ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energías Renovables

| Artículos de opinión

"Timba eléctrica", renovables y tarifazo en España: el paraíso del modelo energético macrista

Autor | Belen Ennis


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
España, pobreza energética, tarifazo, subasta energética, Rajoy, Macri, energías renovables, energía eólica, energía solar, anarquía eléctrica, lluvia



01-02-2017 | En la República Argentina, la privatización y mercantilización del sector eléctrico no detiene su marcha (ver bibliografía). Mientras tanto, la pobreza energética hace estragos en España -Reino Unido e Italia, entre otros, tampoco son la excepción-, en uno de los inviernos más crudos del que se tenga registro (otra irrefutable prueba del "calentamiento global"). Las tarifas eléctricas españolas se disparan y alcanzan un nuevo máximo desde diciembre de 2013, convirtiéndose en las más caras de toda Europa. Como paliativo, el Presidente Rajoy dispuso congelar por este año los costos de mantenimiento de la red, además de los impuestos y tasas que componen la factura de la luz. Sin embargo, les permitió a las eléctricas subir exponencialmente el precio de la electricidad en el mercado mayorista, el cual representa casi un tercio del total del recibo eléctrico. Tan es así que, actualmente, España fija el precio de la luz de forma diaria y horaria, por lo que las distribuidoras establecen un día antes el valor que la tarifa tendrá en la jornada siguiente. Este método de fijación de precios tuvo lugar después del escándalo de las "Cesur", esto es, subastas eléctricas mediante las que se establecía de manera trimestral el valor de la energía y en las que operaban no sólo las eléctricas sino también, y muy especialmente, la gran banca internacional (Morgan Stanley, Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland y Deutsche Bank, entre otros). Pero en reemplazo de las Cesur, la administración Rajoy dispuso que el valor de la energía quede sujeto al mercado diario o "pool" (los productores de energía eléctrica y empresas de distribución compran y fijan hoy el precio de la electricidad que se consumirá mañana). Por cierto, uno de los modelos de subasta eléctrica más criticados al nivel mundial porque fija la tarifa al precio más alto. La última central que se necesita para satisfacer la demanda es la que establece cuánto se pagará a las demás centrales por la electricidad. En otras palabras, todas las centrales cobran lo que le cuesta generar energía a la que más combustible gasta. ¿Y quienes se benefician de este sistema? Los dueños de las energías renovables intermitentes, que apenas tienen costes variables porque el combustible que utilizan es menor que el utilizado por otras fuentes de generación. En consecuencia, estas centrales pueden ofertar su producción a precio cero y cobrar cada día el precio que marcan las más caras, que suelen ser las de gas y que ahora superan los 90 euros por MWh. Un negocio perfecto para las eólica y solar, a las que poco importan las emisiones de CO2 si de ganancias económicas se trata. A continuación, analizaremos las causas que explican la disparada de los precios de la electricidad en España y conoceremos a los verdaderos ganadores de la "timba" eléctrica. ¿Puede alguien negar que no sea este el camino elegido por el anarquismo energético argentino? Libre mercado, desregulación, concentración de empresas, extranjerización del sector, tarifazos, incorporación masiva de renovables intermitentes con destrucción de las fuentes de generación más baratas y de suministro más abundante (nuclear e hidráulica), empoderamiento financiero, etc., todas características del sistema energético argentino desde diciembre de 2015 a la fecha.



Fuente: Elaboración propia en base a datos de Eurostat y la Agencia Internacional de la Energía. La acelerada carrera por la incorporación de renovables eólica y solar ha contribuido a subir los precios de la factura de luz (en el gráfico se observa el impacto en la franja de consumo 1.000 KWh a 2.500 KWh, residencial) dado que buscan mediante el bolsillo de los consumidores compensar el coste de su inversión, sin contar con los ingentes subsidios estatales que ya reciben. Para agravar aún más esta injusta situación, y como se explicará a lo largo de este artículo, a la hora de subastar el precio de la electricidad los dueños de las tecnologías "verdes" reciben la misma ganancia que las centrales que más combustible utilizan, aunque hayan ofertado a cero costo su energía.

