ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energías Renovables

| Artículos Periodísticos

Río Turbio, el Plan RenovAr chino y la hipocresía "verde"

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Río Turbio, minería, CTRT, central térmica a carbón, cambio climático, fundamentalismo ambiental, dióxido de carbono, hipocresía, energías "verdes", energía eólica, energía solar, Plan RenovAr, primera ronda, China, CO2, emisiones, COP-22, Aranguren, Macri, Juan Carlos Villalonga, Baotou, neodimio, residuos radioactivos, torio, tierras raras, Envision



23-11-2016 | Entre los argumentos para paralizar la Central Térmica a Carbón de Río Turbio (y con ella la mina y la Cuenca Carbonífera toda), encontramos el de estar en presencia de una central contaminante por liberar altas cantidades de dióxido de carbono (CO2). Y esto, afirman desde el Presidente Macri, pasando por Juan José Aranguren, Sergio Bergman y los militantes de Greenpeace (organización en poder del Ministerio de Ambiente), sería un problema pues la Argentina no podría cumplir con las metas de reducción de CO2 explicitadas en la COP-22. En el documento que la citada ONG presentó al ministro de Ambiente en enero de este año -hoja de ruta que su cartera lleva adelante-, particularmente en el ítem 8, se exige "cancelar el proyecto de Central Térmica de Río Turbio" dado que dicho "proyecto resulta absolutamente contrario a los esfuerzos que debe realizar la comunidad internacional por reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (CO2) y eliminar las fuentes de energía contaminantes que las producen". Se afirma también y que hemos refutado oportunamente (ver bibliografía) que "El mantenimiento de la Central Térmica de Río Turbio coloca a país dentro del reducido grupo de naciones que aún mantienen en funcionamiento este tipo de centrales". Nada más falso. En el presente trabajo, nos interesa ahondar en el argumento del dióxido de carbono como justificación para abandonar Río Turbio -mina, central térmica y pueblos- y postrar en el más absoluto olvido a la Cuenca Carbonífera de Santa Cruz, intención ratificada en la Ley de Presupuesto 2017 y que motivó la marcha de los mineros protagonizada este 22 de noviembre entre Plaza de Mayo y el Congreso. Es que el cuento del dióxido de carbono y las "energías limpias" (o "verdes") -que como tantas veces analizamos en OETEC esconde el ajuste por vía medioambiental- no resiste el menor análisis cuando es contrastado con el vencedor de la primera ronda del Plan RenovAr.




Mineros de Río Turbio homenajeando a Néstor Kirchner a un año de su muerte, en Plaza de Mayo. El pasado 22 de noviembre, los mismos mineros se movilizaron contra la clara amenaza de Cambiemos de clausurar la mina y reconvertir la central a carbón a gas en nombre del dióxido de carbono.

CO2 como función directa del desarrollo, el consumo y la industrialización
En nuestro informe "La Argentina en la COP-22: confirmado el ajuste por vía medioambiental" (ver bibliografía), analizábamos la relación directa entre el dióxido de carbono y el nivel de desarrollo industrial y socioeconómico de una Nación. Proveíamos al respecto, el siguiente gráfico:



Fuente: Elaboración propia en base a datos del Banco Mundial (PBI per cápita) y de la División de Estadísticas de Naciones Unidas (CO2).

La emisión de CO2 está positivamente asociada a la mejora de las condiciones de vida de la población, a la necesaria y aún pendiente interconexión vial y logística del país, así como a su desarrollo económico y nivel de industrialización.

Por tal motivo, agregábamos, la posición de la Argentina en relación a sus compromisos de reducción de CO2 (en el marco de la COP-21) y antes del 10 de diciembre: "Cuando se analiza el perfil de emisiones de GEI del país debe considerarse: a) El alto consumo energético vinculado al transporte en un país que cuenta con un extenso territorio; b) El sostenido incremento del consumo de energía en el sector residencial fruto de una política general de desarrollo con inclusión social que tiene como uno de sus ejes garantizar el acceso universal a la energía en condiciones equitativas, como un elemento determinante de calidad de vida de los habitantes; c) El sostenido incremento del consumo de energía en los sectores productivos como insumo estratégico innegable para el desarrollo económico y la generación de empleo; d) La producción de alimentos para satisfacer la creciente demanda mundial, contribuyendo a garantizar la seguridad alimentaria global".

