ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Social, Laboral y Territorial

| Artículos de opinión

El uso del carbón en el contexto de la crisis energética mundial

Autor | Cristina Alejandra Paredes Navarro


Palabras Claves
EEUU, Carbón, uso, Energía, yacimientos, Europa, consumo, gas, Rusia, conflicto, bélico, petroléo, electricidad, plantas, generadoras, CO2, Agencia internacional de Energía, Acuerdo de París



05-09-2022 | La realidad de la economía europea en el contexto del conflicto con Rusia y la provisión energética, trajo aparejado una vuelta al uso del carbón como fuente de energía.


Atrás quedan los días dedicados al impecable Acuerdo de París que duró apenas un lustro siendo en la actualidad, el regreso al carbón un modo de cuidar las reservas gasíferas en Europa para afrontar la alta demanda en el invierno de este año.

El carbón, como combustible es el responsable del 44% de las emisiones de CO2 en la atmósfera terrestre.

La Agencia Internacional de Energía confirmó recientemente que el consumo de carbón en el mundo ronda el 60% más que hace 2 décadas atrás.

Es la segunda mayor fuente de energía primaria, luego del petróleo y se mantiene como la mayor parte de la energía eléctrica producida a nivel mundial, basada en el uso de este mineral.



Fuente: AIE

La generación a carbón mundial se ha recuperado con fuerza en 2021, impulsada por el aumento de los precios del gas en los Estados Unidos y Europa y el aumento de la actividad económica en China.

La propia AIE, establece que "Los países que han establecido objetivos para la eliminación gradual de la energía del carbón representan alrededor del 3% de la generación mundial de electricidad.

Las centrales eléctricas de carbón son la mayor fuente de generación de electricidad y la mayor fuente individual de emisiones de CO2 relacionadas con la energía, lo que presenta un gran desafío para los gobiernos que buscan un camino hacia sistemas energéticos con cero emisiones netas mientras mantienen una energía segura y asequible. Desde que se firmó el acuerdo de París, 21 países se comprometieron a eliminar la generación a carbón de sus sectores eléctricos, muchos de ellos para 2030. Estos 21 países representaron el 3,2 % de la generación de electricidad mundial en 2020, o el 1 % de las emisiones totales de CO2. El desglose geográfico del consumo mundial de carbón muestra que el futuro del carbón se determinará en gran medida en las principales economías de Asia, donde la demanda de electricidad sigue creciendo en muchos casos y no se han establecido objetivos para la eliminación del carbón"



En tanto, para la U.S Energy Information Administration, los propietarios de plantas generadoras de carbón buscan una mayor flexibilidad de combustible.

Y destacan en un informe publicado el pasado 25 de agosto que: "la cantidad de energía eléctrica producida a partir del carbón ha estado disminuyendo" esto en un ritmo constante según explica la entidad gubernamental.

Asimismo, reconocen que " EEUU en lo que a generación de carbón refiere ha estado disminuyendo constantemente en los Estados Unidos en los últimos 10 años, cayendo a un mínimo de 46 años de 773,393 gigavatios hora (GWh) en 2020.

"Aunque la generación de carbón en Estados Unidos aumentó un 16% a 898,679 GWh en 2021, pronosticamos un alejamiento continuo del carbón. Para ser más competitivas en el mercado de la energía eléctrica, algunas plantas de carbón están agregando la generación a gas natural a su capacidad de carbón (una planta flexible de combustible)" sostiene el informe de EIA.

"La disminución en la generación de carbón en los Estados Unidos ha sido principalmente el resultado de que las plantas de carbón se volvieron antieconómicas en comparación con otras fuentes de combustible para la energía eléctrica. Esta pérdida de competitividad ha provocado que casi un tercio de la flota de carbón de Estados Unidos se retire desde 2008, dejando unos 205.000 megavatios (MW) en funcionamiento a partir de junio de 2022" explicaron.
"Algunos propietarios de centrales eléctricas de carbón han tomado medidas para hacer que sus plantas sean más competitivas en lugar de cerrarlas permanentemente, incluida la flexibilización del combustible de sus plantas. Agregar esta flexibilidad ha permitido a las plantas responder mejor a las condiciones del mercado quemando el combustible que es más económico en ese momento.
Identificamos 13 plantas térmicas estadounidenses que se convirtieron en combustible flexible en los últimos cinco años. Ocho plantas se encuentran en el sureste de los Estados Unidos, principalmente en Florida y las Carolinas. Arizona, Louisiana, Pensilvania, Missouri y Oklahoma tienen una planta cada uno. Las 13 plantas tienen una capacidad total de generación de 16.522 MW" detalla lo publicado por esta entidad desde EEUU.
Consecuentemente, sostienen que "Aunque la flexibilidad para usar carbón y gas natural puede ayudar a estas centrales eléctricas a extender sus operaciones, las presiones competitivas en el mercado permanecen porque el costo de ser flexible en combustible sigue siendo sustancial"



Bibliografia
https://www.lavanguardia.com/economia/20201214/6118227/consumo-mundial-carbon-aumentado-60-2000.html

https://www.lavanguardia.com/natural/20151212/30761478289/acuerdo-cumbre-clima-paris.html
https://energiaadebate.com/subsidios-a-combustibles-fosiles-aumentaron-a-697-mil-mdd-en-2021/

https://www.oetec.org/nota.php?id=4657&area=20
U.S. Energy Information Administration - EIA - Estadísticas y análisis independientes

https://www.iea.org/fuels-and-technologies/coal