ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Plan Energético Nacional

| Artículos Periodísticos

Otra especialista internacional sale a contradecir a los ex secretarios de Energía

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
crisis energética, seguridad energética, OETEC, Federico Bernal, ex secretarios



17-07-2014 | Una vez más, OETEC vuelve a aportar a un debate serio y responsable en relación al concepto de "crisis energética" y su sesgada y malintencionada utilización por parte del grupo de los ex secretarios de Energía, así como también por parte de opositores políticos de variadas fuerzas partidarias.


A propósito y en función de la entrevista publicada en el día de hoy en el portal oficial del Observatorio, su Director General, Dr. Federico Bernal, explica que "en esta oportunidad, la opinión de nuestra columnista portuguesa, la Dra. Joana Portugal-Pereira, analiza sin sesgo la cuestión energética argentina, brasilera, regional e internacional. Vale la pena repasar sus conceptos, las soluciones y los criterios que los países y sus pueblos deberían contemplar a la hora de velar por su seguridad energética, seguridad que no puede omitir su carácter incluyente (la energía como bien universal y a precio asequible para la totalidad de la población, en el marco de un modelo industrializado)".

En este sentido, la experta portuguesa asesora del Banco de Desarrollo Asiático e ingeniera ambiental de la Universidad Técnica de Lisboa, opina que "la crisis y la seguridad energéticas son conceptos antinómicos. Por un lado, crisis energética se refiere a la escasez de fuentes de energía destinadas a sostener el desarrollo económico. En términos generales se caracteriza por un incremento del precio del petróleo y el carbón, así como por la limitación del suministro de combustible. En los casos extremos, los consumidores deberán reducir el consumo y la actividad económica se desacelera debido a la falta de energía". Bajo esta concepción, resulta evidente que el diagnóstico de "crisis energética" que los ex secretarios hacen del país es equivocado.

Contrariamente a los postulados neoliberales en materia energética que tanto abundan en la Argentina, la Dra. Portugal-Pereira explica que: "Los principales síntomas de una crisis energética se verifican cuando el sistema de suministro no crece al mismo ritmo que la demanda durante un período prolongado o cuando se enfrenta a un problema inesperado, mientras la demanda se mantiene constante. Esta brecha entre el suministro y la demanda puede ocurrir cuando: (i) la demanda crece rápidamente (debido al crecimiento de la población o a la mejora del nivel de vida); y (ii) el sistema de suministro es afectado por acontecimientos internos o externos (por ejemplo, problemas técnicos, desastres naturales o ataques terroristas) que reducen la capacidad del sistema para generar, transmitir y distribuir la electricidad a los usuarios finales".

"Resulta más que evidente que ninguno de estos síntomas se verifican en la Argentina", explica Bernal, quien además agrega: "la generación aumentó en más de un 50% desde 2003. No tuvimos un solo año en el que la demanda se haya visto afectada por falta de suministro".

Finalmente, Bernal remarca que "además, es sumamente interesa analizar el criterio que la Dra. Portugal-Pereira utiliza a la hora de hablar de seguridad energética de un país: textualmente ella menciona, entre otros, el carácter incluyente, definido como la capacidad de los sistemas de suministrar electricidad al 100% de la población, a un precio asequible. Y esto es justamente lo que ha venido sucediendo en los últimos once años. Claro que para que esto ocurra es el Estado, y no el mercado, el que debe estar a cargo del sistema energético nacional. Y este es el reclamo del grupo de los ocho ex secretarios. Ellos quieren reinstaurar en la Argentina un sistema energético (como económico) dominado por el mercado". No es de extrañar por tanto que nos bombardeen con eso de la crisis energética. ¿Qué piensa de ese diagnóstico la especialista entrevistada? Que la Argentina no se enfrenta a una crisis energética dado que el sector del suministro se está expandiendo a un ritmo mayor que las necesidades de la demanda. Más claro imposible".