Pero el macrismo aumentó las metas de reducción de CO2, según se supo de la alocución de Bergman en la COP-22. Las nuevas metas están en perfecta sintonía con el ajuste económico implementado por el neoliberalismo desde el 10 de diciembre de 2015 a la fecha. La reprimarización de la economía y un desplome del consumo por medio de la atrofia del mercado interno -como se propone el macrismo y que tan eficientemente viene logrando- reducirá las emisiones de CO2 provenientes del sector energético.

Y es en este sentido que deben analizarse los argumentos del fundamentalismo ambiental contra Río Turbio. Como si realmente sirviera de algo y, mucho más importante, como si fuera justo en el marco de lo realizado por las naciones más poderosas del globo, dicha posición ambiental prioriza una reducción en la emisión de CO2 por parte de la Argentina en lugar del bienestar de 3.000 trabajadores y sus familias, en lugar de desarrollo genuino para la Patagonia, la provisión de energía abundante y barata para la región y el país, el crecimiento con empleo e inclusión social en la Cuenca Carbonífera (Santa Cruz) y sus más de 40.000 habitantes, la industrialización del carbón al dotarlo de valor agregado y transformarlo en energía, etc.

Es que el cuento del dióxido de carbono no resiste el menor análisis cuando ponemos al Plan RenovAr y a su primera ronda de adjudicación bajo la lupa.

China: la gran ganadora del Plan RenovAr
La primera ronda culminó con 29 adjudicaciones por 4.060 GWh/año, equivalentes a una potencia instalada de 1.142 MW. De ese total, el 97% corresponde a energías eólica y solar:



Fuente: Ministerio de Energía y Minería de la Nación. De la potencia instalada adjudicada, el 62% obedece a energía eólica y el 35% a solar.

Ahora bien, ajustando la lupa sobre las ganadores de las adjudicaciones en energía eólica observamos que la número uno fue la empresa china Envision. En efecto, así comunicaba la compañía su rotundo triunfo: "Envision Energy, líder proveedor de soluciones de energía inteligente global, anunció hoy que obtuvo el contrato más grande de la energía eólica en la primera subasta (sic) de energías renovables de la Argentina, RenovAR. EnVision se aseguró 4 proyectos, por un total de 185 MW, de los 708 MW adjudicados…" (ver bibliografía). Envision fue fundada en 2007. Es la segunda compañía en tecnología eólica de China y ubicada entre las 10 primeras a nivel mundial.

En cuanto a energía solar, de los 400 MW adjudicados, 100 fueron para la empresa provincial de energía de la provincia de Jujuy, JEMSE. Sin embargo, dicha empresa carece por completo del know how para la construcción de los paneles solares que habrán de instalarse en la localidad de Cauchari.

Se explica así que el gobierno de Jujuy haya anunciado, a propósito de su participación en los 3 parques solares a través de JEMSE, que "Cauchari 1, 2 y 3 fueron diseñados para alcanzar una capacidad de generación de 100 MW cada uno y su ejecución demandará una inversión de 340 millones de dólares. A tal efecto, JEMSE tendió vínculos societarios con las firmas chinas Power China, Shanghai Electric y Talesun, por lo que la participación estatal será del 80% y el 20% restante estará a cargo de capitales privados" (ver bibliografía).

Como se desprende de la información publicada por el gobierno jujeño, los equipos de generación solar fotovoltaica no serán construidos por la industria metalúrgica nacional, sino más bien serán importados de China, y por supuesto, serán instalados por mano de obra calificada procedente de igual destino. Para eso los fabricantes e instaladores especializados en este tipo de equipos, los socios orientales de JEMSE: Power China, Shanghai Electric y Talesun. Repasemos brevemente:

1) Talesun: Es un fabricante chino que posee la mayor planta industrial para fabricación de equipos solares fotovoltaicos a nivel mundial (las plantas están ubicadas en China y en Tailandia). Seguramente, será la empresa que suministre a JEMSE los equipos solares fotovoltaicos para los tres parques, equipos que serán fabricados en China.

