año, la Cámara está dedicando un equipo de profesionales a estudiar la adaptación que el sector de la construcción deberá realizar para atender satisfactoriamente el impacto que significará el desarrollo de los hidrocarburos no tradicionales en el área de Vaca Muerta, trabajando para ello en relación con YPF y las provincias.

Recientemente, además, la Cámara acompañó a funcionarios del Estado Nacional en el road-show para promover el financiamiento, por China, Rusia y Brasil, de importantes emprendimientos hidroeléctricos. Estos proyectos, muy avanzados hoy, aportarán múltiples beneficios: permitirán atender la demanda futura, mejorarán la matriz energética y ahorrarán divisas en importaciones. Pero al mismo tiempo, incorporan nuevas fuentes de financiamiento, en obras con un alto componente de trabajo en el país.

No puedo terminar sin referirme a la convicción de la institución de que es razonable que las grandes obras de infraestructura sean financiadas con recursos externos y con aportes privados, para evitar que la actual generación cargue sobre sus espaldas una inversión cuyo producido será usado por varias generaciones futuras.

Entendemos que el Estado Nacional comparte esta posición e intenta resolver las situaciones externas, derivadas de crisis anteriores, para mejorar el acceso a recursos internacionales y de inversores privados. En esa línea, nuestra Institución participa en el ámbito de la Confederación Internacional de Asociaciones de Constructores- la CICA- en las tareas de promoción de la inversión privada en obras de infraestructura mediante esquemas de Asociación Público Privada.

Se analizan allí las experiencias recogidas, en todo el mundo, en cada tipo de proyecto; se trata de establecer las mejores prácticas que llevan al éxito y se las difunde entre gobiernos, inversores y empresas. Se trabaja para ello en estrecha relación con Naciones Unidas, UNCITRAL, Bancos de Desarrollo, Agencias de Garantía de Inversiones, etc.
De dichas tareas, surge que la energía es un sector propicio para la inversión mediante Asociación Público Privada. En nuestro país, lo será en el sector del petróleo y gas y lo será también en el sector eléctrico.

Existen numerosos ejemplos, en el mundo, de proyectos energéticos exitosos, realizados mediante Asociación Público Privada. Entre los proyectos concretados en 2012, cabe citar Central de generación Eléctrica de Nong Saeng en Tailandia de 1,600 megawatt (MW) a repagar mediante acuerdo de compra de energía futura, que consiguió cofinanciamiento del Asian Development Bank, del Japan Bank for International Cooperation (JBIC), y de bancos comerciales.

Similar esquema permitió concretar la Central de Generación Eléctrica de Central Java IPP en Indonesia y la Central de Amman Este en Jordania, en este caso con una Garantía contra riesgo político emitida por MIGA, el ente específico a ese fin del Banco Mundial.

En otro tipo de proyectos, se concretaron emprendimientos por 500 MW, mediante Techos solares, en Gujarat, Indía, una planta en Kivu, Rwanda, para la extracción de metano, retenido en el fondo de un lago muy profundo, por 100MW, un proyecto de bioenergía a partir de bagazo en Addax Makeni, Sierra Leona, por 100MW y un proyecto de energía eólica, en Cabo Verde, de 25 MW.

Son ejemplos de colaboración fructífera entre Estado y privados, para resolver las necesidades de energía en países de todas las regiones, tamaños y niveles de ingresos.

Sin duda, proveer de energía a toda nuestra comunidad y no coartar su crecimiento y calidad de vida es un desafío enorme, pero entendemos que, con la acción conjunta de las Provincias, del Estado Nacional y del sector privado lo lograremos

Muchas gracias.

Ing. Gustavo Weiss
Presidente, Cámara Argentina de la Construcción