ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Servicios Públicos de Electricidad y Gas Natural

| Artículos de opinión

Fue Macri quien se robó el derecho de millones de norteños a acceder al gas por redes (en respuesta al diario La Nación y su artículo sobre el GNEA)

Autor | Belen Ennis


Palabras Claves
GNEA, justicia social, desarrollo, derechos energéticos, La Nación, Cambiemos, Alberto Fernández, Mauricio Macri, acceso al gas, servicio público, neoliberalismo, suspensión, paralización, robo de caños, Cristina Fernández, Néstor Kirchner, gasoducto, noreste argentino



03-09-2021 | En un artículo del 31 de agosto titulado "Se robaron hasta los caños: el triste presente del gasoducto faraónico proyectado por Néstor Kirchner" (ver bibliografía), el diario La Nación realiza un sesgado análisis sobre el pasado y el presente de las obras en el GNEA, puntualizando en el lamentable hecho del robo de los caños, buscando con ello desprestigiar y ridiculizar el sentido de toda la obra. Asimismo, omitiendo datos de la realidad insoslayables y ocultando la responsabilidad del macrismo en lo que fue la paralización y el abandono del gasoducto en cuestión, que impidió que el gas por redes llegara al Norte de la Argentina. De allí que el eje, a diferencia de lo señalado por La Nación, no sea sólo el robo de los caños y una lectura ahistórica del derrotero de la situación, sino el otro robo, el cometido por el neoliberalismo -mucho más grave todavía, pero silenciado por el mitrismo gráfico-, el de los derechos energéticos de millones de compatriotas.



Fuente: La Nación (31 de agosto de 2021).

Para empezar, es Pablo Fernández Blanco, autor del artículo de La Nación, quien reconoce en primerísimo lugar la magnitud y la importancia del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA) y la pionera decisión de Néstor Kirchner de iniciar sus obras: "El 24 de noviembre de 2003 fue un día perfecto en la vida de Néstor Kirchner. Seis meses después de su asunción había logrado una puesta en escena envidiable en el Salón Blanco de la Casa Rosada (…) El motivo: presentar en sociedad al denominado Gasoducto del Nordeste (GNEA)".

"Era el proyecto soñado -prosigue el articulista- No se había hecho nada parecido en décadas". Inmediatamente después de este pequeño pero fundamental reconocimiento, Fernández Blanco reduce toda la envergadura de dicho proyecto al lamentable robo de caños ocurrido en el municipio de Aguaray, al límite con Bolivia. Hecho investigado actualmente por la Justicia y que tiene como una de las querellantes a la propia IEASA (ex ENARSA).

Sin minimizar lo ocurrido. Puntualizar únicamente en el robo de las cañerías y no objetar la paralización y el abandono que el proyecto sufrió en tiempos de Mauricio Macri es negarse a realizar un análisis exhaustivo y periodísticamente serio de todo el tema. Es que, lo que La Nación pretende, es ocultar a los responsables de la renuncia a esta mega-obra, que llevaría justicia social y derechos energéticos a millones de compatriotas de la Argentina profunda.

Por ello, desde OETEC no queremos dejar de realizar un recorrido por los inicios del GNEA, su grado de desarrollo durante el kirchnerismo y su completa deserción en épocas de Cambiemos, cuando el mercado imponía su visión de una energía variable de ajuste y exclusión. Algo que el propio Fernández Blanco admite al afirmar: "Eran tiempos en que Mauricio Macri ponía ímpetu en la reducción del déficit fiscal y premiaba los ahorros en el Estado". "Ahorros" conseguidos a fuerza de derechos claudicados, agregamos nosotros.

Fuente: OETEC. La Etapa II, que arrancó a comienzos de 2015, iba a permitir que los ciudadanos y las ciudadanas de 80 localidades de Chaco, Formosa y Santa Fe sustituyeran el consumo de gas en garrafas por gas de red a partir de 2017. Pero la obra fue demorada primero y paralizada después por la administración de Mauricio Macri.

Pues bien, la idea primigenia para la construcción del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA) se remonta al 2003. Fue durante ese año que el proyecto quedó plasmado en el "ACUERDO FEDERAL PARA EL LANZAMIENTO DEL GASODUCTO DEL NORESTE ARGENTINO", suscripto el 24 de noviembre de 2003, entre el Gobierno Nacional y los Gobiernos de las Provincias de Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Misiones, Salta y Santa Fe.

Sumado a ello, mediante el Decreto 267 del año 2007 se declaró de "Interés Público Nacional la construcción del "Gasoducto del Noreste Argentino" (GNEA), cuyo objetivo era "promover el abastecimiento de gas natural en las regiones del Noreste Argentino no cubiertas actualmente con dicho servicio, contribuir a asegurar el abastecimiento doméstico de energía, y aumentar la confiabilidad del sistema energético".