2) Shanghai Electric: Es una empresa china fabricantes de equipos, maquinaria y componentes electromecánicos para centrales eléctricas (renovables, térmicas y nucleares). En su rubro, es la empresa china más grande y la quinta más grande de Asia. Es altamente probable que Shanghai Electric suministrará los componentes electromecánicos asociados a los equipos que fabricará Talesun.

3) Power China: Es un gigante chino del rubro de la construcción de infraestructura de energías renovables. No fabrica equipos, sólo realiza las obras civiles de infraestructura y en particular los montajes electromecánicos asociados. Seguramente se hará cargo de la instalación de los equipos solares fotovoltaicos y de los montajes electromecánicos asociados a la instalación de tales equipos.

Es suma, de los 1.007 MW de potencia instalada entre eólica y solar -un 97% del total adjudicado en la primera ronda del RenovAr- China se lleva directa e indirectamente unos 485 MW o el 44%. Como vemos, la potencia asiática es la indiscutible ganadora del Plan RenovAr en lo que va de las adjudicaciones. ¿Algún problema con esto? Ninguno, aunque sí una insalvable contradicción en relación a la hipócrita postura del infantilismo ambiental al frente del Ministerio de Ambiente y su ataque a la minería en Río Turbio y su central a carbón. Explicamos por qué.

¿Premio al mayor emisor de CO2 del planeta?
Decíamos en nuestro informe "Plan de Energías Renovables: premio al negoción privado de la importación" (ver bibliografía) que el Plan RenovAr no prevé la protección ni el fomento a la industria nacional para este sector. Y nos quedamos cortos: es además un insólito premio a la nación más contaminante del mundo en cuanto a sus emisiones de CO2, esto es, China. Siendo entonces que el 44% del Plan RenovAr se hará con empresas chinas, la Argentina gratificará con su plan de energías "verdes" justamente al país que más CO2 libera a la atmósfera.

Al respecto, nada más oportuno que recordar la siguiente nota publicada por Reuters en julio de este año: "China está construyendo 200 GW de energía en base al carbón a pesar del exceso de capacidad: Greenpeace" (ver bibliografía). La imagen que acompaña la nota es esta:



Mineros del carbón en China. La potencia mundial está construyendo 200.000 MW adicionales de energía basada en este combustible. Esta potencia equivale a 833 centrales como la de Río Turbio (240 MW).

Leemos entonces que China "está construyendo otros 200 gigavatios (GW) de potencia en base al carbón pese a las estrictas nuevas medidas diseñadas para reducir el uso de combustibles fósiles y achicar el exceso de capacidad, según afirmó el grupo ambientalista Greenpeace…". En otras palabras, China, la nación responsable del 27% de las emisiones de CO2 a escala planetaria (UNSD Millennium Development Goals Indicators database - 2015) proyecta unos 200 GW adicionales en nuevas centrales a carbón (200.000 MW) al 2020.

¿A cuánto equivale la nueva potencia instalada? A 833 centrales como la de Río Turbio. ¿Qué participación tiene la Argentina en emisiones de CO2 a nivel mundial? Somos responsables del 0,58% del total. China emitió en 2015 unas 9.153 millones de toneladas de CO2; la Argentina 190 millones. Es decir, lo que nosotros emitimos en 1 año China lo emitió en una semana (BP - BP Statistical Review of World Energy June 2016).

Y por si esto fuera poco, veamos el acumulado de emisiones, el más justo de todos los indicadores por tener en cuenta el historial de cada país: entre 2003 y 2015, China liberó a la atmósfera 108.824 millones de toneladas de CO2 contra 2.318 millones para la Argentina en igual período (Global Carbon Atlas - 2015). Podríamos afirmar entonces que nuestro país igualará la cantidad de CO2 emitido por la potencia asiática en los últimos doce años recién para el 2572 (suponiendo el ritmo de emisión promedio del último lustro). Sí, leyó bien estimado lector, dentro de 556 años. Debajo, una síntesis del ridículo.



Elaboración propia.