El escándalo de los Cesur y la banca internacional en España
Para encontrar un precio de la electricidad similar al actual en España hay que remontarse al 18 de diciembre de 2013, cuando el MW/h llegó a costar 91,89 euros. Tras la escalada de aquel mes, la administración Rajoy dispuso la suspensión del anterior sistema de subasta eléctrica (Cesur) en la que el precio mayorista de la electricidad se fijaba trimestralmente, y lo sustituyó por el actual, donde los cuadros tarifarios quedaron ajustados al precio de la energía por hora en el mercado eléctrico diario, comúnmente conocido como "pool".

¿Qué eran los Cesur? Los Contratos de Energía para el Suministro de Último Recurso (Cesur) fueron creados por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2009. Funcionaban por un método de subasta fijando cada tres meses el costo de la energía eléctrica en relación a la Tarifa de Último Recurso (TUR), una tarifa subsidiada a la que podían acceder aquellos consumidores con una potencia contratada igual o menor a 10kW. En teoría, el mecanismo anterior garantizaba que los hogares no estuvieran expuestos a los vaivenes de mercado, haciendo que la luz costara lo mismo independientemente de las condiciones climáticas.

El diario El País (ver bibliografía) explica al respecto: "…el Ejecutivo creó una subasta virtual, en la que no se puja por la energía sino por el precio. Allí, bancos, fondos de inversión, empresas y otros intermediarios fijan un precio al que se comprometen a suministrar la electricidad. Luego la comprarán en el mercado diario, que sí fluctúa, y se lo venderán a las comercializadoras, que son divisiones de las grandes eléctricas, al precio que fija la subasta. Estas filiales, a su vez, la trasladan a los consumidores a ese precio… Es decir, los intermediarios apuestan sobre cuánto va a valer la electricidad el próximo trimestre y ese es el precio que pagan los españoles. Si después el mercado eléctrico diario resulta más bajo que lo que marcó la subasta (porque ha habido mucho viento, lluvia, tiempo benigno...), los intermediarios ganan; si el mercado da precios más altos, pierden". ¿Será este el modelo eléctrico al que aspira Macri y su cartel de empresas encabezada por el Grupo Shell? Como sea, hoy por hoy en España bailan la danza de la lluvia:


Diario El País, 26 de enero de 2017. Se lee: "El presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha fiado a la lluvia y la entrada de la energía hidraúlica en el mix de energía que baje la tarifa de la electricidad tras las subidas que ha experimentado en las últimas semanas coincidiendo con una ola de frío". En la entrevista formulada al Presidente por dicho diario, Rajoy confió esperanzado: "Va a llover. Han anunciado que va a llover y eso va a dar lugar a una bajada [del precio]". El perverso sistema eléctrico español, en manos de las compañías y los bancos, depende cada vez más del clima.

Por su parte, el PSOE -partido gobernante inmediato anterior- sostenía que las Cesur eran un instrumento para evitar que al precio de la electricidad lo fijen sólo las eléctricas y entraran en la ecuación otros actores para evitar posibles manipulaciones. Sin embargo, y volviendo al párrafo de El País citado arriba, los intermediarios que se agregaron a las subastas no fueron, precisamente, altruistas empresarios. Recordemos lo que decía el matutino español: "…el Ejecutivo creó una subasta virtual, en la que no se puja por la energía sino por el precio. Allí, bancos, fondos de inversión, empresas y otros intermediarios fijan un precio al que se comprometen a suministrar la electricidad…". En efecto, quienes establecían los costos de la energía eléctrica eran, nada más y nada menos, que los grandes bancos y grupos de inversión del terrorismo financiero occidental: Morgan Stanley, Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland y Deutsche Bank, entre otros.


Fuente: El País, España (ver bibliografía). Allí se lee: "…La electricidad en los hogares se convirtió en un producto financiero. Visto con perspectiva, ya se sabe quien ganó. De los 18 trimestres con subasta, 16 han acabado con beneficios para los intermediarios…". Como bien destaca El País -insospechado de "populismo"- siendo la electricidad un producto financiero, los únicos beneficiarios fueron los bancos. ¿Será este el modelo eléctrico al que aspira Macri y su cartel de empresas encabezada por el Grupo Shell?