Pero habrá que esperar hasta el año 2014 para que las obras finalmente comenzaran a marchar. El 4 de agosto de aquel año, la ex Presidenta de la Nación Argentina, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, inauguró la firma de los contratos que dieron comienzo oficial a la construcción del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA).

Dividido en diversas etapas, el citado gasoducto permitiría traer gas de Bolivia para alimentar a su paso a decenas de localidades de seis provincias distintas. En su Etapa I, el GNEA se ocuparía de llegar a Salta, Formosa y centro de Santa Fe; la Etapa II haría lo propio agregando al Chaco y sur de Santa Fe; y la Etapa III abarcaría las provincias de Corrientes y Misiones.

El 14 de enero de 2015 se firmaron los contratos correspondientes a la provisión de cañería y construcción de la Etapa II del GNEA. Esta etapa comprendería la construcción de los tramos troncales, ramales de aproximación y cañerías en Formosa, Chaco y Santa Fe para satisfacerlas de gas por redes a partir de 2017.


Fuente: Diario Norte (9 de septiembre de 2018).

Pero llegó el macrismo en diciembre de 2015 y se deslindó olímpicamente de su responsabilidad política y ejecutiva de finalizar las obras en el GNEA, siendo este gasoducto un reclamo histórico del Noreste del país. Demorado primero y paralizado después gracias a las gestiones del ex Presidente de la Nación y el ex Presidente de la entonces ENARSA, Hugo Balboa, el GNEA cayó en desidia. Se dejó de lado la construcción de las plantas reductoras de presión, ramales y redes internas, y quedó frenada la habilitación del gas de red para la provincia del Chaco.

Claro que lo anterior es omitido absolutamente por Fernández Blanco en su artículo. Así también otra importante cuestión: la gestión Cambiemos borró de un plumazo la traza original del GNEA eliminando a Misiones y Corrientes, provincias que el kirchnerismo había dejado con los pliegos terminados y con la ingeniería básica lista para salir a ser licitados. Lo mismo con Formosa, a la que le faltaba un mes de trabajo.

De no haber sido por Mauricio Macri, el GNEA hubiera abastecido con gas natural de red a 755.555 usuarios y usuarias, porque ese había sido su objetivo inicial. Esos 755.555 argentinos que hoy se abastecen con gas licuado envasado en garrafas, tendrían que haberse encontrado conectados a la red a enero de 2018. Cambiemos se aseguró de que dicha cifra se redujera a la cantidad de 378.000 usuarios y usuarias, quienes tampoco fueron debidamente incorporados debido a que las obras quedaron truncas.

Pese a sus omisiones y olvidos deliberados, Fernández Blanco da en la tecla -por supuesto, sin proponérselo- en las raíces que explican el abandono del proyecto por parte de la administración neoliberal. "Exfuncionarios macristas que administraron el gasoducto le asignan todos los males a la concepción política del proyecto. Sostienen que se trató de una mega obra con escasa planificación y dudosa conveniencia económica", resume el periodista.


Fuente: Comunicado IEASA del 17 de agosto de 2018 donde anuncia formalmente la paralización de las obras del GNEA.

En efecto, las causas de la paralización del GNEA son políticas y tienen que ver con el modelo de gestión energética que propuso el kirchnerismo, objetivo a disolver por parte del neoliberalismo que administró la Argentina entre 2016 y 2019. Había que terminar con la visión de la energía y los servicios públicos en calidad de derechos, impedir la realización de una política energética genuina, que no buscaba la "conveniencia económica" del proyecto sino su función social, promotora de la mejora en la calidad de vida de las mayorías históricamente postergadas.

Y para seguir con el sincericidio de Fernández Blanco, otro tramo de su artículo: "El macrismo le dio un nuevo sentido al gasoducto. Con el crecimiento de Vaca Muerta, se pensó enviar el producto desde el sur argentino hasta Santa Fe, pese a que los caños habían sido enterrados para otra cosa". Justamente, esa "cosa" para la que se habían tendido los caños era para llevar gas a millones de compatriotas del Noreste argentino y no, como pretendió hacer el macrismo después, "centralizar" el recurso y/o entregarlo vía exportaciones con el fin de conseguir divisas a costa de la seguridad energética de la Nación.

En suma, a pesar de que la conclusión del artículo de La Nación aludido es que "a 18 años de su anuncio, el primer gran proyecto que anunció Kirchner sigue inconcluso", los hechos demuestran que fue el macrismo quien paralizó la obra por encontrarla -según las fuentes consultadas por Fernández Blanco- poco viable en términos económicos. Algo ajustado a la triste concepción neoliberal de las "provincias inviables".


Fuente: Cuarto Salta Diario (31 de octubre de 2020).

Por ello, y para finalizar, queremos recordar lo que IEASA señaló en un comunicado del 2020 (ver bibliografía): "los falsos argumentos esgrimidos [por la administración cambiemos], en realidad se trataban de una decisión política de una gestión que siempre se expresó en forma adversa hacia esta obra, a la cual consideraba como gasto irrecuperable y no como una inversión para poner en valor al noreste de nuestro país".