Y no es que la explotación del carbón como combustible energético nos parezca un error. Siquiera consideramos que el CO2 sea un gas venenoso que deba ser combatido, como ha sido instalado globalmente por el fundamentalismo ambiental, el Club de Roma, Al Gore y la burguesía verde occidental. El punto pasa por el insalvable nivel de contradicción entre los argumentos "verdes" de la administración macrista y el de premiar a la nación que más CO2 a la atmósfera inyecta.

Preguntamos pues: ¿Cuál es el sentido de incorporar fuentes renovables intermitentes nulas en CO2 pero adquiridas a la nación que más CO2 libera? ¿Cuál es el sentido de incrementar nuestras metas de reducción de CO2 pero contribuir a que China aumente las suyas con la construcción de los molinos y los paneles requeridos para satisfacer esos MW adjudicados por el RenovAr? ¿Qué hay de la minería en China para extraer los metales y minerales empleados en la fabricación de los equipos y sus componentes? ¿O acaso China los importa de Marte? Y por último, ¿cerrar la mina de Río Turbio para abrir sendas minas o contribuir a la actividad minera en China?



Elaboración propia del mapa Atlas Global CO2. Los círculos negros expresan los niveles de emisiones de CO2. ¿Cerrar la mina de Río Turbio para abrir sendas minas o contribuir a la actividad minera en China?

¿Energías "verdes"? El Plan RenovAr contribuye a la contaminación en China
Cuando en 2011 Gran Bretaña se adentraba en el mundo de las tecnologías "verdes", el diario local Daily Mail titulaba "En China, el costo real del experimento británico limpio y verde de la energía eólica: contaminación a escala desastrosa" (ver bibliografía). El articulista desenmascaraba con toda razón la hipocresía "verde" británica, referenciándose en la imagen que colocamos debajo: "Este lago tóxico envenena a los agricultores chinos, sus hijos y sus tierras. Es lo que queda después de hacer los imanes para las turbinas eólicas recientemente adquiridas por Gran Bretaña... y, como revela una investigación especial, es simplemente una de una multitud de pecados ambientales cometidos en nombre de nuestra nueva Jerusalén verde (sic)".



El artículo de Daily Mail explica que esta imagen obedece al "lago que recoge los desperdicios tóxicos en Baotou, China, bombeados por las refinadoras de elementos raros en sus alrededores". Por su parte, en abril de 2015, la BBC le dedicaba un documental entero (ver bibliografía). En la reseña escrita se lee: "Escondido en un rincón desconocido de la región autónoma de Mongolia Interior, Tim Maughan descubre un lago tóxico, pesadilla creada por nuestra sed de teléfonos inteligentes, aparatos de consumo y tecnología verde... Usted puede no haber oído de Baotou, pero las minas y fábricas aquí nos ayudan a mantener nuestra vida moderna. Es uno de los mayores proveedores mundiales de minerales de "tierras raras". Estos elementos pueden encontrarse en todo, desde imanes en turbinas y motores de coches eléctricos, las tripas electrónicas de teléfonos inteligentes y de televisores de pantalla plana".

Prosigue el artículo de Daily Mail: "Enormes fortunas están siendo acumuladas aquí en Mongolia; la región cuenta con más del 90% de las reservas del mundo de metales de "tierras raras" y específicamente de neodimio, el elemento necesario para fabricar los imanes en las más sorprendentes de las producciones de energía verde, las turbinas eólicas. [Se] ha descubierto la verdad claramente sucia sobre el proceso utilizado para extraer el neodimio: su terrible impacto ambiental, el cual plantea serias dudas sobre la credibilidad de la llamada tecnología verde".



Una refinería de neodimio en Baotou. Este metal se utiliza comúnmente como parte de una aleación de neodimio-hierro-boro (Nd2Fe14B) que, gracias a su estructura cristalina tetragonal, se utiliza para hacer los imanes más potentes del mundo. Generadores y motores eléctricos dependen de los principios básicos del electromagnetismo. Con el surgimiento de las tecnologías "verdes" que el neodimio explotó comercialmente.

Y así concluye el artículo que denunciaba la hipocresía "verde" británica: "La realidad es que, mientras Gran Bretaña hace alarde de sus credenciales ambientales moteando sus costas, páramos vírgenes y montañas con miles de turbinas eólicas, está contribuyendo a un gran lago artificial de veneno en el norte de China. Este es el lado letal y siniestro de la industria enormemente rentable de los metales raros que las empresas "verdes" beneficiadas de la demanda de turbinas eólicas preferirían que no te enteres".