Con los bancos a la cabeza, la electricidad acabó convirtiéndose en un producto de la timba financiera y las subastas Cesur en escándalo. La última de ellas, cerró con un fuerte aumento de casi el 30% que trasladado a la factura hubiera representado un alza superior al 10% durante el primer trimestre de 2014 para los consumidores con Tarifa de Último Recurso (TUR).


Fuente: El País, España (ver bibliografía). Allí se lee: "…el precio de la luz ha resultado el 82% de las veces por encima del mercado…". Con el escándalo de las Cesur, las tarifas de electricidad en España se ubican entre las más caras de toda la Zona Euro."

En su defensa, el gobierno de Zapatero alegó que las principales eléctricas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, E.ON y HC Naturgas) "manipularon" la subasta para elevar el precio de la luz pero hay quienes afirman que se trató de una simple "cortina de humo" lanzada desde el propio gobierno, a fin de disimular las consecuencias electorales que traería un nuevo tarifazo eléctrico en pleno invierno. Sea como fuere, los incesantes tarifazos terminaron por ubicar a España por encima de la Zona Euro en materia de precios de la electricidad.

El sistema de "pool", un negocio para las renovables
En 2014, Rajoy canceló el resultado de la 25ª subasta -celebrada el 19 de diciembre de 2013- y reemplazó el anterior sistema trimestral por uno nuevo, en función del consumo diario y la cotización de la energía en el mercado mayorista (o "pool"). Según este método, los productores de energía eléctrica y empresas de distribución compran y fijan hoy el precio de la electricidad que se consumirá mañana. El gobierno español alega que dicho sistema reduce la incertidumbre del mercado al disminuir el periodo de tiempo de tres meses a un día. Pero el pool es uno de los modelos de subasta más criticados a nivel mundial dado que fija la tarifa al precio más alto. La última central que se necesita para satisfacer la demanda es la que establece cuánto se pagará a las demás centrales por la electricidad. En otras palabras, todas las centrales cobran lo que le cuesta generar energía a la que más combustible gasta.

Veamos cómo es este proceso. La energía nuclear y la hidráulica son las primeras tecnologías en entrar al mercado eléctrico diario, ofertando a cero por tener su inversión prácticamente amortizada. Después ingresan las renovables, que también ofertan a cero por no tener gastos de combustibles (además este tipo de fuentes también amortizan parte de su inversión mediante ingentes subsidios estatales). A continuación, entran al pool el resto de las centrales, especialmente las de gas y carbón. Éstas últimas son las que marcan el precio para todas las demás.

El sistema de pool funcionaría en un mercado en perfecta competencia, pero el eléctrico (como todos) no goza de tales condiciones. El oligopolio energético reemplaza a las artificiales leyes de oferta y demanda. Cinco empresas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, E.ON y HC Naturgas) controlan el mercado eléctrico con la suficiente capacidad para dictaminar el precio que les sea conveniente. Pero, además, el método de mercado diario no es equitativo. Las fuentes de generación renovables (principalmente eólica y solar) apenas tienen costes porque el valor del combustible que utilizan es menor que el de otras tecnologías. En consecuencia, estas centrales pueden ofertar su producción a precio cero y cobrar todos los días el precio que marcan las centrales a las que más les cuesta generar energía que suelen ser las de gas y que ahora superan los 90 euros por MWh.

Finalmente, debemos agregar que la administración Rajoy salió en defensa del modelo de pool alegando que al reducir el periodo de tiempo (de tres meses a un día) también se reduce la incertidumbre y los vaivenes del mercado, por lo que se supone que la diferencia de precio entre la subasta y aquél será menor. Sin embargo, este año, el mercado eléctrico ha cerrado con precios no vistos desde el escándalo de los Cesur en 2013. El sistema de pool demostró ser un fracaso para una España que se encuentra, en materia de precios de la electricidad, por encima de toda la Zona Euro.