En esa puesta en valor está el Gobierno de Alberto Fernández, que anunció el año pasado la reactivación de la obra faraónica del GNEA luego del robo cometido por el macrismo, único responsable de haber decidido -en nombre del mercado- dejar a millones de compatriotas sin acceso al gas por redes. Un reclamo justo e histórico que deberá ser saldado a la brevedad en el marco de un Estado presente que volvió a poner a la energía en su lugar, como promotora del desarrollo humano, más aún en aquellas regiones todavía postergadas de nuestro suelo.



Bibliografia
OETEC (5/11/2020) GNEA: convertir la energía en justicia social y desarrollo
https://www.oetec.org/nota.php?id=4944&area=5

OETEC (03/11/2020) IEASA anunció la inmediata reactivación de las obras del GNEA http://www.oetec.org/nota.php?id=4941&area=1

OETEC (17/06/2020) "De no ser por Macri, el GNEA hubiera incorporado 750 mil nuevos usuarios al gas por redes"
http://www.oetec.org/nota.php?id=4623&area=1

OETEC (05/06/2020) GNEA: orígenes, justicia social energética y abandono macrista
http://www.oetec.org/nota.php?id=4608&area=1

OETEC (04/06/2020) OETEC celebra la reactivación del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA)
http://www.oetec.org/nota.php?id=4604&area=1

OETEC (18/09/2019) "Señor Macri: el gas de red llegó al Chaco a pesar de Ud., Aranguren y Balboa"
http://www.oetec.org/nota.php?id=4160&area=1

OETEC (26/01/2018) La privatización de las centrales Barragán y Brigadier López (así se entierra al Estado empresario)
http://www.oetec.org/nota.php?id=%203045&area=%201

OETEC (18/05/2016) El macrismo contra el GNEA: en el Chaco peligra el abastecimiento de 178.000 hogares, 800.000 habitantes y toda su industria
http://www.oetec.org/nota.php?id=%201820&area=%201

OETEC (14/09/2015) Aumentan las inversiones públicas en infraestructura gasífera
http://oetec.org/nota.php?id=1379&area=16

OETEC (17/07/2015) Más gas natural, más integración, más federalismo y más soberanía
http://www.oetec.org/nota.php?id=%201325&area=%201

OETEC (15/07/2015) Sintonía histórica, política y energética. La integración argentino-boliviana da nuevos pasos
http://www.oetec.org/nota.php?id=1312&area=6

OETEC (8/04/2015) A once años de la renacionalización del gas natural
http://www.oetec.org/nota.php?id=%201112&area=%201

OETEC (7/04/2015) La importancia del GNEA: desarrollo, interconectividad y relevancia geopolítica
http://www.oetec.org/nota.php?id=1108&area=5

OETEC (21/01/2015). Desarticulando el primer atentado desinformativo contra el GNEA
http://www.oetec.org/nota.php?id=980&area=5

OETEC (19/01/2015). Etapa II del Gasoducto del GNEA: entrevista a gerentes del ENARGAS. Energía, desarrollo y calidad de vida (I)
http://www.oetec.org/nota.php?id=970&area=5

OETEC (19/01/2015). Etapa II del Gasoducto del GNEA: entrevista a gerentes del ENARGAS. Energía, desarrollo y calidad de vida (II)
http://www.oetec.org/nota.php?id=971&area=5

OETEC (15/01/2015) Gasoducto del GNEA: "Energía como factor humano, como instrumento para el desarrollo y la consolidación de un federalismo genuino"
http://www.oetec.org/nota.php?id=%20962&area=%201

OETEC (17/11/2014). Gasoducto del GNEA (Parte I): Entrevista al Ingeniero Antonio Pronsato, Interventor del ENARGAS en programa de radio OETEC "Pueblo Asoma". http://www.oetec.org/nota.php?id=822&area=5

OETEC (17/11/2014). Gasoducto del GNEA (Parte II): Entrevista al Ingeniero Antonio Pronsato, Interventor del ENARGAS en programa de radio OETEC "Pueblo Asoma". http://www.oetec.org/nota.php?id=823&area=5

OETEC (14/11/2014). Se realizó la apertura de sobres de la licitación de la etapa II del Gasoducto del NEA
http://www.oetec.org/nota.php?id=812&area=5

OETEC (29/08/2014). Inversiones en transporte y distribución de gas natural por redes
http://www.oetec.org/informes/inversionesgas280814.pdf

OETEC (05/08/2014). OETEC celebra el llamado a licitación para construir el Gasoducto del Noreste Argentino
http://www.oetec.org/nota.php?id=623&area=5

La Nación (31/8/2021)
https://www.lanacion.com.ar/economia/se-robaron-hasta-los-canos-el-triste-presente-del-gasoducto-faraonico-proyectado-por-nestor-kirchner-nid30082021/