La insalvable contradicción de Greenpeace
El 3 de noviembre de 2009, Greenpeace realizaba una protesta en las puertas del Ministerio de Energía (ver video) contra la reactivación de Río Turbio y la construcción de la central. El director de la ONG, Juan Carlos Villalonga -actual diputado nacional por Cambiemos y principal impulsor del desastre "verde" macrista- expresaba: "El ministro Julio De Vido impulsa un proyecto energético en base a carbón que es una verdadera insensatez, ya que es un combustible que podría ser fácilmente reemplazado por fuentes de energía limpia. Esta decisión profundiza nuestra dependencia de las peores opciones energéticas, las más contaminantes y las más caras".


¿Qué reclamaba Villalonga en 2009? Proteger los glaciares por sobre la calidad de vida de los 40.000 habitantes de la Cuenca Carbonífera. En cuanto a la desaparición de los glaciares ha sido demostrado científicamente que se trata de una hipótesis totalmente falsa. ¿De dónde provendrán las energías limpias de la primera ronda del RenovAr? En un 44% de China. El RenovAr contribuirá a aumentar el volumen del lago tóxico en Baotou.

También señaló Villalonga durante aquella protesta: "La usina proyectada es costosa, contaminante e ineficiente… Ese dinero colocado en un plan de apoyo a inversiones en energía eólica, le daría un enorme impulso esa fuente energética limpia en la Patagonia". Podríamos afirmar que de los 5.000 millones de dólares en juego para la Ronda 1 del Plan RenovAr, 240 millones se destinarán a "proveedores locales de equipamiento electromecánico" (ver bibliografía). Acá el respaldo "verde" al desarrollo nacional, agregando que dicho plan se propone crear entre 5.000 a 8.000 puestos de trabajo. ¿Una central térmica a carbón y un yacimiento funcionando a pleno qué cantidad de empleo directo e indirecto generarían? 3.000 trabajadores dependen de la mina (los mismos que este 22 de noviembre se manifestaron en el Congreso contra el ajuste macrista); y podrían ser muchos miles más, extrayendo mineral argentino en lugar de chino por mineros chinos en una de las regiones más contaminadas del globo, en el país con la mayor emisión de CO2. Y aún más trascendental: ¿Cómo impactaría en la tarifa de electricidad una matriz provincial "verde" vs. una a "carbón" (o con un mix de eólica, hidráulica y a carbón, como se proponía en el Plan Energético Nacional)?

Como sea, un año después de aquella primera protesta contra Río Turbio de noviembre de 2009, el diputado "verde" tendría su revancha: el proyecto Río Turbio está paralizado (en el mejor de los casos, la central funcionará a gas y pasará a manos privadas) y las "energías limpias" provendrán en su casi absoluta mayoría del extranjero, sobre todo de China, con su minería altamente contaminante y el peor de los perfiles emisores de dióxido de carbono del mundo. La contradicción es insalvable.

Conclusiones
Y ya que de "contradicciones" hablamos, cerremos este informe con otra de ellas, nada más que trayendo a colación la supuesta incoherencia que también en 2009 el señor Villalonga denunciaba en relación a Río Turbio y a una medida del gobierno de Cristina Kirchner:

"Según las estimaciones que maneja la propia empresa constructora española Isolux Corsán, la planta emitirá anualmente 1.800.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2), el principal gas que provoca el calentamiento global. El Gobierno Nacional está propiciando un plan masivo de reemplazo de lámparas incandescentes por lámparas eficientes, lo que reduciría en 1.100.000 toneladas las emisiones de CO2 anuales. Es decir, la puesta en marcha de la Central de Río Turbio neutralizará todo el beneficio ambiental del programa de recambio de lámparas que se está realizando a escala nacional". Y a esto, el hoy diputado nacional agregaba: "Esta simple comparación muestra la total incoherencia entre una medida que implica un avance tecnológico y ambiental y la decisión de subsidiar un nuevo impulso al uso del carbón".

¿Y la incoherencia de premiar con el programa "verde" RenovAr a la nación más contaminante del globo, que planea construir 833 centrales como las de Río Turbio durante los próximos 4 años? ¿Y la incoherencia de cerrar el yacimiento y abandonar la explotación de la Cuenca Carbonífera de Santa Cruz promoviendo la minería del neodimio en Baotou (o en cualquier otro lado de donde se extraiga)? Cabe agregar que, según estudio de la MIT (ver bibliografía), un molino eólico de 2 MW -como los que serán instalados en la Argentina- contiene aproximadamente unos 340 kilos de minerales del tipo "tierras raras". Y acá no termina la "incoherencia". Dice el mismo estudio que "Para cuantificar esto en términos de daño medioambiental, se debe considerar que la extracción de una tonelada de minerales "tierra rara" produce cerca de una tonelada de desechos radioactivos…". Sí, desechos radioactivos, porque el elemento torio es un producto del procesamiento de la pasta minera de la que luego se obtendrá el neodimio, entre otras "tierras raras" (ver bibliografía).



Fuente: Greenpeace y FARN "10 Medidas para 100 días de gobierno. Construyendo una agenda ambiental participativa".

Nunca más oportuno parafrasear el título del artículo de Daily Mail para sintetizar el engendro del programa en renovables del macrismo y la hipocresía "verde" del fundamentalismo ambiental, en la Argentina en el poder desde el 10 de diciembre de 2015: "En China, el costo real del experimento argentino limpio y verde de la energía eólica: contaminación a escala desastrosa". Y como dijimos, no sólo por la minería en Baotou, sino por premiar a la nación que más dióxido de carbono libera del mundo, nación que entre 2016 y 2020 construirá la friolera de 833 centrales a carbón. Una de estas plantas -o media de ellas- habrá de explicarse gracias al mayor consumo energético que demandará la fabricación de los equipos solares y eólicos comprados a las empresas que en total se quedaron con el 44% de la primera ronda del RenovAr.



Bibliografia
OETEC (17/11/2016) La Argentina en la COP-22: confirmado el ajuste por vía medioambiental http://www.oetec.org/nota.php?id=2194&area=1

OETEC (31/07/2016) Plan de Energías Renovables: premio al negoción privado de la importación http://www.oetec.org/nota.php?id=1974&area=17

Plan RenovAr, actualización primera ronda
https://www.minem.gob.ar/servicios/archivos/6773/AS_14770745751.pdf

Portal Envision comunicando la adjudicación del
RenovAr
http://www.envision-energy.com/2016/10/13/envision-energy-leading-quest-unlock-argentina-wind/

Gobierno de Jujuy y JEMSE
http://prensa.jujuy.gob.ar/2016/09/30/historico-jujuy-gano-la-licitacion-para-generar-300-mw-de-energia-solar/

Diario Daily Mail sobre China y el experimento "verde" británico
http://www.dailymail.co.uk/home/moslive/article-1350811/In-China-true-cost-Britains-clean-green-wind-power-experiment-Pollution-disastrous-scale.html#ixzz4QlLEqvH7

BBC sobre China y Baotou
http://www.bbc.com/future/story/20150402-the-worst-place-on-earth

Reuters sobre China y su afinidad al carbón
http://mobile.reuters.com/article/idUSKCN0ZT09B

Greenpeace, protesta de 2009
http://www.greenpeace.org/argentina/es/noticias/protesta-carbon-devido/

Sobre el estudio del MIT y las "tierras raras" en los molinos eólicos
http://instituteforenergyresearch.org/analysis/big-winds-dirty-little-secret-rare-earth-minerals/ y http://www.rareearthassociation.org/MIT-Ford%20Study.pdf

Ministerio de Energía sobre la participación de proveedores locales en el Plan RenovAr
https://www.minem.gob.ar/www/706/25369/articulo/noticias/1237/programa-renovar-cerro-exitosamente-su-ronda-1-con-la-adjudicacion-de-29-proyectos-por-1142-mw.html

Estudio científico publicado en la prestigiosa revista Resources (2014) sobre la minería de las "tierras raras" y sus desechos radioactivos
http://www.mdpi.com/2079-9276/3/1/123