Conclusión
Con marchas y contramarchas en los métodos de fijación de precios, lo cierto es que los tarifazos eléctricos en España se han vuelto una costumbre. La visión mercadista de la energía y el elemento especulativo sigue prevaleciendo por encima del control estatal que debería regular la anarquía de mercado imperante. Con un sistema eléctrico en manos de un oligopolio de empresas energéticas, las facturas eléctricas en España continúan siendo tan impagables como antes.

A su vez, la acelerada carrera por la incorporación de renovables eólica y solar ha contribuido a subir los precios de la factura de luz dado que buscan mediante el bolsillo de los consumidores compensar el coste de su inversión, sin contar con los ingentes subsidios estatales que ya reciben. Para agravar aún más esta injusta situación, y como se explicará a lo largo de este artículo, a la hora de subastar el precio de la electricidad los dueños de las tecnologías "verdes" reciben la misma ganancia que las centrales que más combustible utilizan, aunque hayan ofertado a cero costo su energía.

En definitiva, y para terminar, la situación de la electricidad en España hunde sus raíces en una profunda concepción neoliberal de la energía por la que se permite a las grandes eléctricas (y hasta a la banca internacional) -en connivencia con un Estado voluntariamente inoperante y negligente-, especular y comerciar descaradamente con un bien que debería ser un derecho humano básico y fundamental.

Lamentablemente para el pueblo español, la energía sigue siendo una poderosísima herramienta de ajuste, disciplinamiento y exclusión en manos de los grupos de poder económicos.

Preguntamos a propósito de lo analizado: ¿Puede alguien negar que no sea este el camino elegido por el anarquismo energético argentino? Libre mercado, desregulación, concentración de empresas, extranjerización del sector, tarifazos, mercantilización de la energía, incorporación masiva de renovables intermitentes con destrucción de las fuentes de generación más baratas y de suministro más abundante (nuclear e hidráulica), empoderamiento financiero, etc., todas características del sistema energético argentino desde diciembre de 2015 a la fecha.

En un próximo trabajo, analizaremos la incidencia de las renovables intermitentes en los precios de la electricidad, la inestabilidad del sistema eléctrico producto de la acelerada incorporación de las mismas y, lo más importante, las lecciones del caso español al programa "verde" del macrismo.



Bibliografia
OETEC (31/01/2017) Etapa final del proceso de privatización y mercantilización de la electricidad
http://www.oetec.org/nota.php?id=2326&area=1

OETEC (10/2/2016) Tarifazo eléctrico y "Pobreza Energética". ¿De Europa a la Argentina?
http://www.oetec.org/nota.php?id=%201560&area=%201

OETEC (24/2/2016) Pobreza Energética en la Argentina: lejos del éxito británico, camino al fracaso español
http://oetec.org/nota.php?id=1594&area=5

OETEC (17/7/2016) "Con la política energética del neoliberalismo somos cada vez más pobres, desiguales y vulnerables"
http://www.oetec.org/nota.php?id=1925&area=1

OETEC (9/6/2016) Pobreza Energética: de Europa a la República Argentina (y su crudísimo invierno)
http://www.oetec.org/nota.php?id=1872&area=1

(18/8/2015) Subsidios y pobreza energética en España (respuesta al diario El País)
http://www.oetec.org/nota.php?id=%201361&area=%201

El País (18/12/2013) El colapso de una subasta perversa
http://economia.elpais.com/economia/2013/12/28/actualidad/1388255952_868007.html

El Economista (20/01/2017) ¿Cómo funciona el mercado eléctrico en España y cómo podría mejorarse?
http://www.eleconomista.es/energia/noticias/8098527/01/17/Como-funciona-el-mercado-electrico-en-Espana-y-como-podria-mejorarse.html

Energía Oscura "Mercado diario"
http://www.energiaoscura.es/como-se-fijan-los-precios/mercado-diario/

El Mundo (18/01/2017) El precio de la luz se dispara este miércoles en plena ola de frío
http://www.elmundo.es/economia/2017/01/18/587e7f3c468aeb09068b4641.html

Artículo del diario El País y la lluvia de Rajoy
http://economia.elpais.com/economia/2017/01/26/actualidad/1485420958_587686.html?id_externo_rsoc=TW_CC