ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Alemania enfrentará una nueva suba en el gas a partir de octubre

Autor | Cristina Alejandra Paredes Navarro


Palabras Claves
GNL, Alemania, Rusia, Tarifa, gas, hogares, acceso, costos, reducción, aumentos, consumo, invierno, Union Europea, medidas, guerra, centrales eléctricas, carbón



04-08-2022 | Todavía no se definió el porcentaje final que deberán pagar los hogares alemanes, pero ya se sabe que la cifra será muy superior a lo que están acostumbrados con la llegada del invierno europeo.


Pese a que el valor definitivo no fue determinado aún, el Gobierno alemán reconoce que la imposición de una tasa a los consumidores de gas para distribuir entre los hogares y empresas los mayores costes del combustible supondrán un impacto "de varios cientos de euros", a partir del próximo 1 de octubre y se espera que su aplicación se extienda por un período de tiempo limitado, establecido inicialmente hasta el 30 de septiembre de 2024.



Ante la prensa alemana En declaraciones a los medios, el ministro alemán de Economía y Protección del Clima, Robert Habeck, subrayó que el importe de la nueva tasa del gas aún no se ha determinado de forma definitiva, aunque anticipó que "estará entre 1,5 y 5 céntimos por kilovatio hora", así que cabe esperar que el impacto sea de "varios cientos de euros por hogar".

Desde el Ministerio, dada la tensa situación del mercado del gas, esta medida es necesaria para mantener el suministro de gas durante el próximo invierno, ya que sin este mecanismo para distribuir entre los consumidores los mayores costes del gas, los servicios públicos a lo largo de la cadena de suministro estarían en riesgo.

La agencia alemana de noticias, DW, advirtió que "Los precios de la energía y el gas se han más que duplicado desde finales del año pasado en Alemania. Muchas familias reciben notificaciones desagradables, ya que las empresas están trasladando el aumento de los costos del gas a sus clientes. Más de la mitad de los alemanes usa este combustible para calentar sus viviendas, por lo que numerosos hogares tendrán dificultades para pagarlo.

Quedan unos meses para el invierno, pero inquilinos y propietarios están comenzando a darse cuenta de que es probable que se presenten meses difíciles al carecer de una alternativa a la calefacción a gas"

Los informes no son alentadores para uno de los países con mayor dependencia energética en Europa, pues Alemania tenía una codependencia del suministro que adquiría enviado por Rusia.

Los costos que deben afrontar los alemanes son bastante más onerosos de lo que están acostumbrados en las economías familiares de ese país.

"La empresa de energía Vattenfall está cobrando a los nuevos clientes en Berlín 0,25 € por kilovatio hora, pero la cosa no para ahí. A partir del 1 de octubre, los costos volverán a subir. Los clientes de gas tendrán que pagar una "tasa solidaria" de 0,05 € por kilovatio hora. El dinero tiene como objetivo apoyar a los importadores de gas afectados por los recortes rusos que tienen que comprar gas más caro en otros lugares.

En Alemania, un hogar promedio de cuatro personas en un departamento de 100 metros cuadrados usa alrededor de 18.000 kilovatios hora por año. Por eso, pagaron 1080 € (1099 dólares) el año pasado. A los precios actuales, ese consumo ahora costaría 3.240 €."

Aún no se habla de pobreza energética en Europa, quizá porque acostumbren a ver esa realidad en los países que no son de aquel viejo esquema geopolítico denominado "primer mundo".

La vuelta al Carbón en Alemania

En el repaso de la historia económica de este país, se puede citar esa celebración que hacía Alemania en el año 2015, cuando se despedía del uso del carbón como material energético.

Narraban en el día de gloria los medios: "A finales de 1950, Alemania tenía todavía 153 minas de carbón. Con una producción anual de 125 millones de toneladas, más de 600.000 mineros contribuyeron significativamente a la recuperación de la economía.

A pesar de todo, en el extranjero no faltan los interesados en la técnica alemana, dice Martin Junker, gerente de la operadora de la mina, Mining Solutions RAG, filial del Grupo RAG. Dicha empresa ha vendido en los últimos años casi toda la maquinaria y los sistemas de exploración usados a Turquía, Polonia, República Checa, Rusia y Ucrania"
E incluso, la última instalación minera de carbón, fue convertida en Museo o Centro cultural como atracción turística.



Antigua mina Zollverein, hoy Patrimomio cultural de UNESCO.

En diciembre de 2015, el periodista alemán Klaus Deuse, detallaba respecto de esta explotación minera: "La tecnología alemana para la explotación de minas de carbón sigue siendo muy demandada en el mundo, incluso después de la desaparición de la producción del carbón nacional. El 90% del volumen de negocios del sector de suministro minero alemán, de cuatro mil millones de euros, lo representan la fabricación y venta de máquinas al exterior, dice Paul Rheinländer, presidente de la federación del ramo. Los principales clientes son Australia, China, Rusia y EE.UU" en aquel entonces.

La prensa europea se hizo eco de la decisión que lleva a Alemania para afrontar el consumo energético con vistas al invierno inminente.

"Aunque Alemania se había propuesto reducir al máximo el uso del carbón, ahora vuelve a disponer de las plantas de generación eléctrica a base de este mineral, mientras usa el reducido suministro de gas que proviene de Rusia como reserva de cara al invierno. Berlín empezó su búsqueda de países proveedores de carbón y ve en Colombia una opción, aunque mira con lupa el impacto socio-ambiental que esta decisión pueda generar"

El Ministerio de Economía y el Clima de Alemania había aprobado el pasado 14 de julio un plan que permitía que una planta en Baja Sajonia, en el centro del país, retomara sus operaciones luego de un periodo de pausa.

Como parte de este objetivo, Alemania ya había empezado a apagar sus plantas nucleares más grandes a finales de 2021; pero sin la fuente atómica y sin el carbón, y tan solo recibiendo un 20% de la capacidad del mayor transportador de gas ruso hacia Europa, ahora el país espera no solo disponer nuevamente de este mineral, que se ha catalogado poco amigable con el medio ambiente, sino que el Partido Liberal (FPD) y el canciller Olaf Scholz, han propuesto, además, activar al menos tres plantas nucleares que se encontraban desactivadas.



Bibliografia
https://www.dw.com/es/alemania-se-acerca-el-fin-de-la-industria-del-carb%C3%B3n/a-18928434

https://www.dw.com/es/la-calefacci%C3%B3n-se-convertir%C3%A1-en-un-lujo-en-alemania/a-62664394?fbclid=IwAR3kZvxqwCGcVeSAZKz_zRX82C7-0TcCOEx3vYK7reYcRBWJM93zEfDHbBo

https://www.france24.com/es/programas/econom%C3%ADa/20220801-alemania-reactiva-el-carb%C3%B3n-ante-la-crisis-energ%C3%A9tica-y-mira-a-colombia-como-posible-proveedor