ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Agro, Industria y Minería

| Artículos de opinión

Hacia una "Agricultura Inteligente"

Autor | Diego Leandro RubinzalMaría José Haberkorn


Conflictos de Interes
los autores no manifiestan conflictos de interés.


Palabras Claves
agricultura, sustentabilidad, Programa "Agricultura Inteligente", Plan Estratégico Agroalimentario y, Ministerio de Agricultura, Ganader



22-11-2013 | La creciente demanda alimentaria mundial plantea desafíos y oportunidades al sector agropecuario. El Estado nacional diseñó un conjunto de políticas tendientes a incrementar y optimizar la producción. El Programa Agricultura Inteligente es una de ellas.


La relevante participación argentina en el mercado mundial de los alimentos tiene raíces históricas. La imagen mítica del rol de "granero del mundo" aún es rescatada por diversos sectores. Ese relato invisibiliza las fuertes asimetrías sociales y territoriales de ese modelo de desarrollo. En efecto, el modelo agroexportador consolidó una estructura económica dual dividida entre una pujante región pampeana integrada a la división internacional del comercio y atrasadas economías regionales. Los indicadores sociales reflejaron claramente esas asimetrías territoriales. Por ejemplo, la esperanza de vida de un habitante del norte argentino era once años inferior al promedio nacional en 1914.
Sin perjuicio de eso, el sector agropecuario tiene un importante rol para cumplir en la economía nacional. La idea de que el gobierno nacional tiene una visión "anti-campo" no se corresponde con la realidad. La elevación de rango de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca -dependiente del Ministerio de Economía- a Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca
(MAGyP) a partir del 1 de Octubre del año 2009, es una muestra de la importancia asignada a ese sector.
La puesta en marcha del proceso de planeamiento estratégico participativo para elaborar el Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 2010-2016 (el PEA), presentado en el año 2010, también da cuenta del importante rol que las políticas oficiales le asignan al sector agropecuario. El PEA sienta las bases de los objetivos a mediano y largo plazo planteados por el Estado nacional conjuntamente con las provincias, las entidades científicas y tecnológicas asociadas al agro y los representantes de los diferentes actores sectoriales.
La presentación del Programa "Agricultura Inteligente" (AI), durante el mes de marzo del año 2011, representa otra propuesta tendiente a sentar las bases de la agricultura del Siglo XXI. El debate omnipresente en la agenda internacional esta centrado en la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria mundial. Los desafíos futuros pueden resumirse en dos interrogantes: ¿qué hacer para poder alimentar a una población mundial que crece permanentemente?; ¿cómo hacerlo de manera sustentable?
El documento del Programa Agricultura Inteligente sostiene que el objetivo de esa iniciativa es "consolidar una agricultura competitiva y eficiente que atienda la sustentabilidad y agregue valor a la producción agropecuaria argentina". El concepto de Agricultura Inteligente hace referencia a "una agricultura de procesos, con un enfoque sistémico, que tiende a conservar o incrementar los servicios del ecosistema, que procura la mejora continua y el manejo adaptativo y sustentable de los sistemas productivos, y que permite el gerenciamiento de la heterogeneidad ambiental" (documento AI, 2013). Eso implica la puesta en marcha de buenas prácticas que permitan eficientizar el uso de los recursos, una optimización de los insumos y un incremento en la producción de alimentos, combinando conocimiento, innovación y nuevas tecnologías que aumenten la competitividad y agreguen valor.
Algunos de los principales objetivos que se propone el Programa son:
- Producción agrícola y pecuaria más eficiente, competitiva y sustentable.
- Desarrollo rural, atendiendo a la seguridad alimentaria.
- Mejora en las capacidades del sector público y privado a distintos niveles.
- Atención de los compromisos internacionales relacionados.
- Mejor posicionamiento del sector agropecuario del país frente a la sociedad y a los mercados, favoreciendo el acceso a los mismos-
- Aumento de las capacidades en el sistema de Ciencia y Tecnología.
La implementación del programa estará a cargo de una Unidad Ejecutora integrada por técnicos del gobierno nacional, representantes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), de las provincias -a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP)- y de otras asociaciones y/o instituciones (Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa (AAPRESID), Asociación Argentina de Consorcios de Experimentación Agrícola (AACREA), Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA)).
Las funciones de la Unidad Ejecutora serán:
- Acordar un reglamento de funcionamiento.
- Constituir los equipos técnicos para cumplir con los objetivos del Programa.
- Priorizar actividades o sectores en los que se coordinarán acciones.
- Seleccionar aquellos proyectos que cumplan con los objetivos del Programa.
- Articular las acciones entre las partes, tanto en su seguimiento como en la evaluación de impacto.
Los lineamientos del programa ponen de manifiesto la intención de diseñar políticas activas para el desarrollo del sector agropecuario. "El desafío de producir más con un mayor cuidado ambiental y con equidad e inclusión social marcará la segunda década del Siglo XXI para la cadena agroindustrial. Se trata de proponer políticas desde el Estado Nacional que permitan crecer con mayor valor agregado en origen, a fin de desarrollar una agricultura industrializada, que genere crecimiento, desarrollo e inclusión social", señala el documento de AI.



Bibliografia
"Agricultura Inteligente: La iniciativa de la Argentina para la sustentabilidad en la producción de alimentos y energía" Documento del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación e IICA (Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura).